Jerez

La hostelería sufre en julio una caída de negocio de más del 10%

  • El tiempo fresco y que la costa no se haya llenado de turistas, factores determinantes

El mes de julio no está respondiendo a las expectativas que se hizo el gremio local y provincial de hosteleros. Está siendo un mal mes para bares y restaurantes. Según destacó a este medio Faustino Rodríguez, uno de los representantes de la patronal sectorial Horeca en Jerez, "las ventas han podido caer entre un 10 y un 15% respecto al mes de julio del año pasado".

A la hora de buscar explicaciones para este "bajón" hay que mirar directamente a la climatología, un tiempo marcado de forma clara por el viento de poniente que si bien ha dejado noches frescas en la comarca de Jerez ha provocado que permanecer en las terrazas de la costa haya sido tarea imposible, apuntó a este medio el presidente de la patronal Horeca, Antonio de María Ceballos.

"La ocupación de los hoteles en la provincia -apuntó Antonio de María- está siendo muy similar a la del año pasado pero el consumo en los negocios ha experimentado una sensible caída por las referidas circunstancias (el clima fresco)".

De muy similar opinión es Faustino Rodríguez, propietario de uno de los negocios emblemáticos del centro de Jerez, el 'Bar Juanito'. De forma contundente señala que "lo que se ha dejado de ganar al mediodía no se ha recuperado por las noches", lo que ha conllevado la referida bajada de ventas.

Como diría un castizo, está siendo un verano "muy de tintos y ensaladillas y de poco plato, mantel y cubiertos".

Jerez, como es sabido, depende en buena parte para su verano turístico de lo que haga la costa. Cuando ésta se encuentra abarrotada es cuando los hoteles de la ciudad comienzan a llenarse. Es entonces cuando la población flotante de la ciudad se equilibra (pues no son pocas las personas que veranean fuera) y el negocio en bares y restaurantes se incrementa. El pasado mes de julio no llegó a saldarse con un lleno en la costa (aunque se acercó) lo que provocó que el flujo de turistas a Jerez fuera más bien escaso. El temporal de poniente ha dejado un verano muy alejado de las olas de calor de años anteriores pero también ha apartado al público de las terrazas.

En la actualidad, y es bien sabido por los jerezanos, encontrar bares abiertos por las tardes de los fines de semana es una labor casi imposible en Jerez. Los propietarios prefieren cerrar ante la escasez de clientes y, de esta forma, no asumir los costes que se derivan de mantener abierto el negocio.

Durante las noches de verano, buena parte del ambiente 'terracero' de la ciudad se concentra en la plaza Plateros, cuyos bares sí que está experimentando resultados más positivos que los de un año atrás. Javier Sánchez Mellado, propietario de conocidas cervecerías de la ciudad, aporta un dato realmente llamativo. No tiene queja alguna de la marcha de su negocio -'El Gorila'- en la referida zona de Plateros, lugar de moda sin duda, pero lamenta que en la calle Larga, la principal arteria comercial de la ciudad (nunca está de más recordarlo) no sea exactamente igual. Ciertamente, esta calle-icono del comercio local vive sus peores horas y sería conveniente que se analizara el motivo. Quizás fuera hora de hacerla más acogedora para el jerezano y el visitante en las horas del mediodía, donde el impacto del sol ha llegado a erigirse en factor que echa atrás a los clientes. ¿Recuperar el proyecto de los toldos? Quizás fuera una buena opción.

Javier Muñoz, propietario del conocido y celebrado restaurante 'La Carboná', considera ajustados a la realidad los datos que aporta este periódico. Pese a haber estado cerrado durante el mes de julio este empresario reconoce que "el latido de los restaurantes durante este mes ha sido lento. No ha habido mucho negocio que digamos".

Que un turista abandone una zona de costa para viajar tierra adentro es casi impensable. "La fórmula pasa -dice Muñoz- porque se difundan más las excelencias de la segunda línea. Hay comunicaciones extraordinarias. La playa está cerca. Apenas unos minutos en coche. Las comodidades que ofrece Jerez al visitante son enormes. Hay calidad y, también, tranquilidad, alejados del ajetreo de la primera línea", apuntó a este medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios