Cofradías

Miércoles de Ceniza, el día más esperado

  • Hoy la Iglesia inicia el camino de conversión que llevará a todo el pueblo cristiano hasta las puertas de la gran solemnidad del Domingo de Resurrección

El Santo Crucifijo de la Salud estará hoy expuesto en besapiés en San Miguel. El Santo Crucifijo de la Salud estará hoy expuesto en besapiés en San Miguel.

El Santo Crucifijo de la Salud estará hoy expuesto en besapiés en San Miguel. / Pascual (Jerez de la Frontera)

Llegó una de las jornadas más esperadas por el pueblo cristiano y más particularmente por todos los cofrades.

Con la festividad del Miércoles de Ceniza, se inicia el tiempo de Cuaresma. El cristiano vive en un continuo peregrinar. La Iglesia vive en constante movimiento hacia la conversión, hacia la plenitud del Evangelio. Esta jornada del Miércoles de Ceniza inicia precisamente un camino que se culminará en la jornada del Domingo de Resurrección.

Sin embargo, litúrgicamente, el tiempo de Cuaresma se culmina el Domingo de Ramos con la misa de las palmas donde Jesucristo anticipa su Pasión, Muerte y Resurrección. Es por esta razón por lo que en esta solemne Eucaristía se hace el memorial de todos estos Sagrados Misterios en la lectura del Evangelio.

Por tanto, en el tiempo de Cuaresma la Iglesia invita a todo el pueblo cristiano a vivir de una forma mucho más intensa todos los misterios de Jesús. Con la imposición de la ceniza, el presbítero alerta con una frase tajante: “Conviértete y cree en el Evangelio”. Ahí se encuentra la cuestión de una festividad tan importante como la de hoy en la que se comienza con una conciencia de reconversión. La Cuaresma ayudará al cristiano por medio de la limosna, el ayuno y la oración, a llegar a los misterios que se celebran en el triduo pascual con un espíritu limpio. Renovado. Cercano al mensaje de Cristo.

Por tanto, hoy, en todas las parroquias e iglesias, se ofrecerá la imposición de la ceniza. Como un signo de conversión para renacer a una vida nueva con el gozo de la Resurrección de Cristo Jesús.

Todo el pueblo cristiano está llamado a vivir y celebrar este camino de cuarenta días. Y así se llevará a cabo en este ciclo maravilloso que es la liturgia.

Las cofradías también entran en un tiempo de máxima intensidad. Comienzan los montajes de altares y las parihuelas vuelven a situarse en los atrios de las iglesias. Los cofrades se preparan acudiendo a sus casas de hermandad para sacar un año más la conocida ‘papeleta de sitio’ que le dará su lugar el día que haga su estación de penitencia la cofradía. Se vuelve de nuevo a renovar una tradición, un encuentro con el Señor y con María. Se sacan las túnicas de los altillos y se vuelven a adecentar los terciopelos de los antifaces.

Hoy comienza todo este ciclo que también aporta seguridad al ser humano. Con el Miércoles de Ceniza vuelve el reencuentro con las costumbres que en muchas ocasiones están enraizadas en los tuétanos de muchas familias.

A partir de hoy serán cuarenta días de intenso ejercicio pero para el espíritu. Es el día de la renovación de esos votos secretos que nos llevarán a los días del gozo. A la Semana Santa de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios