Bares, restaurantes y hoteles La hostelería aplaude las medidas de la Junta a la espera del retorno de turistas

  • Buenas previsiones para el verano si bien el sector hace un llamamiento a la responsabilidad

  • Esperan la reapertura en masa de hoteles de cara a la próxima temporada de verano-otoño

Una clienta accede este viernes a La Moderna en el centro de Jerez.

Una clienta accede este viernes a La Moderna en el centro de Jerez. / Miguel Ángel González

El inicio de la desescalada hacia la ansiada normalidad emprendida por la Junta de Andalucía ha sido recibida con palmas, valga la expresión, por el sector hostelero local y provincial. No en vano, buena parte de las cortapisas que suponían verdaderos insalvables para el sector quedarán atrás con aperturas mucho más largas y el retorno de sectores hasta ahora más que castigados como ha sido el del ocio nocturno.

El presidente de la patronal hostelera provincial Horeca, Antonio de María, destaca que “el presidente de la Junta nos ha dado una magnífica noticia que no es otra que ha comenzado la cuenta atrás hacia la normalidad”.

La hostelería celebra estas normas que permiten “que bares y restaurantes estén abiertos por la noche hasta las 12 y el ocio nocturno hasta las 2”. Igualmente, uno de los grandes beneficiados serán los hoteles por un hecho clave: se abre el cierre perimetral de Andalucía “lo que supondrá -apunta De María- que nos empiecen a llegar de nuevo turistas del exterior”. El presidente de Horeca destaca que “es justamente ahora el momento en el que los hoteles deben empezar a reconsiderar volver a abrir sus puertas en el momento en que el disfrute de la hostelería ya permite reuniones de hasta diez personas en exteriores”.

Una camarera procede a servir este viernes una mesa. Una camarera procede a servir este viernes una mesa.

Una camarera procede a servir este viernes una mesa. / Miguel Ángel González

Un factor especialmente destacable de estas medidas es la forma en la que benefician al sector de las celebraciones, la tradicional BBC (bodas, bautizos y comuniones) donde se han incrementado de forma notable los aforos. “Así serán posibles las reuniones de hasta 300 personas en interiores cuando hasta ahora tan sólo se podía llegar a 150”, motivo que ha llevado a la suspensión de no pocas bodas.

Para el máximo representante de Horeca “estas medidas nos van a permitir que empecemos rápidamente a tomar el pulso porque hasta ahora todas las empresas hosteleras estábamos en coma”. Desde esta importante industria se hace un llamamiento a que “no se baje la guardia en ningún momento e insistir en el comportamiento individual de los clientes para que esto no vaya a más y no se pierda la oportunidad de disfrutar de una situación mucho más defendible como la que vamos a tener”. Desde la patronal se promueve “que los equipos humanos hagan su labor de prevención tal y como se ha hecho hasta el momento conservando todos los controles a la espera de que el virus vaya remitiendo”.

Por su parte, Alfredo Carrasco, portavoz de Horeca en Jerez y presidente de la Asociación Hostelería de Jerez, manifiesta que “estas medidas llegan como agua de mayo, nunca mejor dicho. Lo mismo que cumplimos con la normativa a las cinco de la tarde también la vamos a cumplir por las noches. Siempre pongo un ejemplo: no es normal que puedas circular a 120 por la autopista de lunes a viernes y llegue el sábado y te digan que sólo puedes ir a 90. No es lógico y eso nos ha pasado”.

La hostelería local se muestra absolutamente dispuesta a aprovechar la oportunidad “y quien no cumpla con las normas que lo pague, así de claro”.

Esta “agua de mayo” como dice Alfredo Carrasco llega “en un momento en que necesitábamos unas medidas que nos aliviaran bastante. Es como el sector de la noche, que lleva 14 meses cerrado y que ha sufrido como pocos los efectos de la pandemia”.

Las grandes esperanzas del sector se dirigen al próximo verano. “Estamos muy atentos a ver cómo va a todo el tema de contagios. Sabemos que el verano, con los horarios del último, habría sido malo pero con los nuevos se prevé que sea bueno siempre y cuando no nos volvamos locos, se mantengas las medidas sanitarias, las distancias y los horarios. Debemos apoyar entre todos con nuestro esfuerzo otros esfuerzos que se están realizando por ejemplo de forma de vacunaciones masivas”.

De otro lado, Francisco Díaz, propietario de El Mirador del Arenal y el más veterano de los hosteleros de esta céntrica plaza jerezana, también confía en un buen verano y espera que a la clientela de Jerez se le unan en breve los turistas. ”Las medidas de la Junta vienen para favorecer, para sumar, pero no debemos olvidar que en Jerez todo está muy parado, sólo se mueven los negocios los fines de semana”.

Díaz asegura que “de lunes a viernes las cosas en el centro de Jerez están muy justitas. Los negocios hosteleros no es que estén mal, sino lo siguiente. Siempre he dicho que vivimos en parte del turismo y sin él es difícil salir adelante. Los atractivos de Jerez son enormes para los visitantes y hasta hace nada no se podían visitar. Estamos tirando con la gente de aquí pero lo que se ven es la cerveza, la tapa y poco más. La tarta del centro de Jerez no se puede repartir más de lo que ya lo está”.

Un factor a tener muy en cuenta con las nuevas medidas de la Junta de Andalucía es que, al fin, se puede recuperar el turno de cenas, hasta ahora imposible de trabajar a menos que los clientes llegaran al negocio a las ocho de la tarde. “Ahora se va a poder hacer el turno de cenas porque abrimos hasta las doce. En un mes veremos los resultados. Tengo esperanzas como digo de que éste sea un poco mejor que el verano pasado. Tengo muchas esperanzas en que mejore. Esperemos igualmente que en septiembre-octubre el otoño nos traiga una normalidad bastante similar a la de tiempos anteriores a la pandemia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios