Jerez

Los regantes barajan el enganche de forma provisional a la red de Endesa

  • La compañía eléctrica aclarará hoy si es viable esta medida excepcional con la que se ganaría tiempo para acometer el arreglo de la subestación de 'Las Majadillas', incendiada el martes

Un bombero durante la extinción del incendio en 'Las Majadillas'. Un bombero durante la extinción del incendio en 'Las Majadillas'.

Un bombero durante la extinción del incendio en 'Las Majadillas'.

Los regantes del Guadalcacín mantendrán hoy una reunión con técnicos de Endesa para analizar las posibilidades de alimentar el bombeo de agua de la zona regable desde las subestaciones de la compañía eléctrica para satisfacer las necesidades de agua para riego en las 11.500 hectáreas que abarca la comunidad en tanto en cuanto no esté nuevamente en servicio la subestación de 'Las Majadillas', la que distribuye la electricidad a las siete estaciones de bombeo, aunque inutilizada por el incendio del pasado martes.

El 'enganche' a las infraestructuras de Endesa es la mejor de las opciones, la favorita si se prefiere, para subsanar los daños del incendio, ya que daría margen de tiempo para acometer el arreglo de 'Las Majadillas' sin precipitarse, No en vano, el presidente de los comuneros del Guadalcacín, Jacinto Carrasco, alertó durante una visita a las instalaciones calcinadas tras el incendio de la necesidad imperiosa de dar solución al problema en un plazo máximo de mes y medio para garantizar el suministro de agua a los cultivos de verano y, por la envergadura del siniestro, el tiempo juega en contra de los intereses de los agricultores.

Agilizan la puesta en servicio de generadores para atender el riego de los cultivos de invierno

No hay nada cerrado, explicó ayer Carrasco, quien avanzó que, en caso de que Endesa confirme la posibilidad del enganche, tampoco sabemos cuántas estaciones de bombeo se podrán poner en servicio y el tiempo que llevará la operación. "No es inmediato ni sencillo", dijo el presidente de los regantes en alusión a que para adoptar esta solución transitoria habría que aumentar la potencia de las subestaciones de Endesa, tarea que entraña su dificultad.

Entre tanto, y a fin de evitar riesgos por la falta de agua en los cultivos de invierno que actualmente ocupan unas 2.000 hectáreas de la zona regable, la comunidad del Guadalcacín está volcada en la puesta en servicio de grupos electrógenos en las estaciones de bombeo, otra de las medidas excepcionales y que tampoco es tarea fácil por la escasez en el mercado de alquiler de estos generadores de gran potencia.

De momento, la comunidad dispone ya de seis de estos generadores, dos de ellos ya instalados, mientras que los otros cuatro llegarán mañana para comenzar con su puesta en servicio a la mayor brevedad posible. Según Carrasco, se siguen haciendo gestiones para conseguir un séptimo grupo electrógeno para una de las balsas de menor capacidad, la de 'Misericordia' en el término municipal de Arcos, ya que se ha dado prioridad a las estaciones de bombeo de las que se abastecen mayores superficies de riego. La comunidad confía en tener resuelta en las próximas horas la instalación de este séptimo y último generador.

Por lo demás, Carrasco indicó que la reunión prevista para hoy con los técnicos de la compañía aseguradora y de Seiasa, la sociedad estatal propietaria de la subestación eléctrica de 'Las Majadillas', para conocer la última hora sobre el alcance del incendio y abordar el anticipo del 75% del coste de la reparación se aplaza a mañana sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios