Jerez

El gobierno azuza las licitaciones

  • Se encomienda a los 10 millones en inversiones del presupuesto para mostrar gestión

  • Tras el reasfaltado del circuito y la plaza Belén, contratará en breve la peatonalización de las Angustias

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y el delegado de Economía, Santiago Galván, el pasado jueves en el circuito de velocidad La alcaldesa, Mamen Sánchez, y el delegado de Economía, Santiago Galván, el pasado jueves en el circuito de velocidad

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y el delegado de Economía, Santiago Galván, el pasado jueves en el circuito de velocidad / miguel ángel gonzález

El gobierno municipal afronta el último cuatrimestre del año con optimismo. La entrada en vigor del presupuesto, no sin dificultad tras casi dos meses de pelea con el Ministerio de Hacienda, le ha permitido que en este verano haya podido empezar a vender públicamente la ejecución de inversiones gracias a un crecimiento exponencial de las licitaciones. El reasfaltado del circuito, las obras en la plaza Belén o el inicio del proceso de adquisición de nuevos autobuses urbanos han permitido sacar pecho a un ejecutivo que necesitaba de buenas noticias tras una primera mitad del mandato con demasiadas promesas y escasas realidades.

En declaraciones a este periódico, la alcaldesa, Mamen Sánchez, señala que en este otoño se empezará a "ver el trabajo de muchos meses". "Tenemos cinco meses para ejecutar el presupuesto por lo que nos toca acelerar y programar las siguientes actuaciones para 2018", añade. Un hecho fundamental ha sido la aprobación del presupuesto municipal, que tiene la mayor capacidad inversora desde 2011 -se han previsto unos 10 millones de euros en este ejercicio-. Buena culpa de ello ha tenido, y la seguirá teniendo en sucesivos años, la concesión al Ayuntamiento de la Edusi, una bolsa de fondos europeos que este año le permitirá, por ejemplo, adquirir 12 autobuses urbanos, renovar parte del alumbrado público con luminarias de bajo consumo o peatonalizar la plaza de las Angustias, entre otras actuaciones.

Hacer partícipe a la oposición de la ejecución del presupuesto, uno de los retos pendientes

En los últimos días, la regidora se ha podido fotografiar junto a una máquina que ha empezado a limpiar el solar abandonado de la plaza Belén -en ella se hará un gran espacio público que servirá de entrada al Museo del Flamenco de Andalucía que se proyecta en el Zoco de Artesanía y sus aledaños- y pasear en un 'buggy golf' sobre el nuevo asfalto del circuito de velocidad. Mientras, aún habrá que esperar a la instantánea junto a los nuevos autobuses urbanos puesto que estos no estarán disponibles, si no hay contratiempos, hasta el próximo verano, pero, al menos, el ejecutivo ya puede presumir que tiene dos licitaciones abiertas para modernizar la flota de vehículos, uno de 'renting' promovido por la empresa municipal Comujesa y otro de compra de vehículos que irá por cuenta del Ayuntamiento.

Las inversiones no quedan ahí. También está en licitación la sustitución de unos 3.000 puntos de luz en distintos puntos de la ciudad y en cuestión de pocas semanas se iniciará la contratación de otro de los proyectos 'estrella' de este otoño, las obra de peatonalización de la plaza de las Angustias, ambas financiadas con fondos europeos. Tampoco se puede olvidar que ya se ha dado vía libre a una partida de 500.000 euros para reasfaltar calles -la 'marea negra' tal y como le gusta denominarla al colectivo político, aunque la cuantía procederá de una transferencia de Diputación- o la batería de mejoras en centros educativos recientemente aprobada. En definitiva, son unos 10,7 millones de inversión que le sirven a la alcaldesa para afirmar que se sienten "satisfechos" de haber podido sacar adelante un presupuesto municipal.

No en vano, el documento salió adelante con el único voto en contra del PP. Por este motivo, el ejecutivo atraviesa un periodo 'valle' en su relación con sus socios de investidura y con Ciudadanos, que se ha convertido también en otro compañero de viaje en los últimos meses. Ahora bien, Sánchez reconoce que uno de los retos de los próximos meses es mantener la relación "colaborativa" con Ganemos, IU y Ciudadanos. Por delante, queda la tarea de que se hagan realidad los acuerdos alcanzados para sacar adelante el presupuesto municipal y, de paso, allane el inicio de una nueva negociación para sacar lo antes posible las previsiones contables del próximo año, que se pretende que no tenga tantas dificultades como la de este ejercicio. "No podemos olvidar que tenemos que hacerlos partícipes de la ejecución del presupuesto, promoviendo sus aportaciones y ajustándolas al plan de ajuste", señala.

En este contexto, el gobierno no esconde que le está favoreciendo algo de viento a favor. La mejora relativa de los ingresos municipales y la llegada de fondos europeos han permitido unos presupuestos y, por ende, unas inversiones más alegres que las de años precedentes. A ello se han unido algunas magnitudes económicas positivas como la rebaja de la deuda municipal o el cierre de un ejercicio económico en el Ayuntamiento cumpliendo el objetivo de estabilidad presupuestaria (los ingresos corrientes han sido superiores a los gastos). Ahora bien, el ejecutivo sigue teniendo en su debe que no pone freno a la deuda con los proveedores municipales y no se ha dado solución a la excesiva lentitud burocrática, que se refleja especialmente en las licencias urbanísticas. Y aún tiene que resolver un problema de calado como es la problemática surgida entre negocios y residentes en algunos enclaves del centro por las molestias de los ruidos de negocios nocturnos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios