Jesús Vidal Sánchez. Hermano mayor de la Oración en el Huerto

"La solución al Jueves Santo es una tirita"

  • El hermano mayor de la cofradía del Jueves Santo sigue esperando una solución a la carrera oficial

  • La cofradía celebra este año su setenta y cinco aniversario

Jesús Vidal, hermano mayor de la Oración en el Huerto, organizará, junto a su junta, el setenta y cinco aniversario. Jesús Vidal, hermano mayor de la Oración en el Huerto, organizará, junto a su junta, el setenta y cinco aniversario.

Jesús Vidal, hermano mayor de la Oración en el Huerto, organizará, junto a su junta, el setenta y cinco aniversario. / Miguel Ángel González

-¿cómo se va desarrollar este año que se celebran los setenta y cinco años de la refundación de la Oración en el Huerto, entroncada con el Dulce Nombre de Jesús?

-La mayoría de los actos aún no están aprobados por el cabildo de hermanos. Pero sí hay ya algunas líneas que se pueden adelantar. Habrá un quinario muy solemne en el que estarán cinco predicadores distintos y de diferentes órdenes. Por primera vez vamos a celebrar un triduo dedicado a María Santísima de la Confortación en el mes de junio. Será algo especial con grandes predicadores también. Queremos organizar un rosario vespertino con la Virgen. Y culminar con la salida del Dulce Nombre que sería el tres de enero del próximo año. Además haremos un cartel pintado y se intentará la salida extraordinaria. No se descarta pero tampoco lo tenemos en el primer punto de cosas por hacer. De todas formas, los hermanos tendrán la última palabra en un cabildo. Quizá sea un año de pocos actos y buenos a mucho y de calidad media. En cualquier caso tenemos tres comisiones trabajando en todo esto.

Queremos recuperar a esos hermanos que, por lo que sea, no vienen o no visten la túnica"No existe ni un reglamento para regir el consejo y al final todos nos movemos por intereses propios"

-¿Se pretende acercar a muchos hermanos a la casa de hermandad?

-Esa es la idea. Es uno de los puntales de mi programa como hermano mayor en esta legislatura. Queremos recuperar a hermanos que por lo que sea no vienen o no visten la túnica. Es primordial recuperar lo que nos dejaron nuestros mayores.

-¿Las relaciones con la comunidad dominica son buenas?

-Tenemos carácter dominico. Vamos a modificar las reglas para incluir el nombre de dominicana hermandad, cuyo nombramiento ya lo tenemos aprobado en la orden de predicadores y por el cabildo de hermanos. Somos una hermandad muy familiar. Gracias a Dios no tenemos grandes problemas y creo que esto nos viene de ese carácter que tenemos de los frailes. Nos sentimos orgullosos de ser dominicos. Es nuestra idiosincrasia.

-Estáis de enhorabuena porque los dominicos apuestan por esta casa de Jerez.

-Sin duda. Aquí también sonaron rumores hace algunos años. Pero afortunadamente Jerez es una casa fuerte para la orden.

-¿Y el padre Juan Carlos, vuestro director espiritual?

-Es un regalo para la hermandad. Sólo puedo tener palabras buenas para él. Ha encajado muy bien con nosotros. Nos alienta para hacer cosas y se siente muy a gusto. Ciertamente es un gran apoyo el que tenemos con su compromiso firme con la Oración en el Huerto.

-La Virgen se está restaurando.

-Sí. Tampoco tiene unos daños muy graves de estructura. Pero las imágenes sufren con el paso del tiempo. Se le hizo un estudio hace unos años y había que afianzar el giro del cuello o la mascarilla, aparte de la huella que deja el tiempo. La estructura se le va a fijar. Así que la junta y los padres dominicos lo vieron oportuno y se me la llevaron.

-¿Cuándo vuelve?

-La segunda semana de marzo está previsto. No estará para el quinario y sí para la fecha de su besamanos. Había que tomar la decisión porque no era aconsejable una salida con el problema de estructura.

-Es muy bella. Y con el ángel es una iconografía preciosa.

-Sin duda. Para mí sí. Todos los cofrades dicen que es la gran desconocida. Lo del ángel confortación creo que nuestro recordado y querido Pepe Luna Gener tuvo mucho que ver.

-El Señor no se queda atrás.

-Tampoco. Aquí, quizá, somos más del Señor. Aunque cada vez la Virgen tiene más tirón. Pero el Señor es tremendo. A pesar de ser una imagen no muy antigua tiene mucho sabor muy añejo. Y cada vez vienen más devotos a verlo cada mañana.

-Bueno; hacerle una entrevista al hermano mayor del Huerto y no hablar de la carrera oficial no tendría gracia.

-Me lo temía (risas).

-Al final hubo permuta con la Lanzada.

-Efectívamente, pero la solución de este año es como ponerle una tirita al asunto. Al menos tenemos la tranquilidad de que la pretensión es quitar Aladro o ponerla bien en el marqués de Domecq o en el monumento de las cofradías. Me imagino que dependerá de la reubicación y de lo que diga el pleno. Pero para la Oración en el Huerto lo de este año no es una solución definitiva.

-El origen es Aladro ¿Cómo se hizo aquello sin pensar en vosotros?

-Bueno yo creo que tampoco se calibró muy bien los problemas que acarreaba Aladro. Tampoco quiero culpar a Pedro Pérez por ello porque no hubo mala intención. Y el problema es del Jueves Santo entero, no sólo de nosotros. Gracias a Dios los hermanos mayores de este día nos hemos unido mucho y nos hemos ayudado unos a otros. Pero ahora lo importante no es mirar hacia atrás sino estudiar el futuro. Hemos probado de todo y lo de cambiar la carrera no es un capricho. Son problemas que tenemos porque montamos la cofradía en media hora ya que antes estamos en los oficios. Pero lo de permuta es algo puntual de este año. No es una solución definitiva.

-Se logró forzar un pleno.

-Sí pero cuando llegamos no había solución porque en ese pleno no hubo intención de voto. Se trataba de debatir. Pero el debate no solucionaba el problema.

-¿Ha habido por parte del consejo una voluntad de enfriar el asunto para volver, este año al menos, a Aladro?

-No lo sé. Yo creo que Dionisio Díaz siempre ha querido solucionar el problema y también es cierto que el presidente tiene las manos muy atadas. No hay ni un reglamento para regir el consejo. Y lo cierto es que todos nos movemos por intereses propios. Propuso su carrera del Banco y no salió. Y el Huerto no tiene culpa de eso. No gustaría al pleno y por eso la desechó. Pero yo eché de menos un plan 'b'. No se puede apostar a una sola carta. Quizá por rebeldía, el consejo ya pone menos interés por arreglar todo esto. La prueba está en el pleno del debate. Así que la solución de este año no puede ser para siempre porque yo sigo con el problema de tener que quitarme de en medio rápido en la salida.

-Pero ese problema lo vais a tener siempre porque estáis la lado de la carrera oficial.

-No. Si se entra en el marqués yo puedo tirar tranquilamente por la plaza Aladro.

-Pero eso es dar una vuelta.

-No es así. Yo no puedo cruzar porque entonces mi paso sería de salida y tardaría más. Si planto la cruz de guía en el marqués el misterio está saliendo. No es lo mismo el tiempo de paso normal al tiempo de paso a la salida. Y eso haría esperar a las que vengan por detrás.

-¿Y la dispensa del obispo?

-El obispo siempre ha estado solidarizado con nosotros. Cuando nos presentamos la nueva junta, en el marco de una charla informal y no de forma oficial, dijo que si nos hacía falta una dispensa para salir directamente que él lo hacía. Pero no hubo ni petición oficial ni oficialmente el obispo nos la dio.

-Entonces a ver si lo aclaramos, ¿el Huerto votó a favor o en contra de la plaza del Banco?

-Ya es una cuestión personal. No lo haré público. Yo voté en conciencia. Ese será el gran secreto de todo esto asunto. Y no me lo llevaré a la tumba porque lo haré público cuando escriba mis memorias (risas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios