Coronavirus en Jerez

Los mercadillos vuelven a funcionar tras más de dos meses sin montajes

  • El aparcamiento frente a Merca 80 acoge desde ayer al mercado de La Plata, con veinte de los treinta puestos montados

  • Usuarios y comerciantes reconocen que “aún hay miedo” pero agradecen la vuelta a la normalidad

Una imagen del mercadillo de ayer frente a Merca 80. Una imagen del mercadillo de ayer frente a Merca 80.

Una imagen del mercadillo de ayer frente a Merca 80. / Miguel Ángel González

Después de más de dos meses de ausencia, la actividad de los mercadillos ambulantes de la ciudad se reactivó ayer con la puesta en marcha del primero de los cinco que semanalmente pasan por Jerez. Fue el tradicional mercadillo del barrio de La Plata, que ayer, debido a la nueva normativa de seguridad por el Covid-19, estrenó ubicación.

De su habitual enclave, la conocida Plaza de la Constitución, justo en el centro de este histórico barrio jerezano, se ha pasado a los aparcamientos situados frente al Centro Comercial Merca 80 San Benito, en concreto, el que se encuentra entre las calles Adriático y Caribe.

Hasta allí se desplazaron a primera hora de la mañana veinte de los treinta puestos permitidos en este nuevo emplazamiento, puestos colocados perfectamente con la pertinente distancia de seguridad, una de las razones por las que el Ayuntamiento ha optado por esta nueva situación.

Evidentemente, como reconocían ayer algunos de estos vendedores ambulantes, el miedo y la inseguridad que ha inocoluado el coronavirus en la sociedad ha hecho que muchos de ellos aún no hayan dado el paso para afrontar esta nueva etapa, si bien, como admite José, con una larga experiencia en estas lides, “es cuestión de tiempo, porque de algo tenemos que comer”, asegura.

Si por algo destaca el nuevo espacio es por la comodidad a la hora de desplazarse por los puestos, una circunstancia que los usuarios destacaban en la jornada de ayer.

Una pareja de policías locales controlaba los accesos al recinto, en el que, como todo en esta etapa de nuestra historia, imperan los geles, los guantes y como no, las mascarillas, elemento indispensable.

El movimiento a lo largo de la mañana fue incrementándose, si bien, nada tuvo que ver con lo vivido justo antes del coronavirus. “La verdad es que no sabía que habían puesto esto aquí”, reconocía una de las personas que paseaban por el mercadillo. “Me lo he encontrado porque he ido al Merca 80 y me he dado una vuelta, ya tenía ganas”, continuaba entre risas.

Los comerciantes ambulantes son conscientes de que “esto tiene que ir volviendo a la normalidad poco a poco, sólo esperamos que la gente se vaya animando porque llevamos más de dos meses parados y necesitamos empezar a vender”.

El inicio de este mercadillo supone el punto de partida para el resto de mercados ambulantes de la ciudad, mercadillos que hoy y mañana tendrán su continuidad en la barriada de Federico Mayo, concretamente en la calle Adolfo Rodríguez Rivero, donde se instalarán 10 puestos; y en la barriada de La Granja. Éste último sí tendrá modificaciones ya que el Consistorio sólo ha permitido montar el 50% de los puestos que suelen ser 91. Para ello, y tras acordarlo así los propios comerciantes, se turnarán semana sí y semana no.

Por contra, el mercadillo de los lunes frente al campo de la Juventud, y el de Estella, que se celebra los domingos, tendrán que esperar debido a las normas de seguridad. En Guadalcacín, por su parte, los vendedores han acordado con el Ayuntamiento que la vuelta será en la siguiente fase. 

En la provincia, por su parte, Chiclana ya ha anunciado que el martes se montará el mercadillo en su sitio habitual, el parque periurbano de Las Albinas del Torno; en Puerto Real los dos que hay se unifican en uno y se trasladará los viernes al recinto ferial. De momento siguen sin abrir el de los lunes en Cádiz, ni el de los martes en El Puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios