Jerez

La intoxicación por monóxido, principal hipótesis de las muertes

  • La investigación de la Policía Nacional trabaja en esa premisa de acuerdo a las primeras evaluaciones forenses La cuñada que cuidaba a los niños es localizada y presta declaración

La investigación policial iniciada para determinar las causas del fallecimiento de los dos niños que murieron el pasado jueves por la noche en la calle Huesca de Algeciras trabaja con la hipótesis principal de que el suceso se debió a una intoxicación por monóxido de carbono como consecuencia de una mala combustión de una caldera de gas. La premisa se basa en las primeras evaluaciones forenses de los cadáveres de los dos hermanos, una niña de 2 años y un niño de 4 de origen marroquí.

Los cuerpos de los pequeños pasaron la noche en el tanatorio y por la mañana fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense de Cádiz para la realización de la autopsia.

El jueves por la noche, con los cadáveres aún en el domicilio de La Bajadilla, se observó que los niños presentaban signos de haber vomitado. Es una reacción que se ajusta a una posible intoxicación por monóxido de carbono. Por su parte, se espera que el dictamen definitivo de la autopsia pueda concretar con precisión el motivo de los fallecimientos. El primer examen, de acuerdo también a las evidencias físicas que presentan los pequeños, igualmente apunta a la inhalación de gases.

Es por estas circunstancias por lo que la investigación de la Policía ha situado la intoxicación por monóxido de carbono como hipótesis de partida. A esta causa incluso se refirió ayer Carmen Crespo, delegada del Gobierno en Andalucía, preguntada por la cuestión.

Asimismo, el trabajo de esclarecimiento de los hechos tiene en cuenta otra circunstancia. Aproximadamente una hora antes de que sobrevinieran las muertes, la madre de los niños y su cuñada, que se había quedado al cuidado de los críos, charlaron y la mujer que custodiaba a los menores informó a la progenitora de que se disponía a dar un baño a los pequeños.

El monóxido de carbono, un gas sin olor ni color, se genera a partir de una mala combustión. El gas ingresa en el organismo a través de los pulmones y desde allí, captado por la hemoglobina de la sangre y ocupando el lugar que le correspondería al oxígeno, llega a todos los órganos y tejidos. Los niños pequeños son especialmente vulnerables.

La madre halló a sus hijos solos al volver del trabajo. Una testigo contó ayer a este diario que fue una de las personas que entró en la casa después de que la madre saliera a la calle pidiendo auxilio. Según narró, el niño estaba sentado en una silla apoyado en una mesa y la niña, en el sofá. La pequeña yacía cadáver y el crío tenía un hálito de vida, pero fue imposible poder recuperarlo.

La hipótesis de la intoxicación por monóxido se abrió ayer paso. El pasado jueves por la noche las circunstancias que rodearon a las muertes no estaban claras. El hecho de que la cuñada no estuviera en la casa y no apareciera en las horas posteriores contribuyó a la confusión.

La investigación policial considera que la mujer que estaba al cuidado de los niños estaba en otra parte del domicilio, en su segunda planta, cuando ocurrieron los hechos. Y que, al comprobar lo que había pasado, huyó asustada.La cuñada estaba escondida en La Perlita y la Policía Nacional la localizó por la mañana. Fue trasladada a la comisaría a prestar declaración en busca de que arrojara algo de luz sobre lo acontecido. Según pudo saber este diario, sin embargo, no estaba colaborando, al menos durante las primeras horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios