Caso 'Huertos de Ocio'

"El edificio de Palomino & Vergara se iba a destinar a nueva sede de la GMU"

Imagen de la sala de la Audiencia Provincial que acoge el juicio Imagen de la sala de la Audiencia Provincial que acoge el juicio

Imagen de la sala de la Audiencia Provincial que acoge el juicio / Manuel Aranda

Una hora y veinte minutos duró la sesión del juicio del caso 'Huertos de Ocio' que esta mañana se celebró en la Sección Octava de la Audiencia Provincial con sede en Jerez. Siete testigos pasaron por el estrado, en su mayoría antiguos concejales de la corporación y altos técnicos municipales. Se puede decir que fue la jornada de la amnesia pues muchísimos testigos, la mayoría, fueron incapaces de ser precisos a las cuestiones que se les plantearon desde las acusaciones, tanto la pública ejercida por el fiscal Rafael Payá como por la particular que desarrolla el abogado Pérez Vera.

Declararon los ex concejales Miriam Fernández, Juan Carlos Camas y Toñi Asencio, cargos de la GMU como Jaime García, director del área de Proyectos; Manuel Collado, responsable de la oficina del Centro Histórico, y José Manuel Muñoz Alcántara, director de Arquitectura y Disciplina, así como la interventora provisional en 2003 y funcionaria de carrera, Milagros Pérez.

Si un dato relevante se aportó fue el que dio Manuel Collado que señaló al tribunal que acudió a una visita "con mucha más gente" al edificio de Palomino & Vergara en la antigua calle Colón, que se permutó por los terrenos de los huertos de ocio de San José Obrero. Dijo que "la intención era que la GMU se trasladara a este edificio", lo que concuerda con la declaración del ex alcalde Pacheco que dijo el primer día de juicio que el objetivo era ese "o que se destinase a una incubadora de empresas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios