Jerez

El padre de la menor advierte de los riesgos de las redes sociales

  • La joven, que regresó "desorientada y confusa", pasó ayer un reconocimiento médico y se encuentra en buen estado de salud

Imagen tomada ayer de la entrada de Urgencias del hospital de Jerez, donde ha sido atendida la menor. Imagen tomada ayer de la entrada de Urgencias del hospital de Jerez, donde ha sido atendida la menor.

Imagen tomada ayer de la entrada de Urgencias del hospital de Jerez, donde ha sido atendida la menor. / Miguel Ángel González.

Comentarios 1

María G.M., la menor jerezana de quince años que desapareció el pasado 11 de septiembre y que fue 'entregada' el jueves en la comisaría de la Policía Nacional de Andújar, pasó un completo reconocimiento médico ayer en el hospital del SAS en Jerez, al que accedió por Urgencias a mediodía.

La joven, que ya está con su familia, se sentía "desorientada y confusa por todo lo sucedido", según declara el padre de la menor. Éstos podrían ser los motivos por los que tuvo que acudir a los servicios sanitarios, si bien la familia no quiere entrar en dar más detalles según argumentan por la seguridad de su hija.

Para tranquilidad de la familia y de sus amistades, tras pasar la revisión los médicos informaron a la familia que la joven se encuentra en buen estado de salud. Según ha podido saber este medio la familia no ha pedido pruebas ginecológicas.

María llegó a la comisaría de Policía de la localidad jienense en un taxi 'mandada' por las personas que, supuestamente, la retenían. Hecho que se produjo gracias a la labor policial. Por este motivo, José Manuel Molina, padre de la joven, quiere "agradecer el buen trabajo que han ejercido y están ejerciendo la Policía Nacional de Andújar y de Jerez", agradecimiento que traslada también "al pueblo de Jerez por habernos ayudado".

La operación policial aún no está cerrada. La Policía continúa realizando las gestiones pertinentes para conocer el paradero de los supuestos raptores de la menor y los motivos que les han llevado a actuar de tal forma, por lo que no se descartan detenciones en los próximos días.

José Manuel Molina asegura que "esto no ha sido ninguna tontería, ni una locura de fugarse con un niño". Explica a este medio que quiere hacer "un llamamiento a todos los padres y madres para que tengan cuidado con las redes sociales. Son gente que juega con la mentalidad de niñas menores e inocentes que no piensan por sí solas y las engañan. Hay mucha gente mala en Internet".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios