Paro registrado en febrero

Jerez acumula casi 6.000 parados más desde el inicio de la pandemia

Imagen de la oficina del Servicio Andaluz de Empleo en Madre de Dios, cerrada este martes..

Imagen de la oficina del Servicio Andaluz de Empleo en Madre de Dios, cerrada este martes.. / Manuel Aranda

Antes de conocerse el aumento del paro, hecho público este martes y con el que España vuelve a superar los cuatro millones de parados cinco años después, la vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, puso el parche en una entrevista en televisión. Calviño argumentó que la subida no debe sorprender a nadie en el actual contexto socio-económico condicionado por la pandemia.

En línea con lo avanzado por la titular de la cartera de Economía el lunes, el Ministerio de Trabajo subraya en un comunicado que “el aumento del desempleo es una consecuencia del impacto en el ámbito laboral de las severas restricciones impuestas por la tercera ola de la pandemia”.

Ciertamente, el coronavirus está machacando el empleo en España, en Andalucía –entre las comunidades en las que más sube el paro para volver a situarse por encima del millón– y en Jerez, donde el número de parados inscritos en las oficinas de los servicios públicos de empleo alcanza al cierre de febrero los 33.788, el máximo en los últimos seis años.

Lo que para España representa un retroceso de cinco años, para Jerez supone un salto atrás en el tiempo de un año más, en concreto hasta marzo de 2015, el último mes de la serie histórica en la que se superó la cifra actual, que reza además como la peor de febrero desde ese mismo año, cuando se rozaron los 35.000 desempleados. Por entonces, el municipio iniciaba la recuperación tras la crisis financiera espoleada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, mientras que ahora aún está inmersa en una crisis sanitaria que presagia una larga resaca laboral.

Febrero deja 300 parados más en Jerez tras un repunte del 0,9%, algo más moderado que el incremento del 1,12% nacional, pero no por ello menos sangrante para el castigado mercado laboral jerezano, que encadena siete meses consecutivos de aumento del paro registrado, periodo en el que acumula 3.200 desempleados más.

Jerez retrocede a niveles de 2015 tras encadenar siete meses consecutivos de subida

En términos interanuales, el aumento en relación a febrero del año pasado se dispara hasta cerca de los 6.000 parados, que en su caso se traduce en un incremento del 21,1%, también ligeramente por debajo de la media española y andaluza.

Y aunque desde la Junta de Andalucía, su vicepresidente Juan Marín advirtió ayer de que en la subida de febrero se incluyen trabajadores que han pasado de un ERTE a un ERE, aún restan muchos trabajadores que mantienen su condición de desempleados temporales, pero que pueden correr la misma suerte que los anteriores para acabar engrosando las listas del paro registrado.

Ciudadanos esperan este martes a las puertas de la oficina del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) en Madre de Dios. Ciudadanos esperan este martes a las puertas de la oficina del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) en Madre de Dios.

Ciudadanos esperan este martes a las puertas de la oficina del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) en Madre de Dios. / Manuel Aranda

La construcción escapa a la subida de febrero

Todos los sectores salvo la construcción sufren en Jerez los efectos de la tercera ola, que se agudizan en el mes de febrero en la agricultura, una de las actividades esenciales que parecía a salvo del covid, pero que retrocede un 1,8% con un aumento de 23 desempleados y 1.307 en su total.

La criba que se inició hace ya once meses no da descanso a los servicios, el sector más castigado desde entonces y que se apunta en el último mes una subida del 0,76% y 172 parados en volumen, hasta alcanzar los 22.852 en su particular registro.

La industria, por su parte, suma otros ocho desempleados y 1.606 en su total tras un incremento de medio punto, mientras que la construcción salva el último mes con un descenso del 0,46% y 16 parados menos, que dejan sus demandantes en 3.339.

Peor lo tienen las personas sin empleo anterior, que saldan el mes con el mayor incremento relativo (2.5%) y 113 parados más que en enero.

El paro masculino escapa mejor parado que el femenino en el último mes, en el que el primero suma 41 desempleados tras un incremento del 0,3%, mientras que el segundo repunta el 1,3% con 259 desempleadas más.

Al cierre de febrero, la cifra de hombres en situación de paro se sitúa en 13.515, que vienen a ser 2.700 más que los inscritos un año antes (+25%), frente a las algo más de 20.200 mujeres con el carné de paro, en su caso tras una subida ínteranual de 3.179 (+18.6%).

Las personas que carecían de empleo anterior también salen muy mal paradas del desglose de la evolución del paro registrado en el último año, en el que acumulan un millar más de desempleados con una escalada del 27,7%, es decir, 6,5 puntos por encima de la media.

La agricultura y la construcción, ambas con repuntes superiores al 25%, rebasan igualmente el incremento medio, lo que se traduce en 268 y 608 parados más, respectivamente. Los servicios, apenas un punto por debajo del repunte medio del 21,1%, encabezan la subida en volumen en el conjunto de los últimos doce meses con cerca de 3.800 desempleados más. La industria, el sector de menos peso en la economía local, cierra el cuadro con un incremento moderado del 9% y 132 parados más en su haber.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios