Momento Romero

Después de la misa en Marismillas

Jesús Rubiales venenciando junto al Simpecado para los romeros jerezanos el año pasado durante el rengue en Marismillas. Jesús Rubiales venenciando junto al Simpecado para los romeros jerezanos el año pasado durante el rengue en Marismillas.

Jesús Rubiales venenciando junto al Simpecado para los romeros jerezanos el año pasado durante el rengue en Marismillas. / Manuel Aranda

Después del embarque del miércoles dejábamos a la Hermandad del Rocío de Jerez en Malandar para adentrase en las arenas del Coto.

El Jueves de Camino amanece en Marismillas junto a la Hermandad de El Puerto de Santa María. Una vez despierta la fe rociera jerezana y puesta en marcha la comitiva, se preparan a media mañana para la tradicional misa.

Las carretas jerezanas se organizan en semicírculo detrás del efímero altar, conformando así un precioso retablo de estampas del camino.

La calurosa jornada va dejando momentos romeros como éste. Momentos que se vivieron y se vuelen a vivir “gracias” a la crisis sanitaria que nos ha robado el tesoro de pisar las arenas este Rocío sin poder respirar el aire puro de Doñana.

Un ángel aparece en el camino para aliviar la dura jornada de calor. Recordamos este bonito rengue con el venenciador jerezano Jesús Rubiales, propietario de Venenciadores SL, que tuvo la generosidad de repartir entre los romeros mil sensaciones en forma de vino de Jerez (foto).

Qué casualidad que surgió el cante y el baile de la tierra y culminó por bulerías. Qué será y qué tiene…“el vino que tiene el vino que alegra las penas mías“.

Vaya usté condió y con la Virgen del Rocío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios