rosario lazo montoya 'la reina gitana'. pianista flamenca

"He grabado el disco que quería y eso es lo más importante"

  • La jerezana lanza al mercado 'Muchelumbre', un trabajo discográfico en el que plasma su amplia trayectoria a través de diez composiciones

Rosario Lazo Montoya 'La Reina Gitana' (Jerez, 1974) acaba de hacer realidad uno de sus grandes sueños, su primer disco, un trabajo que ha desarrollado durante varios años y en el que de alguna manera han participado nombres como el periodista Jesús Quintero, la fotógrafa María Higuero, el productor Paco Ortega y toda esa serie de músicos que durante años han formado parte de su particular 'guardia pretoriana'. 'Muchelumbre' es el colofón de una carrera intensa, cargada de dificultades y vaivenes pero que ahora, aflora con el mismo entusiasmo y vitalidad de su creadora.

-Ya tenía ganas de ver su disco en la calle....

Sé que he tardado mucho tiempo, pero prefiero estar orgullosa, como estoy, y no haberme arrepentido"Lo de El Torta es un regalo de Dios, pero también me alegro de contar con El Carbonero y Manuel Malena"Soy una persona de inspiración por eso en el estudio necesitaba encontrarme, si no era imposible"

-Sí, ha sido un trabajo muy intenso y largo. Empecé a grabar hace casi cinco años, y cuando ya teníamos todo, hemos tardado en encontrar una discográfica que apostara seriamente por el disco. Afortunadamente, apareció Paco Ortega, y ha sido él quien lo ha lanzado con su sello discográfico.

-O sea que usted tenía claro que grabar por grabar como que no...

-Sí, eso seguro. Siempre he tenido claro que cuando lo terminase tenía que estar orgullosa de él, como así ha sido. Quizás tardar cinco años también es mucho, pero bueno, estoy contenta. Prefiero eso que hacer una cosa de la que luego me arrepienta, porque los discos quedan para la historia. A la vista está que he intentado cuidar todos los detalles, desde la fotografía, la música o la masterización porque quien lo ha masterizado ha grabado ahora un grammy latino.

-Con tanto tiempo, ¿llegó a pensar en dejarlo?

-Sinceramente no. He tenido mucha paciencia, quizás porque siempre lo he tenido claro. Yo soy pianista de inspiración y necesitaba encontrar mi momento, más si cabe si una tiene que grabar en algo tan frío como un estudio. Por eso me hice mi propio estudio en mi casa y he tenido el apoyo de mi marido Alejandro. Él me conoce bien y sabe perfectamente cómo soy. Cuando veía que no tenía el día decía: 'hoy nada', y lo dejábamos para otra ocasión. Así ha sido el proceso, me he tomado las cosas con mucha calma, y creo que el disco ha llegado cuando tenía que llegar.

-¿Qué ha sido lo más complicado, encontrar el momento?

-Puede que sí. No todo el mundo tiene la paciencia que he tenido yo. Yo soy una persona de fe y creo que éste era el momento.

-Quien escuche el trabajo, ¿podrá conocer a La Reina Gitana?

-Yo creo que sí. Está representado todo lo que soy, como persona y como artista. Además, son todas composiciones mías.

-Veo que entre los artistas que han colaborado aparece Juan Moneo 'El Torta'...

-Sí, hay sólo tres colaboraciones, Manuel Malena, Manuel Lozano 'El Carbonero' y El Torta. Manuel Malena me ha hecho una malagueña en un tema que he dedicado a mi tío Domingo Montoya Vargas, porque fue él quien me apuntó al conservatorio, y tenía una voz parecida, igual de ronca. Luego, El Carbonero es para mí un maestro y tenía claro que tenía que estar, porque además es una persona a la que admiro. Y el tercero es El Torta, cuya participación, como dice El Carbonero, es un regalo de Dios. Fue lo último que grabó Juan y fue en mi estudio.

-¿Y cómo convenció a Juan Moneo para grabar?

-Pues mira, eso fue una idea de Jesús Quintero, que quería que yo le tocara en una de las actuaciones que había programado en su teatro. Estuvimos en mi casa estudiando, pero aquel ensayo ha quedado para la eternidad porque para mí Juan era mágico. Almudena, su mujer, me ha dicho siempre que él lo que quería, era grabar con un piano y mira, ha cumplido su misión como artista porque grabó con el piano.

-¿Hay un antes y un después en su carrera con el disco?

-El disco es para una artista la carta de presentación, por eso sí que hay un punto de inflexión. Además, con este trabajo brindo todos los estudios musicales que tengo porque aparte de componer, he sido jefa de producción y he sido yo la que ha decidido dónde iba cada arreglo. El disco se ha grabado como yo quería, y eso es lo más importante.

-¿Y por qué ese título de 'Muchelumbre'?

-Bueno, también tiene su historia. Resulta que no encontrábamos un título y un día María Higuero, que ha hecho un trabajo fotográfico extraordinario porque capta el alma, llamó a un amigo suyo, Juanma Torreira, que es escritor y músico. Él escuchó el disco y nos dijo que no encontraba palabras para definirlo, por eso decidimos inventárnosla. Me lo propuso, me gustó y así ha quedado.

-¿Le gusta que le denominen pianista flamenca o prefiere otro calificativo?

-Evidentemente, soy músico, pero me considero concertista de piano flamenco porque es mi especialidad. Tengo la carrera clásica y soy pianista, porque además he tocado de todo, ópera, zarzuela...pero si me tienen que definir me gusta lo de pianista flamenca.

-Centrándonos en el contenido musical, 'Muchelumbre' se compone de diez temas. Háblenos de ellos...

-Bueno, son temas propios que he ido componiendo durante mi carrera. Los tres primeros 'A mi mare', 'Mis cinco sentidos' y 'Quebrantos' los hice hace mucho tiempo, luego 'Dame tumbona' fue el primer single, y el resto son composiciones nuevas: 'Mis Dukelas', 'Dulce melodía', que es la descripción de mi parto, 'Rosario del Alba', el Ensayo con Juan Moneo y 'Temperamento' que es una especie de autorretrato musical.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios