Jerez

La plantilla de autobuses corta el tráfico y las empleadas de Limasa convocan otra asamblea

  • Ambos colectivos lamentan que ni sus empresas ni el gobierno local se ponen en contacto con ellos

Desesperación incluso ya hablan de agonía. Las plantillas de Urbanos Amarillos y de Limasa continúan sin cobrar sus nóminas y denuncian que ni sus respectivas concesionarias ni el Ayuntamiento se pone en contacto con ellas para aclarar la situación.

Por un lado, los trabajadores de los autobuses volvieron a cortar ayer el tráfico en una de sus manifestaciones diarias, una protesta paralela a la huelga que iniciaron la pasada semana. El portavoz del comité, Ángel Morales, recordó que la empresa propuso en el Sercla un calendario de pagos en el que debían ingresarse la nómina de noviembre y la extra entre el 6 y 13 de este mes. "Conociendo a la empresa seguro que aparece algún tipo de problema que retrasa aún más el pago", apuntó el representante de la plantilla.

Morales criticó que el gobierno local no sancione a la concesionaria ante "el incumplimiento del servicio durante los fines de semana. Ni la empresa se pronuncia ni el Ayuntamiento pide explicaciones. Urbanos Amarillos tiene impunidad, puede hacer y deshacer a su antojo y a los trabajadores y usuarios nos toca aguantar".

Por su parte, las trabajadoras de Limasa siguen sin novedades en cuanto a sus impagos. La semana pasada dejaron de dormir en la sede de la concesionaria -limpieza de colegios públicos y dependencias municipales- para convocar una huelga del 16 al 23 de febrero en el servicio. A la espera de los paros totales, permanecen concentradas mañanas y tardes alternas ante Limasa, y según comunicó ayer la presidenta de la sección de Dependencias, Inmaculada Rincón, "el viernes tenemos una asamblea para decidir nuevas movilizaciones para la semana que viene y así coger fuerza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios