Jerez

Los sindicatos exigen el "pago lineal" de los atrasos para toda la plantilla

  • CGT y UGT rechazan la nueva medida del PP "porque ahora ya no abonan nada más hasta que se completen las nóminas de diciembre de los que más cobran"

El gobierno municipal continúa negociando con entidades financieras interesadas en hacerse cargo de la recaudación de impuestos en la ciudad, tras la ruptura del convenio con Diputación. La alcaldesa, María José García-Pelayo, que hoy comunicará a los sindicatos un calendario de pagos mientras que se cierra dicho acuerdo con alguna entidad, confirmó ayer que la negociación "va, que eso es importante. Hemos dicho que mañana nos pronunciaríamos en relación con ese tema, pero es un tema que no se va a cerrar ni mucho menos de un día para otro, ni a corto plazo, porque hay reuniones previstas, por ejemplo, para la semana que viene". Aun así, subrayó que el proceso "va bien porque hay negociación, lógicamente, porque por mucho que nosotros pongamos la carne en el asador es una cuestión de dos partes y de los comités de riesgo de las entidades. Pero bueno, lo importante es que tenemos puertas abiertas y hay que seguir negociando con paciencia y con claridad de ideas". Igualmente, respecto a la ruptura del convenio con Administración provincial, la regidora subrayó en que "simplemente es una decisión que se ha madurado muchísimo antes de tomarla y se ha tomado con el conocimiento y el trabajo en común con la Diputación y creo que no conviene quizá ya más entrar en este tema porque lo que hay que hacer es mandar un mensaje de tranquilidad tanto a bancos como proveedores, y ellos lo saben porque además estamos negociando un nuevo calendario de pagos y ese es el camino". Así, insistió en la necesidad de "pasar página. Hemos iniciado una nueva etapa, desde el punto de vista financiero de este Ayuntamiento, creímos que era necesario y que era el único camino para salir del bache económico en el que nos encontramos y, lógicamente, lo hemos tomado". "Creo que ha sido una decisión acertada, ahora se tendrá que trabajar con Diputación y se está haciendo ya esa comisión técnica liquidadora para valorar las consecuencias de la renovación", zanjó García-Pelayo.

Se da la circunstancia que, mientras la alcaldesa hacía ayer estas declaraciones, alrededor de medio centenar de trabajadores del sindicato CGT se concentraba en el puertas de la delegación de Economía para exigir al PP que continúe con el "pago lineal" de los atrasos a los trabajadores. En la protesta, Nieves Calvillo de CGT (sindicato mayoritario en el Consistorio) confirmó que "estamos aquí por la decisión de la alcaldesa, respaldada por un informe muy poco vinculante y poco jurídico del interventor, por el cual se decide que no se va a pagar lineal sino que se va a terminar la nómina de diciembre para después empezar a pagar las otras nóminas". De este modo, "los que cobramos menos, que somos el 80% de la plantilla, que apenas tenemos un salario de supervivencia, no recibiremos ningún pago más hasta que cobren sus nóminas íntegras los que más salario tienen". A juicio de Calvillo, esto provoca también división entre las centrales sindicales. Aun así, advirtió que dependiendo de lo que les comuniquen hoy desde el gobierno local sobre los próximos pagos, la plantilla podría decidir nuevas protestas, "y no sería la primera vez que CGT va detrás de alguien en campaña aunque sea en otras ciudades".

También desde la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Jerez denunciaron también ayer "la falta de rigor, de diálogo, la pasividad y el comportamiento absolutamente injusto del gobierno municipal". Así, explicaron que "no es de recibo que a día de hoy la plantilla municipal no se encuentre al corriente en el cobro de sus nóminas, cuando la alcaldesa, en rueda de prensa multitudinaria el pasado día 15 de febrero, comunicó que se había abierto el plazo para que las entidades gestoras presentasen propuestas para hacerse cargo de la recaudación de los impuestos municipales y que el día 27 de febrero estaría solucionado el problema de liquidez para hacer frente a estos pagos. Posteriormente comunicó que se ampliaba el plazo al 2 de marzo y finalmente el lunes día 5 nos comunica que ninguna entidad bancaria ha presentado propuesta, ¿Cómo se puede hacer un anuncio de esta magnitud sin haber sondeado previamente el mercado? Esperemos que este viernes nos traigan la solución". Igualmente, UGT lamentó en la misma línea que CGT la nueva forma de pago "que se nos aplicará a partir de ahora y que será ir completando la nómina, cerrándola por meses. Esto es totalmente injusto ya que quienes tienen una nómina de 1.100 ó 1.200 euros (la mayoría) tendrán que esperar a que terminen de cobrar hasta el último euro quienes ganan más de 5.000 euros al mes. Exigimos la suspensión cautelar del pago de todas las productividades, gratificaciones y horas extras, hasta que no se normalice el pago de todas las nóminas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios