Jerez

"La reducción de vehículos es complicada pero no imposible"

  • Estrena cargo, pero asegura estar feliz por el buen equipo que le acompaña

-¿Qué balance puede hacer cuando ya concluye la ida?

-Salvo los incidentes naturales que suelen ocurrir en una manifestación de estas características donde va tanta gente, todo ha ido bien. Creo ha sido una prueba importante para la junta de gobierno que no lleva ni cien días. Hay responsables nuevos que están resolviendo las cosas cuando suceden. En cualquier caso el balance no lo tengo que hacer yo sino más bien la gente que va en la romería.

-¿Han existido situaciones que se pueden considerar como novatadas?

-Soy una persona muy perfeccionista. Han habido algunas cositas que habría que corregir pero lo importante que no se han notado ya que se han cubierto con decoro.

-Por la experiencia de este camino y con la idea que tiene de intentar cambiar las distancias a recorrer entre el segundo y tercer día ¿Es posible llevar a cabo esto?

-Es muy difícil porque llevamos a El Puerto de Santa María por delante y ésta a Sanlúcar. Lo cierto es que está bastante equilibrado porque el primer día es muy duro, el segundo es casi de descanso para afrontar el viernes en el que vuelve la larga distancia. Tengo que reconocer que las cosas hay que disfrutarlas, me refiero a la romería, tener tiempo para la relajación. Además, la misa que dice el obispo en unión y camaradería con El Puerto es tan bonita que hay que saborear la jornada, de los parajes que se recorren como el Cerro del Trigo. A mí me daría mucho miedo hacer algún cambio. Vamos bien como vamos.

-Hablando de lugares del Coto, ¿cuál le llama más la atención, usted que conoce muy bien Doñana?

-Destacaría la Laguna del Sopetón, donde se almuerza el viernes que está junto a la Laguna del Caballero. Son dos lugares preciosos donde hay alcornoques antiquísimos e incluso un lentisco que puede tener unos 300 ó 400 años de antigüedad. En este punto cambia la fisonomía del Coto que al ser una tierra más rica hay mayor vegetación.

-¿Contento con la actitud de los que van con la hermandad?

-Hay colaboración y buena disposición en general. Además nos conocemos desde hace muchos años lo que es importante.

-¿Qué va a pasar al final con los vehículos?

-Creo que van a ir disminuyendo no bruscamente pero sí paulatinamente. Creo que es posible. Hay que reunirse y ser austeros. El que quiera comodidades que se vaya a un hotel, con poco hay que aviarse. En mi caso vengo con una tienda de campaña y algo de agua para lavarme. Mientras menos mejor, esto es contacto con la naturaleza y no hay que ser exigentes.

-¿Cómo hará la hermandad esta reducción?

-Es complicado pero no es imposible. Es cuestión de reagruparse, de compartir los elementos. En definitiva, hacer una vida más compartida y de traer las menos cosas posibles.

-¿Con qué no está satisfecho?

-Pues no lo estoy en la convocatoria de los actos litúrgicos y lo digo porque soy el primer responsable. Para el año próximo tenemos que cohesionar más el equipo para lo que, inmediatamente después de la romería, haremos balance para reunir las cosas que tenemos que mejorar. Tenemos que pulir determinadas cosas para que se haga bien, especialmente el que no haya la máxima afluencia a los actos de cultos como las mismas y los rosarios. Se pierden las gracias espirituales que se pueden obtener.

-¿Qué se puede hacer?

-La junta de gobierno tiene un cachito de responsabilidad. Tenemos que difundir los actos pero para el año próximo prometo que tendremos a todos informados. Sin embargo hemos detectado que ha habido algo más de participación gracias en gran parte a nuestro director espiritual que sabe llegar a los corazones.

-¿El equipo en su estreno cómo lo califica?

-Muy bien. Están todos involucrados en los trabajos del camino, desde el alcalde de carretas hasta el último miembro de la junta en sus responsabilidades. Desde los que tienen los trabajos más silenciosos hasta los alcaldes de carretas. En resumen, todos. Estoy muy contento con mi equipo pero que conste que estamos abiertos a la crítica, siempre cariñosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios