Contenido Patrocinado

La seguridad es clave en el campo

  • Asaja-Cádiz cuenta con un departamento de seguros agrarios y generales que lleva 30 años ofreciendo información, asesoramiento y peritajes a los agricultores y ganaderos para que no estén solos en el peor momento.

La seguridad es clave en el campo. La seguridad es clave en el campo.

La seguridad es clave en el campo.

“A la hora de contratar un seguro es fundamental hacerlo con entidades como Asaja-Cádiz que además de su experiencia, hacen un seguimiento desde la contratación hasta que el asegurado recibe el último céntimo, en caso de siniestro” apuntan Pedro Gallardo y Luis Ramírez, presidente y secretario general de Asaja-Cádiz, que en esta cuestión son muy tajantes. Otras entidades, en cambio, se limitan sólo a dar de alta a la póliza y los problemas surgen cuando hay siniestros. “Para evitar problemas, la única opción es contratar con alguien que te ofrece un servicio profesional y te atiende” añaden porque “el año se te puede ir al traste si el seguro no te responde”.

Y es cierto, la información, asesoramiento, seguimiento, peritaje y declaración de siniestros que hace Asaja-Cádiz es excelente, sólo hay que acompañar a un técnico de la casa en sus visitas a campo para comprobar que el servicio es de otro nivel.

Fernando Alonso, responsable del Departamento de Seguros de Asaja y el asociado Alfonso. Fernando Alonso, responsable  del Departamento de Seguros de  Asaja y el asociado Alfonso.

Fernando Alonso, responsable del Departamento de Seguros de Asaja y el asociado Alfonso.

En esta ocasión, Fernando Alonso, responsable del departamento de seguros de la asociación que lleva adelante junto a Ana Zayas, acude a la llamada de Alfonso Menacho, un agricultor y administrador de la finca Menacho Román y Hermanos, en Puerto Real, y que quiere que Alonso le asesore para ver qué hace con los garbanzos. Al llegar a la finca el primer vistazo es revelador, hay una zona, la más oscura, donde las matas están asomando y haciéndose camino en la tierra, en cambio, en la zona de tierra más caliza, no está creciendo. Abandonamos el coche y nos manchamos los pies de polvo, Fernando Alonso toma en sus manos un artilugio que sirve para hacer un conteo y extrapolar las plantas que hay por metro cuadrado, lo echa en la tierra y empieza a contar en susurros. Mientras Menacho va explicando que según le dicen el problema viene porque la tierra caliza almacena más el frío y eso provoca que el garbanzo se almidone y no crezca. Tras una ruta concienzuda por la finca hacen números sobre el capó del coche y el técnico de Asaja traslada a Menacho las posibilidades que tiene. A partir de ahí, la decisión del agricultor es suya pero baraja toda la información.

Esta es la diferencia esencial entre contratar el servicio técnico con Asaja-Cádiz, que, entre otros servicios, cuenta con un peritaje técnico incluido y no hay que contratarlo aparte. Ahí está el gran marchamo de calidad de contratar con una asociación que cuenta con treinta años en sus espaldas gestionando seguros y que no sólo se circunscriben a los agrarios también incluye hogar, vehículos y responsabilidad civil de explotaciones, caballos y tractores a unos precios realmente ventajosos.

Seguros de principio a fin

El trabajo de Asaja con los seguros se compone de cuatro conceptos: Información, seguimiento, parte de siniestros y asesoramiento. La información comienza por explicar en los boletines de la asociación las líneas de seguros que van surgiendo, celebrar jornadas para aclarar dudas y llamar por teléfono con la fecha de finalización del plazo.

Otro punto fundamental es que en Asaja se cruzan los datos de la PAC con la de los seguros de manera que todo queda cuadrado. El seguimiento supone estar pendiente de que el cultivo tenga una nacencia normal y corroborarlo con un técnico en campo que hace un informe con fotos georreferenciadas, así tiene pruebas ante un siniestro. Si el agricultor tiene que dar parte de siniestro, el día de la inspección de la aseguradora cuenta con la compañía de un técnico que puede rebatir en caso de duda.

El último punto, el asesoramiento se desarrolla en todo el proceso, desde la contratación de un seguro que se adapte a sus necesidades hasta el asesoramiento en campo. Un seguimiento de principio a fin que ofrece tranquilidad y seguridad porque en el campo no se puede dejar nada en manos del azar.