La atención a inmigrantes en Jerez

Los menores del centro Manuel de Falla están "hacinados"

  • El personal se concentra hoy para denunciar la situación "desbordante", llegando a acoger a 43 niños cuando hay 18 plazas

  • Denuncia que duermen en colchones en el suelo

Hacinados, durmiendo en colchones en el suelo y hasta sin ropa para los jóvenes. Los trabajadores del centro de menores Manuel de Falla se concentran hoy durante una hora para denunciar una "situación que se ha convertido en insostenible, duplicándose las plazas que hay y los fines de semana se cuadriplica su capacidad", según alertó ayer el sindicato FeSP-UGT.

Un trabajador del centro jerezano -que prefiere no dar su nombre- confirmó ayer la situación extrema que se vive en el Manuel de Falla, calificándola de "desbordante". "El año pasado empezaron a llegar avalanchas principalmente en verano. Pero este año no ha parado incluso en el invierno. Con el tiempo bueno ha sido desbordante y eso que continuamente se están llevando niños a otros centros, pero conforme se trasladan entran otros en sus sitios. Bueno, no hay sitios. Duermen en el suelo, hacinados, porque no hay espacio", declaró ayer el personal.

El centro tiene plazas para 18 niños "y este fin de semana hemos tenido 43, y el año pasado llegamos a tener 55". "Somos el centro que menos personal tiene -actualmente hay 16 trabajadores-, y hay vacantes sin cubrir (2 plazas). Estamos desbordados y los menores no pueden estar atendidos debidamente porque es imposible", remarcó el trabajador, quien añadió que "no tenemos psicóloga desde septiembre del año pasado porque la delegación -de Igualdad y Salud- dijo que la necesitaba allí".

"En cada turno somos 3 personas, pero claro cuando uno se tiene que ir a hacer los traslados se quedan dos. El domingo que hubo que llevar a un chico al hospital había 2 personas para 43 chicos", subrayó. Precisamente argumentó que los menores "vienen sin ningún tipo de reconocimiento médico. Los niños llegan en las pateras, los recogen, en Comisaría toman los datos que los menores dan y tal y como lo registran vienen".

El empleado informó además de que los menores "vienen sin prueba osométrica. Te vienen diciendo que son menores porque ellos lo dicen a la Policía, pero luego a nosotros nos reconocen que son mayores. Hemos tenido aquí a algunos que nos han dicho que tienen 24, 32 años, chicos con barba...".

Desde 2016 se han remitido tres escritos a la delegación territorial, según señalaron ayer desde el centro, y se han reunido en Cádiz, pero "todo cae en saco roto". "Es verdad que una de las peticiones que hicimos en el primer escrito es que hubiera un técnico que se ocupara de distribuir a los menores dependiendo del número que hubiera en los centros, para que fuera más equitativo. No es que tengamos un técnico propiamente dicho pero el jefe de servicio se encarga, aunque no siempre está localizable", reconoció.

"Además a la Policía le resulta más cómodo traerlos directamente aquí y ha habido veces que se han encontrado aquí la Policía de San Fernando, de El Puerto y la de Jerez cada uno con su grupo de niños", señaló, puntualizando que "a veces vienen de Comisaría 10 menores a la vez". "Los recepcionas, les haces las fotos... y después sábanas, toallas, ropa para cambiarse... lo mínimo. Pero es que nos hemos encontrado sin ropa porque no damos a basto", reconoció el trabajador.

Esta situación provoca que la plantilla esté "psicológicamente muy afectada". "En los traslados ha habido intento de agresión en la furgoneta porque hay menores que no quieren ser trasladados y han intentado bajar de la furgoneta en marcha, agredir al conductor... La furgoneta no reúne condiciones porque tiene 16 años de antigüedad y está muy deteriorada", detalló. Dicho vehículo fue el pasado martes a Jaén a trasladar a menores y el pasado lunes a Córdoba.

"Aquí ni se está protegiendo debidamente a los menores y el personal está en riesgo. La concentración de mañana -por hoy- es porque los escritos no llegan a ningún sitio y nos dicen que esto es puntual, cuando no es puntual. No se está dando la solución que debe, no se puede sobrecargar a los centros con el mismo personal como si no pasara nada, no se puede atender a los menores debidamente. Es imposible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios