ERE en el Ayuntamiento de Jerez en 2012 El gobierno incide en el informe que cuestiona la contratación de una consultora

  • El delegado de Economía pide que “se llegue hasta el final” de la investigación sobre posibles irregularidades en la adjudicación

  • Santiago Galván niega que haya informes jurídicos contradictorios

El delegado de Economía, Santiago Galván, durante un pleno municipal.

El delegado de Economía, Santiago Galván, durante un pleno municipal. / Vanesa Lobo

El delegado de Economía, Santiago Galván, ha pedido que “se llegue hasta el final” en la investigación sobre el procedimiento de contratación de la consultora Deloitte en 2015 para llevar la defensa del Ayuntamiento en las demandas presentadas por los afectados del ERE municipal en 2015. Este asunto se abordó en una reunión de la comisión especial de auditoría y transparencia del Ayuntamiento del pasado lunes y volverá a verse el próximo martes.

El edil dio por buenas las conclusiones del segundo informe encargado a un bufete de abogados sobre la legalidad del procedimiento. En este sentido, Galván señaló: “No hubo transparencia ni publicidad”, en la misma línea de lo apuntado por el presidente de la comisión, el concejal de Ganemos Jerez Santiago Sánchez el pasado martes.

Sobre la mesa hay tres informes, el primero elaborado por el bufete Martínez Escribano que da por bueno el proceso de contratación. Semanas después, el interventor municipal, Juan Raya, elaboró otro concluyendo que el procedimiento no había cumplido con la Ley de Contratos Públicos y que el anterior análisis tenía una serie de carencias. Ante esto se encargó un tercer informe al bufete Sanguino Abogados quien incidió en lo ya expresado por la Intervención Municipal.

Ahora bien, el delegado de Economía considera que “no hay informes contradictorios”. “El primer informe hace referencia al expediente del procedimiento global; luego entra en profundidad el interventor y finalmente lo aclara el segundo informe”, comentó.

Asimismo, aseguró que la elaboración de estos informes no han supuesto coste extra para el Ayuntamiento ya que están incluidos dentro del contrato que el Ayuntamiento mantiene con estos dos bufetes de abogados afincados en Sevilla. Uno de ellos, el de Martínez Escribano, tiene encomendado el asesoramiento jurídico de la gestión de los recursos humanos. Mientras, Sanguino Abogados lleva la defensa y representación jurídica del Consistorio.

El contrato que está siendo analizado es uno realizado a principios de 2015 por el anterior gobierno del PP para llevar la defensa jurídica del Ayuntamiento en los procedimientos individuales presentados por los afectados por el ERE municipal en el Juzgado de lo Social. El importe fue de 121.000 euros.

Los informes de Sanguino Abogados y del interventor municipal cuestionan el procedimiento consideran que no estaba justificado que se eligiera a Deloitte para este trabajo a pesar de que fue la firma que planificó el expediente y lo defendió en la demanda por el despido colectivo tanto en el TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) como en el Supremo. En cambio, Martínez Escribano avala la contratación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios