Jerez

"Nos gustaría llegar a carrera oficial con más patrimonio"

  • Ramón Villén, hermano mayor de Salvación, vive su sexto año en el cargo

Nazareno de la Salvación portando la cruz de guía de su hermandad. Nazareno de la Salvación portando la cruz de guía de su hermandad.

Nazareno de la Salvación portando la cruz de guía de su hermandad. / miguel Ángel González

La joven hermandad de la Salvación continúa creciendo con paso firme en su barrio de las Torres, el cual "nos costó asentarnos en un primer momento pero en el que finalmente hemos conseguido encajar a la perfección", cuenta Ramón Villén, hermano mayor de la Salvación, reelegido en su cargo la pasada semana. Villén afronta su sexto año como hermano mayor de la hermandad con mucha ilusión "tras vivir la cofradía desde sus inicios. Estos años se ha tenido que trabajar mucho y también te encuentras muchas trabas, pero las alegrías posteriores suplen todo lo demás".

Tras la entrada de La Sed y San Rafael en carrera oficial, el Sábado de Pasión va quedando despoblado poco a poco, aunque Villén dice que "nos gustaría llegar a carrera oficial con un mayor patrimonio y cuando estemos más asentados aún en el barrio. Aun así, esperaremos a que nuestro Director Espiritual nos indique que estamos preparados. Lo cierto es que hasta hoy no se ha planteado en la hermandad este tema, no es algo que nos corra prisa ahora mismo", asegura. Eso sí, "a los hermanos de Salvación les gustaría ver a su cofradía el Viernes Santo".

"Para la próxima Semana Santa 2019 esperamos concluir el conjunto escultórico"

Centrándose en un tiempo más cercano, en la hermandad ya barajan los proyectos para la próxima Semana Santa 2019. "Seguramente la hermandad concluirá las dos imágenes -Pilatos y Caifás- que restan del grupo escultórico, además de continuar aumentando el patrimonio a través de los enseres. Unos enseres que, a diferencia de otras hermandades de la ciudad, son de cobre. Algo insólito en Jerez que "nos viene desde nuestra etapa de formación, antes de ser hermandad". La apuesta por este estilo es tal que el hermano mayor de la cofradía adelanta a este medio que el palio de María Santísima de las Bienaventuranzas "será de cobre y blanco. Lo tenemos clarísimo ya", confiesa Villén.

Aunque la cofradía trabaja cada año por aumentar su patrimonio material, Ramón no se olvida de lo más importante: el patrimonio humano. "Luchamos cada año para aumentar nuestros hermanos y nazarenos, son fundamentales en la hermandad", explica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios