Jerez

El gobierno alerta de una situación caótica por la huelga de basura

  • Recurre por la vía judicial los servicios mínimos fijados por la Junta al considerarlos insuficientes · Defiende que hay márgenes salariales para negociar sin tener que llegar a despidos y evitar así los paros

Comentarios 15

El gobierno municipal advirtió ayer que con los servicios mínimos que ha fijado la Junta para la huelga indefinida de recogida de basura y limpieza viaria que empieza mañana, en las zonas más pobladas de Jerez "se llegará a una situación de colapso en tres días". El portavoz del gobierno local, Antonio Saldaña, acompañado por la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado, dijo que así se lo ha comunicado la propia empresa Urbaser al Ayuntamiento y sirvió de argumento para que Saldaña arremetiese duramente contra la Junta por fijar unos mínimos que, en su opinión, suponen "una agresión a Jerez y a los jerezanos", además de recriminar a la Administración autonómica que juegue con los intereses de la ciudad por razones meramente políticas.

Con el reciente precedente de la huelga de limpieza en los colegios, cuyos servicios mínimos enfrentaron a las dos Administraciones, el Ayuntamiento ha decidido recurrir directamente a la vía judicial, mediante recurso contencioso-administrativo, para que se incrementen los servicios mínimos fijados por la Junta - del 10% en la recogida de basura y del 20%, en días alternos, para la limpieza viaria- a fin de que puedan decretarse medidas cautelares que garanticen unos servicios mínimos acordes con los perjuicios ocasionados por una huelga de esas características. Saldaña alertó de la gravedad de la situación, como consecuencia de unos mínimos que consideró totalmente insuficientes.

El portavoz municipal defendió que el gobierno tiene la obligación de velar por que los ciudadanos disfruten de un servicio de limpieza viaria y recogida de basura acorde con las necesidades de la ciudad, de calidad y a un precio justo. Recordó que el Plan de Ajuste presentado por el gobierno del PP obliga a una reducción presupuestaria del 20 por ciento si se quiere garantizar la sostenibilidad de los servicios públicos, y "de hecho esta reducción en el coste ya se ha hecho en otros servicios". Además se mostró convencido de que en el caso de la concesionaria Urbaser, que ha anunciado un ERE que afectaría a 125 trabajadores como consecuencia de ese recorte, se dan circunstancias para que ese ajuste se produzca sin necesidad de poner en marcha medidas traumáticas que signifiquen pérdida de empleo, motivo que ha llevado a los trabajadores a la huelga. Saldaña sostuvo que existen elementos para llegar a un acuerdo entre las dos partes. "La empresa tiene la obligación de poner los medios para optimizar la prestación del servicio y los trabajadores tienen su convenio colectivo para que el ajuste se haga de una forma equilibrada". Y a continuación dejó claro dónde están los márgenes de negociación entre empresa y trabajadores para evitar despidos: los salarios, ya que, según aseguró, el coste de un peón de Urbaser es un 23% superior al de un trabajador de similar categoría en el Ayuntamiento y ese mismo peón tiene un 34% más de salario que en Madrid.

Respecto a los servicios mínimos decretados por la Junta, Saldaña mantuvo que en situaciones similares lo habitual es que los mínimos no estén por debajo del 25%. Incluso dijo que hay sentencias del Tribunal Supremo que fijan los mínimos entre el 30 y el 40 %. "En Jerez, sin embargo, están muy por debajo. Frente al 10% que pedían los trabajadores y el 70%, que proponía la empresa, la Junta ha optado por el porcentaje más bajo, lo que impedirá que haya unas condiciones mínimos de salubridad durante la huelga".

Tras la experiencia de la reciente huelga de limpieza en los colegios, el portavoz municipal pidió a la Junta que actúe con rapidez y rectifique antes de que se llegue a una situación caótica o incluso antes de que comience la huelga. "La Junta ya tuvo que rectificar en el conflicto de los colegios y no entendemos por qué ahora vuelve a hacer lo mismo".

Por último, envió un mensaje de tranquilidad a la población y manifestó que "el gobierno está trabajando para impedir que la Junta, por intereses partidistas, castigue a Jerez y a los jerezanos" e insistió en que "pelearemos para garantizar que haya unas condiciones de salubridad en la ciudad, aunque la llave la tiene la Junta no el Ayuntamiento".

La delegada de Medio Ambiente también hizo un llamamiento a los jerezanos para que mientras dure la huelga se evite depositar en la medida de lo posible enseres y muebles junto a los contenedores, "ya que con estos servicios mínimos poco se va a poder hacer de esta recogida". Destacó que se priorizarán los mercados, centros de salud, colegios y las zonas más céntricas donde se concentra buena parte de la hostelería y pidió paciencia y disculpas a los ciudadanos, al tiempo o que abogó por que empresa y trabajadores lleguen a un acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios