Jerez

Los manzanilleros del 'bag in box' piden amparo a la Junta

  • La Asociación de Vinateros de Sanlúcar apuesta por el diálogo antes de explorar otras vías tras el rechazo a la propuesta para la autorización del uso del envase en la Denominación de Origen

Los manzanilleros del 'bag in box' no se van a quedar de brazos cruzados tras el rechazo en el último pleno del Consejo Regulador de su propuesta para la autorización de este envase para la comercialización de los vinos amparados por la Denominación de Origen.

La Asociación de Vinateros de Sanlúcar, que integra a una docena de pequeñas bodegas y que cuentan en este caso con el apoyo de otras firmas sanluqueñas adscritas a Fedejerez -Hidalgo-La Gitana, La Cigarrera, Luis Barrera y Juan Piñero-. barajan solicitar el amparo de la Junta de Andalucía y otros organismos oficiales para que se autorice el uso del 'bag in box', envase que a su juicio reúne los requisitos higiénico-sanitarios y de calidad que exige el reglamento de la Denominación de Origen del jerez y la manzanilla en contra de los argumentos que esgrime la Federación de Bodegas del Marco de Jerez.

Aunque dentro de la asociación de manzanilleros hay voces que solicitan acudir incluso a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) - organismo del que no guarda grato recuerdo el sector tras las fuertes sanciones impuestas a numerosas bodegas, el Consejo Regulador y Fedejerez por el cupo de ventas discriminado, el denominado cártel del BOB y los acuerdos sobre el precio de la uva-, la postura mayoritaria defiende la vía del debate y de la conciliación antes de adoptar medidas drásticas y que pueden tener serias repercusiones para el Marco de Jerez.

Frente a las reiteradas denuncias presentadas por Fedejerez y el Consejo Regulador por el uso de este envase para la comercialización de manzanilla descalificada que consideran una "ilegalidad" y un "fraude" al consumidor, los vinateros de Sanlúcar defienden que esta práctica se mueve en la "alegalidad" y da respuesta a una demanda creciente, fundamentalmente del sector de la hostelería, que se inclina por un envase más cómodo de manejar y que ofrece más garantías que la tradicional garrafa de vidrio rellenable, a la que la patronal bodeguera se ha propuesto ahora estrechar el cerco.

Según José Carlos Garrido, portavoz de los manzanilleros que están a favor del 'bag in box', la autorización de este envase "no significa acabar con la botella", sino explotar un nicho de mercado que puede contribuir a aumentar las ventas de los vinos amparados. En opinión de Garrido, no se trata de abrir una guerra entre Sanlúcar y Jerez, pues "es cuestión de sentarse a hablar y abrir la mente para ver las oportunidades que ofrece".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios