Educación

Poco seguimiento a la vuelta de las clases presenciales en la UCA

  • El alumnado admite que prefiere seguir usando la opción telemática a la presencialidad

Alumnos del Campus de Jerez, en una clase de segundo de Criminología.

Alumnos del Campus de Jerez, en una clase de segundo de Criminología. / Manuel Aranda

Después de muchos meses, la actividad presencial en el Campus de La Asunción se retomó en la jornada de ayer. Así lo había anunciado la Universidad de Cádiz a finales del pasado mes de marzo, cuando informó a su alumnado de la vuelta a la actividad docente de los grupos de teoría de grado y máster en aquellas asignaturas en las que el tamaño del grupo y el aforo del espacio lo permitiese.

A pesar de que el movimiento de estudiantes fue llamativo en el campus, teniendo en cuenta de que en el último año, las instalaciones han estado semivacías debido a la pandemia, el regreso a lo presencial no contó con un respaldo mayoritario, ya que en clases en las que estaba citado el 50% de la misma, apenas acudió la mitad.

Esta nueva situación hace que las aulas se dividan en dos, de tal forma que una parte de la misma asiste de manera presencial a las clases, mientras que la otra lo hace desde casa de manera online. No obstante, según admitían ayer algunos estudiantes de Administración y Dirección de empresas del Campus de Jerez, “no te obligan a venir, si quieres puedes seguir dando las clases online. Sólo hay que venir obligatoriamente a las prácticas”.

Hay que recordar que la UCA ha invertido en los últimos meses casi un millón y medio de euros en adaptarse a la teledocencia, algo que se lleva aplicando desde los primeros meses de la pandemia.

Las aulas se distribuyen al 50% de su capacidad en función de la semana

Muchos estudiantes reconocieron ayer a este medio que este cambio de modalidad “no está resultando fácil sobre todo para los que venimos de fuera”. De hecho, algunos universitarios aseguran que el hecho de “no poder encontrar piso a estas alturas del año, está haciendo que muchos no vengan, y sigan las clases de manera online”.

También en este primer día, muchos admitían que el hecho de estar la mitad de la clase presencial y la otra telemáticamente desde casa provocaba a veces “problemas técnicos” que en su opinión, “ralentizan el desarrollo normal de la misma”.

“En mi clase ha pasado que los que estaban online no escuchaban, y claro, al final el profesor no miraba el chat y tenían que mandarnos un whatsapp para que le dijéramos que no se oía. Y eso al final, para el ritmo normal de la clase”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios