Jerez

El interventor vuelve a alertar de los incumplimientos del plan de ajuste

  • Recuerda que siguen sin alcanzarse los niveles de ahorro

  • El gobierno local alega que podría compensarlo reestructurando la deuda con el Estado y con más inspecciones fiscales

La alcaldesa conversa con el interventor municipal en presencia de la primera teniente de alcaldesa en un pleno. La alcaldesa conversa con el interventor municipal en presencia de la primera teniente de alcaldesa en un pleno.

La alcaldesa conversa con el interventor municipal en presencia de la primera teniente de alcaldesa en un pleno. / manuel aranda

Comentarios 4

El Ayuntamiento jerezano sigue sin cumplir con su plan de ajuste. Una vez más lo advierte la Intervención Municipal en el informe de seguimiento que realiza cada trimestre sobre el paquete de medidas que buscan aumentar los ingresos y reducir los gastos de la hacienda local. Aunque se han realizado avances, no se están alcanzando los niveles de ahorro comprometidos con el Ministerio de Hacienda ya que buena parte de las medidas anunciadas o no se han puesto en marcha o no han alcanzado los resultados estimados. Ahora bien, el delegado de Economía, Santiago Galván, restó importancia a este hecho señalando que, aunque el plan de ajuste incluye una serie de "intenciones", la hacienda municipal va por la buena senda escudándose en las "liquidaciones presupuestarias", concretamente en la última conocida, la de 2017, que "ha sido muy positiva" -el resultado presupuestario ajustado fue de 23,7 millones-.

La Intervención Municipal señala en su último informe, correspondiente al primer trimestre de este año, que el Ayuntamiento debe "mejorar en el seguimiento de las medidas del plan y el control de su cumplimiento y ejecución". No en vano, esta advertencia también la ha realizado la Tesorería Municipal en sus últimos informes.

En el apartado de ingresos, por ejemplo, se apunta que no se han suprimido las bonificaciones fiscales de algunos impuestos. El Ayuntamiento está obligado por ley a eliminar las que se aplican al IBI, la plusvalía y el impuesto de construcciones (ICIO) pero se ha dado la paradoja en este mandato que no ha podido hacerlo al no contar con la mayoría del pleno. De hecho solo ha podido sacar adelante la correspondiente al tributo por la actividad urbanística que ha empezado a aplicarse en este ejercicio. Tampoco se ha puesto en marcha una medida para imponer sanciones en materia de circulación con cámaras en los semáforos ni se ha trabajado en una "reordenación competencial" para ajustar el coste de los servicios municipales a los ingresos que generan.

Mientras, en el apartado de gastos, el gobierno local ha centrado su esfuerzo en reducir los gastos de personal limitando el pago de complementos salariales a la plantilla -el pasado año el ahorro fue de unos cuatro millones, según la Intervención Municipal- y en amortizar puestos de trabajo por jubilación y bajas.

El ejecutivo también planteó rebajar gastos mediante la "internalización" de contratos pero en este primer trimestre del año, según el interventor, se ha producido lo contrario, aunque el desfase es de apenas 5.000 euros. Ahora bien, durante el paso año sí se consiguieron unos ahorros de 827.000 euros por la remunicipalización de algunos servicios como la ayuda a domicilio o el mantenimiento del alumbrado público -ambos son prestados en la actualidad por la empresa municipal Comujesa-. Sin embargo, no se han obtenido resultados por el compromiso de revisar y unificar algunos contratos y está pendiente de ejecutarse la implantación de luminarias de bajo consumo en el alumbrado público para reducir el gasto eléctrico.

Preguntado por este informe, el delegado de Economía aseguró que se sigue trabajando en aplicar políticas para alcanzar los niveles de ahorro comprometidos siguiendo la línea de no ser "medidas traumáticas" y de "no subir los impuestos". Para ello, comentó que se trabaja en reordenar la deuda con el Estado y en seguir luchando contra los "fraudes a la administración".

Así, mencionó nuevamente que se quiere volver a plantear al Ministerio de Hacienda que el adeudo que el Ayuntamiento arrastra con la Tesorería de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria por las cargas sociales de la plantilla -el débito ronda los 100 millones- pueda devolverse mediante un préstamo en las mismas condiciones de los suscritos en los últimos años para el pago de facturas a proveedores. Según Galván, el ahorro que generaría esta medida con la reducción de intereses, que "llevábamos tres años reclamando al Gobierno de Rajoy", podría alcanzar los "26 millones de euros".

Por otro lado, hizo mención de ahondar en la línea de "buscar fraudes a la administración" ejemplificándolo en un convenio que se suscribirá en breve con la Diputación Provincial para que se haga cargo de la gestión de las infracciones administrativas ante la carencia de funcionarios en el Ayuntamiento jerezano para cumplimentar estos trámites. El ejecutivo entiende que esta medida, que aún no está incluida en el plan de ajuste pero que podría suplir algunas de las pendientes de poner en marcha, podría conllevar un incremento de la recaudación. Sí se está aplicando un plan de inspección para detectar fraudes en la declaración del IAE (Impuesto de Actividades Económicas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios