Jerez

El reglamento del consejo separa a las glorias de las penitenciales

  • La comisión que está redactando la normativa pretende entregar el borrador el próximo octubre

Los hermanos mayores tendrán que aprobar el borrador en un pleno. Los hermanos mayores tendrán que aprobar el borrador en un pleno.

Los hermanos mayores tendrán que aprobar el borrador en un pleno. / pascual

La comisión que está llevando a cabo la redacción del futuro reglamento de régimen interno que normalizará las competencias y funciones del consejo directivo de la Unión de Hermandades ya tiene redactado el borrador que se entregará a los hermanos mayores en un pleno que se pretende que sea el de apertura de curso allá por el mes de octubre.

Se trata de un reglamento que en la normativa diocesana para hermandades y cofradías se especificaba y que vendría a normalizar las líneas de competencias del órgano que representa a las cofradías de la ciudad y que, desde el año 2005, fecha en la que se aprueban las normas diocesana, disfrutaba el sueño de los justos.

Ni Muñoz Natera y Pedro Pérez pudieron llevar a cabo el reglamento que ahora, bajo la presidencia de Dionisio Díaz, parece que verá la luz de cara el curso de 2019.

Poco se sabe de este reglamento, aunque sí es notorio que la comisión formada por cinco miembros del consejo y cinco hermanos mayores ha dado ya sus frutos. El estado en el que se encuentra la comisión es de repaso general a la norma.

Desde fuentes bien informadas, este medio ha podido saber que el tiempo estival servirá para el reparto a los distintos miembros de la comisión del reglamento para la lectura del mismo. Se pretende llevar al pleno de hermanos mayores un borrador bastante aproximado a lo que aprueben finalmente el pleno. Por tanto, el borrador tendrá todo bien atado para no tenerse que llevar a cabo muchas modificaciones ni enmiendas.

En líneas generales, el reglamento vendrá a refrendar lo que ya ha venido llevando a cabo los distintos consejos, dándoles sus mayores competencias en la designación de pregoneros para la Semana Santa, elección de una imagen para la celebración del Vía Crucis del primer lunes de Cuaresma y la designación del cartel que bien podría estar bajo el formato de fotografía u obra pictórica.

La gran novedad que traerá este reglamento está en las dos divisiones que, a partir de ser aprobada la norma, se llevará a cabo. Por un lado estarán las hermandades de penitencia y, de otro, las glorias y sacramentales. En el apartado de las sacramentales, el número se eleva puesto que ya no sólo contará la sacramental de Santiago sino que se agrega a los plenos todas aquellas penitenciales que llevan el título de sacramental, como son la Sagrada Cena, Candelaria o Santo Crucifijo de la Salud, por poner algunos ejemplos. Por tanto, se citarán distintos plenos ordinarios pero por separados: los penitenciales por un lado y las glorias y sacramentales por otro.

Reparto de ingresos

El núcleo del reglamento de régimen interno del consejo directivo es el capitulo dedicado al famoso reparto de ingresos en concepto de sillas y palcos ubicados para la Semana Santa, única forma de financiación para el mismo consejo y para un importante número de hermandades. En este sentido, y como ya se ha comentado anteriormente, el reglamento dividirá el actual pleno de hermanos mayores. Las penitenciales, donde ya estarán incluidas las de vísperas, llevarán un reparto equitativo de la partida destinada a las propias corporaciones. Sin embargo, las glorias y sacramental, llevará una partida que muy posiblemente se plasmará en un diez por ciento del total a repartir. Por tanto, se normalizará un reparto muy parecido al que actualmente se hace en el pleno de cierre de curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios