A rienda suelta

A gusto de todos

 El  Gran Premio de España deja dinero a espuertas en Jerez y su zona de influencia, en particular en las poblaciones costeras cercanas que tienen una gran bolsa de viviendas de alquiler y que son los grandes beneficiarios colaterales, eso sí, sin despeinarse, pues no sufren merma alguna en sus arcas para garantizar la continuidad de la cita. Se estima que el Mundial deja a su paso por Jerez unos 45 millones de euros, una gran tarta que da para muchas raciones, aunque siempre se quiera más. Tras años oscuros en los que los moteros dieron la espalda a Jerez tras servir de conejillo de indias a los políticos de turno, y no sólo los locales, la ciudad recupera poco a poco su sitio como catedral del motociclismo, y todos tan contentos porque, tal y como está el patio, es mucho el dinero que hay en juego. Y los que aún cuestionan los beneficios del evento o anteponen sus molesti

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios