Jerez

Los sindicatos cifran en 1,5 millones el coste de los despidos en Qualytel

  • La empresa recurrirá al TSJA tras conocer las primeras sentencias favorables a los trabajadores, para los que CCOO y UGT pidieron un ERE que habría costado un millón

La operadora de telemarketing Qualytel ha anunciado su decisión de recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tras conocerse las primeras sentencias por las que se declaran improcedentes los despidos de casi medio centenar de los 200 trabajadores, a los que la empresa ofreció una indemnización mínima (ocho días por año trabajado) al entender que se trataba de un fin de obra.

Para acudir al alto tribunal andaluz, la empresa tendrá que hacer provisión de fondos o bien presentar avales por el importe de la máxima indemnización prevista por ley, la de 45 días por año que corresponde a los despidos improcedentes, y que según los cálculos de CCOO y UGT, supondrá un desembolso final por parte de la empresa, en caso de ratificarse las sentencias favorables a los trabajadores, de algo más de 1,5 millones de euros.

La decisión final se demorará año y medio, que es el tiempo que suele tardar el TSJA en resolver sus asuntos, pero a tenor de las sentencias ya emitidas, los representantes de ambos sindicatos en el comité de empresa consideran que están en el buen camino y que finalmente se impondrá la razón, con lo que a la empresa le saldría el tiro por la culata, ya que el expediente de regulación de empleo (ERE) que en su día reivindicaron los sindicatos, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía para resolver el conflicto laboral de Qualytel tenía un coste estimado de un millón de euros, es decir, medio millón menos que las indemnización por los despidos improcedentes.

Según explicaron ayer en rueda de prensa representantes de los sindicatos mayoritarios en el comité, "la empresa ha actuado en ilegalidad continua conscientemente, quizás porque pensaba que muchos trabajadores no demandarían y creía que le iba a salir más barato que el ERE", por lo que atribuyeron el mérito a la firmeza demostrada por los afectados, de los que 180 acudieron finalmente a los juzgados (160 con el asesoramiento jurídico de CCOO y UGT y el resto de forma independiente) frente a la veintena que renunció.

Acompañados por un buen número de los trabajadores que ya han recibido notificación de la sentencia favorable, el presidente del comité de empresa, Miguel Abreu, y la delegada de CCOO, Begoña López, destacaron ayer en rueda de prensa la importancia de la lucha sindical, las movilizaciones y la huelga con las que plantaron cara a la "cerrazón" de Qualytel y a la "injusticia", lo que ha permitido que la empresa reconsidere su posición a la hora de prescindir de más trabajadores, en concreto 13 nuevos casos de empleados adscritos a ING y Servigas, que a diferencia de los 200 que prestaban servicio a Orange, a los que se ha reconocido desde el principio que eran despidos improcedentes.

En este sentido, Abreu lamentó que la empresa actuara en contra de todos, las instituciones públicas, los sindicatos y sus asesorías jurídicas, en el conflicto de los trabajadores de Orange, "que no hiciera caso a nadie" y que empujara a los trabajadores "a la lucha laboral y a un largo proceso judicial, que no es nada agradable".

Por su parte, López subrayó que "las sentencias nos dan fuerza para seguir, porque hemos ganado una batalla y seguimos en senda correcta", ya que, recordó, pese a las promesas de la empresa, "muchos de los que renunciaron a demandar a la empresa no han sido recolocados".

13

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios