Jerez

Casi 10 millones menos por ley

  • Esta es la cuantía que deja de ingresar el Ayuntamiento por las bonificaciones y exenciones de impuestos Las administraciones públicas y la Iglesia son los principales beneficiarios

El Ayuntamiento jerezano deja de percibir en torno a unos 9,9 millones de euros anuales por las exenciones y bonificaciones que aplica en sus tributos municipales. Los beneficiarios son fundamentalmente las administraciones públicas, la Iglesia Católica y las asociaciones confesionales no católicas, que no están obligadas a pagar tributos tales como el IBI (Impuesto de Bienes e Inmuebles). Entidades sin ánimo de lucro, familias numerosas o personas con movilidad reducida también pagan menos por algunas obligaciones tributarias.

En el IBI urbano es donde se produce el mayor importe de exenciones, que ascienden a 740.000 euros anuales, según los datos que aparecen en un firme de la Dirección de Servicios Tributarios del Ayuntamiento. Los edificios en propiedad de las administraciones públicas no tienen que pagar este tributo, una cuantía que ronda los 1,3 millones (se contabiliza tanto el IBI urbano como el rústico). Mientras, se estima que la Iglesia Católica o de otras instituciones de carácter religioso no católicos se ahorran por sus inmuebles y terrenos en propiedad en torno a unos 397.000 euros anuales. Ambas exenciones están reguladas mediante la Ley de Haciendas Locales y el concordato entre España y la Santa Sede. Las entidades sin fines lucrativos también se benefician de esta prerrogativa tanto en el IBI como en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas).

En relación con lo cobrado, el impuesto donde se aplican mayores bonificaciones es la plusvalía (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos), puesto que el Ayuntamiento deja de percibir en torno al 14% de sus derechos. Así, de los 10 millones de euros de ingresos de este periodo, se ejecutan bonificaciones por un importe de 1,8 millones en los casos de transmisión mortis causa -el porcentaje de la reducción va en función del valor del inmueble, que oscila entre el 20 y el 95%-. Asimismo desde el pasado año se está aplicando una exención en este tributo por la dación en pago de la vivienda. Según las estimaciones municipales, el Ayuntamiento ha dejado de percibir unos 100.000 euros por este concepto.

Mientras, las dispensas en el tributo de circulación -Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM)- se aplican mayormente a las personas con discapacidad o movilidad reducida (el ahorro es de 865.000 euros en este ejercicio). Por su parte, las reducciones que disfrutan los propietarios de vehículos históricos (reciben esta catalogación aquellos que tienen 25 años) rondan los 480.000 euros.

En cambio, sigue siendo muy reducida la aplicación efectiva de bonificaciones en el impuesto de construcción, que se promovió para facilitar la implantación de actividades en el centro histórico, el fomento de instalaciones de aprovechamiento de la energía solar o la eliminación de barreras arquitectónicas en viviendas. Estas suponen apenas 50.000 euros del más de 1,5 millones que percibe el Consistorio por esta obligación tributaria.

Con el objetivo de mejorar su tesorería, el Ayuntamiento implantó años atrás el llamado plan personalizado de pago, una iniciativa que permite a los contribuyentes abonar mes a mes sus impuestos a cambio de un porcentaje de reducción en los tributos (el 1,5%). Esto le supone al Consistorio que este año vaya a dejar de ingresar unos 243.000 euros, la mayoría por rebajas en el IBI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios