DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Jerez

El primer paso hacia la normalidad de los comercios

  • Los pequeños establecimientos inician la fase uno con cautela y con grandes medidas de prevención para los clientes

Una mujer espera para acceder a uno de los comercios del centro. Una mujer espera para acceder a uno de los comercios del centro.

Una mujer espera para acceder a uno de los comercios del centro. / Vanesa Lobo

Con paso lento pero firme. Así ha comenzado la fase 1 en el comercio de la ciudad, centrada en estas primeras horas en los de menores dimensiones (ya que de momento firmas como Inditex no ha abierto sus establecimientos). Evidentemente, conforme pasen los días, la apertura irá in crescendo, pues todavía, entre medidas de seguridad, reajustes de los locales y la mera expectación por ver cómo la clientela responde, muchos de ellos no han terminado de levantar la reja.

Eso sí, los que lo hicieron, lo han hecho de manera decidida y conscientes de que se enfrentan a un cambio de modelo de negocio.

Bien es cierto que desde la pasada semana, algunos de ellos, caso de las peluquerías, ya habían comenzado a trabajar, pero ayer se produjo la vuelta de muchos establecimientos que desde hace casi dos meses permanecían cerrados, caso de las mercerías, librerías, tiendas de ropa, zapaterías, relojerías, jugueterías o las ópticas, por citar a algunos.

En este primer día, lo que más llamó la atención fueron las medidas de seguridad, algo en lo que los comercios están insistiendo especialmente,sobre todo con importante cartelería en los accesos a los mismos. Guantes e hidrogeles en los accesos también se ha convertido en una imagen habitual, y en muchos casos incluso con personal o seguridad controlando la entrada y salida de los clientes.

Precisamente estos últimos, los usuarios o clientes, también tienen claro el nuevo papel que les corresponde desempeñar, de ahí que a lo largo de la mañana de ayer las colas se repetían en muchos de estos establecimientos, desde una zapatería a una librería, eso sí, siempre guardando la distancia de seguridad pertinente.

Esta misma circunstancia se repitió en otros pequeños comercios de todas las zonas de la ciudad, que ayer pudieron comprobar un mayor movimiento en cuanto a personas por la calle, algo esperado y que irá a más conforme se vaya perdiendo el miedo al contagio. De momento, las mascarillas, igual que geles y guantes, son hoy por hoy igual de básico que un móvil o un bolso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios