Martín de la Herrán. Abogado de la asociación 'SOS Bebés Robados Cádiz'

"Me sorprende hasta qué punto el ser humano puede ser tan malo y cruel"

  • Su incursión en la política como candidato de UPyD en las municipales le llevó a implicarse de forma personal y profesional en los casos de los bebés robados · De la Herrán asume su labor en la asociación como "un gran desafío"

Fue candidato de UPyD en las pasadas elecciones municipales y desde hace unas semanas se encarga, a través de la nueva asociación 'SOS Bebés Robados Cádiz', de asesorar a las familias de la provincia que tienen sospechas de que sus hijos fueron robados en el momento de su nacimiento. Asegura que la crudeza de las historias le ha hecho sentirse personalmente afectado.

- ¿Cómo comienza su relación con la asociación?

- Todo viene derivado de la política, yo creo que hasta la fecha lo mejor que he conseguido en política ha sido entrar en contacto con esta gente. El tema surge en una reunión con una asociación vecinal a la que asiste una señora que se llama Luisa Fernanda y que es una de las madres que está intentando averiguar que fue de un hijo suyo. En una conversación que empezó con política y la situación de la ciudad y de aquella zona en concreto, surgió un comentario que hizo ella y que captó mi interés. Dijo que llevaba mucho tiempo metida en una lucha, una investigación, pregunté y cuando me comentó el tema del que estaba hablando pues obviamente me interesó mucho y desde ese momento ya le ofrecí mi colaboración con la asociación en asistencia jurídica. Yo soy padre adoptante, tengo dos hijos rusos y por tanto, también tengo especial cercanía al tema de las adopciones. Claro, en estos casos hablamos de bebés que fueron robados para simular después adopciones regulares. Además dio la casualidad que unos días antes, una chica de Cádiz, una clienta, nos planteó que era una posible hija robada. En fin, fueron varias cosas que coincidieron y ahí arrancó todo nuestro trabajo.

- ¿Le ha sorprendido la cantidad de casos que están saliendo a la luz?

- Claro que me sorprende, la semana pasada estuve reunido con Enrique Vila, que es un poco el fundador de este movimiento, y la verdad es que la provincia de Cádiz es si no la que más, de las que más casos tiene. Ello es posible que se deba a la situación social de la provincia en los años 50, 60, que siempre ha estado muy castigada y quizá facilitara que se cometieran este tipo de delitos y se organizara este tipo de estructuras. Y desde luego que sorprende hasta qué punto el ser humano puede ser tan malo y cruel como para hacer una cosa así, robarle a una mujer en el paritorio a su hijo mintiéndole y diciéndole que ha muerto, es de una crueldad absoluta y de hecho muchas mujeres, 30 o 40 años después, hablando de esto se derrumban, es un trauma que ha marcado su vida, en algunos casos, de forma muy intensa. Claro está que estos delitos no son ya cuando se roba al niño, sino que delito es también que esto haya permanecido en silencio y siga permaneciendo en silencio por parte de las personas que saben o conocen la existencia de estas redes, gente que ha intervenido en falsificación de documentos, en el robo mismo del bebé, en la posterior adopción. Muchas veces era adopciones perfectamente legales, es decir, los padres adoptantes no sabían nada de lo que había detrás, hay otros casos en los que sí, han admitido que lo sabían y pagaron un precio. Osea, hay de todo, pero realmente es sobrecogedor cómo el ser humano puede ser tan malo.

- ¿Cómo se explica que ocurriese todo aquello con total impunidad?

- Bueno, se cree que todo esto arranca de la Guerra Civil, a las mujeres presas republicanas parece que está confirmado que se les sustraían sus hijos y entonces durante la época de la guerra se formó una especie de estructura que acabada la contienda se pensaba que desapareció pero no parece que fuese así. A lo mejor las personas implicadas debieron ver que esa estructura les podía interesar y se podían lucrar de ella y lo aprovecharon para hacer un mercadeo con los niños básicamente. ¿Por qué en Cádiz hay tantos casos? Es lo que decía antes, Cádiz ha sido una provincia muy castigada históricamente, hay muchas madres a las que les robaban los hijos, eran absolutamente analfabetas y les hacían firmar baterías de documentos que no sabían lo que firmaban y les decían que eran para certificar la muerte de los bebés y a lo mejor estaban firmando documentos de renuncia de los hijos. Algunos de estos documentos aparecen y otros no porque hay archivos muy antiguos que han desaparecido y en eso estamos precisamente, en localizar estos documentos que son las pruebas que pueden impulsar los procedimientos judiciales. Aquí no se trata tanto de una venganza como de obtener una respuesta. En la reunión que se celebró en La Granja a principios de mes te dabas cuenta que la gente lo que necesita es saber qué ha pasado. Habrá muchos casos que al final se acabe confirmando que sus bebés fallecieron y que no hay nada irregular en ello, pero hay otros que tienen muchas razones para pensar que sí que hubo robos. Tenemos que poner en marcha toda la maquinaria para averiguar aquellos supuestos enterramientos que están en nichos y que están más o menos localizados y entonces va a ser relativamente fácil comprobar si hay cuerpos o no. Pero claro hay casos en los que los cuerpos de los bebés se echaron supuestamente en fosas comunes y eso va a complicar mucho confirmar en primer lugar si hubo una muerte o no la hubo.

- En cualquier caso, parece una tarea complicadísima.

- Sí que lo es, pero al mismo tiempo es un desafío muy interesante. La Fiscalía desde luego ha demostrado mucha proactividad con este asunto y se lo han tomado muy en serio y lo están impulsando, lo cual es muy buen arranque. Ahora va a ser función de los juzgados y nuestra también como asociación y de los abogados que se personen en los procedimientos de impulsar las investigaciones para obtener esa respuesta que se busca y si luego hay delitos que haya que depurar se depurarán, pero el objetivo primordial es realmente saber qué pasó, si ese niño murió o no y en caso de que esté vivo, pues dónde está y qué ha sido de él. Pero sí, es un desafío grande y complicado. Tenemos la suerte de que Enrique Vila, fundador de este movimiento, es un abogado de Valencia que tiene muchísima experiencia, durante los últimos 20 años ha estado dedicado en exclusiva a asuntos de estos y él está prestando asistencia a todos los abogados que estamos en toda España para orientarnos a la hora de hacer nuestro trabajo, con lo cual la ventaja de contar con una red es que intercambiamos experiencias, intercambiamos cuestiones y no es lo mismo empezar asuntos de éstos, cuando ya hay algunos que incluso han concluido.

- Entonces, la Fiscalía está siendo diligente.

- Sí, yo estoy muy satisfecho con las últimas noticias. Han pasado siete expedientes hace unos días y ayer mismo otros cinco a los juzgados y eso es porque Fiscalía detecta que hay indicios de delito, digamos que no los echa abajo alegando prescripciones, inexistencia de delitos o falta de pruebas, sino que detecta que puede haber delitos y asuntos que hay que tratar por la vía judicial. Con lo cual, digamos, que hemos pasado la primera barrera.

- ¿Puede vaticinar cuál va a ser el final de todo esto?

- Yo creo que va a haber tantos finales como casos se están dando, porque probablemente, como he dicho antes, habrá algunos que comprueben que sus bebés sí murieron, habrá otros que nunca puedan confirmar qué pasó con sus bebés, otros que confirmen que no murieron y fueron objeto de esta trama. Entre esos habrá algunos, bueno ya hay casos de personas que se han encontrado. Claro, se encuentran 50 años después y lógicamente un hijo y una madre no van a tener la relación que hubieran tenido de no haber pasado todo esto, pero por lo menos esa madre que ha estado en esa lucha va a descansar, su duda se va resolver y luego ya si se inicia una relación o no dependerá de cada persona y será una historia diferente.

- Parece que ahí van a jugar un papel importante las personas que sepan que han sido adoptadas y su interés por buscar a su familia biológica.

- Es importante primero que lo sepan, porque conozco un caso de un señor cuyos padres mueren y arreglando los papeles de la casa, por los trámites se da cuenta que ha sido objeto de una adopción, primera sorpresa y segunda sorpresa, se da cuenta que la adopción fue irregular, pero inicia la búsqueda de la familia y hasta hoy no ha dado resultado. Pero conozco otro caso de un hijo que tiene muchas razones para sospechar que fue objeto de uno de estos robos y sin embargo, no tiene ningún interés en buscar unos padres nuevos. En fin, hay de todo.

- ¿Y recaerán responsabilidades sobre los culpables de lo que ocurrió?

- Hombre, se pueden derivar si los culpables están vivos para empezar. Porque ese es otro problema, el transcurso de tanto tiempo ha hecho que muchas de las personas que presuntamente intervienen en estas tramas han fallecido, con lo cual ahí se acaba la responsabilidad, pero puede haber otros casos en los que todavía estén vivos y que por lo menos tengan que contestar o enfrentarse en un juzgado y explicar qué es lo que pasó y por qué se hizo eso, aunque nos podemos imaginar que era una cuestión de puro negocio. Pero, bueno, quien pueda dar explicaciones vamos a hacer todo lo posible para que al menos las dé. Luego si hay derivaciones penales o no, ya se verá.

- Se da por hecho además que no hubo una sola trama.

- Claro, el hecho de que se den casos en toda España parece indicar que no hay una trama única conectada. Quizá es que en Cádiz tenían más ansia de hacer negocio que en otras provincias donde hay menos casos, no lo sé, me inclino a pensar que Cádiz está especialmente castigada por estos temas por lo que decía antes, la situación social, se aprovechaban de la gente humilde, analfabeta. Hay casos en los que las madres recuerdan que tras el parto y tener un bebé de cinco kilos, en los certificados de defunción pone que el niño muere por prematuridad y luego hay otra pauta bastante general: las madres te explican que después del parto y escuchar al niño llorar, las sedaban para que durmieran en profundidad y al despertar de esa sedación que no venía a cuento se enteraban de que los bebés habían fallecido y ya estaban en la cámara o en vías de ser enterrados. Era un poco como quitar a las madres de en medio para que no molesten y mientras hacer todos los trámites. Hay otro caso de una madre que decía: "Yo recuerdo perfectamente como a mi niña se la llevaban de la habitación y la traían: no, es que vamos a enseñarla que es muy mona" Da la sensación de que pudieran en ese momento estar enseñándola a los padres adoptantes y cuando éstos aceptaron, entonces casualmente a la noche siguiente la niña fallece y al día siguiente le dicen a la madre que ya no se puede verla. En la mayoría de los casos se sigue un patrón. Había una señora que contaba que su madre le decía que cuando tuviera el niño, siempre hubiera alguien mirándolo. Era como si la sabiduría popular de alguna manera sospechara que esto pasaba y a mi eso me llamó la atención, aunque en este caso no era un robo de bebé.

- Todo esto parece impensable hoy en día, parece producto de una época y unas circunstancias muy determinadas.

- Yo creo que sí, aunque los casos más recientes son del año 85, que son de anteayer como quien dice. Pero bueno yo creo que hoy en día y además conozco los trámites de adopción en primera persona, está todo mucho más controlado, regularizado, quiero pensar que estas cosas ya no se dan. Son cosas curiosas porque desde un punto de vista estadístico te das cuenta que las muertes se producen siempre por la noche, hay determinadas firmas de personas que se repiten con demasiada frecuencia, incluso miembros de un hospital que firman certificados de otro centro, en fin, hay muchos indicios que apuntan en determinadas direcciones pero todo eso es parte de la investigación que realmente ahora acaba de pasar la primera barrera y va a continuar.

- ¿Tienen ya el total de casos en la asociación?

- La asociación realmente se está formando y no tenemos un control o un listado de los miembros, calculo que alrededor de cien. Lo que sí tenemos es los casos que están ya en vía judicial, también hay una batería de denuncias que se pusieron a través de una asociación de Barcelona, pero realmente no sabemos cómo están. Yo personalmente he hecho gestiones para averiguar en qué trámite se encuentran y la verdad es que no lo consigo porque en un primer momento se presentaron las denuncias en Madrid con idea de que el fiscal general ordenara la investigación centralizada en la Fiscalía en Madrid, pero la Fiscalía determinó, yo creo que con buen criterio, que como no era una trama única, que podían ser varias tramas, que se remitiesen las denuncias a las fiscalías provinciales correspondientes y en todo este trámite procesal hay muchos expedientes que ni siquiera sabemos si se llegaron a presentar porque ha habido intermediarios, y lo que vamos a hacer es volver a presentar esas denuncias, tener un control y que los afectados tengan acceso directo a toda la documentación que se va a ir generando. Eso es una cosa que quiero asegurarme: que los afectados de expedientes que llevemos nosotros tengan copia de todos y cada uno de los documentos que se generen para que no se rompa esta cadena.

- Recopilar la documentación, entiendo que también estará siendo difícil.

- Complicadísimo, hay archivos de hospitales que han desaparecido, archivos de cementerios que también han desaparecido o no se acaban de encontrar, y luego la documentación de esta época son papeles muy antiguos que en muchos casos se han extraviado, documentos manuscritos, se han deteriorado, firmas que no se ven bien, letras que no se entienden, tenemos de todo. Por eso decía que cada caso va a llevar una ruta distinta, porque nos encontramos continuamente con obstáculos. Hay gente que tiene su documentación en perfecto estado de conservación y otras personas que tienen muy poquito.

- ¿Un paso necesario es la exhumación de las tumbas donde supuestamente están los restos?

- Yo sí creo que eso va a ser una confirmación clara de sí hay o no robo de bebés porque si en la tumba no hay cadáver es un paso en la dirección para ver qué ha sido de esa persona que supuestamente se enterró y no fue así, como ha pasado en Algeciras, en tres ataúdes que se abrieron: uno estaba con serrín, otro con una tela enrollada simulando un cuerpo pero sin cuerpo y el tercero contenía unos restos que no era un cadáver completo y todavía no se sabe o al menos yo no tengo noticia de si se ha hecho prueba de ADN para verificar la identidad.

- Decía el director del laboratorio forense de CGC Genetics de Madrid que sí es posible que no quede ningún resto de un recién nacido enterrado.

- No lo sé, hasta ahí no llego pero me resulta extraño que en 40 años desaparezcan todos los restos. Si las fosas de la Guerra Civil, que han estado en tierra, todavía se conservan los huesos, pues me resulta complicado pensar que en un nicho relativamente aislado, desaparezcan, pero no soy especialista en esta materia. Desde luego lo que no quiero pensar es que desaparezcan del todo, que no dejen algún resto, algún trazo genético. No olvidemos que son bebés nacidos, no fetos que pueden estar medio formados. Me resulta raro que se descompongan sin dejar traza genética. En el seno de la investigación judicial esto se va a ventilar evidentemente, tenemos que formarnos con especialistas en genética para que informen a los juzgados sobre cuestiones como ésta para que los juzgados tengan toda la información necesaria.

- ¿Y los juzgados tienen medios para esta avalancha de casos?

- Los juzgados están preparados para llevar muchos casos, lo que pasa es que nosotros tenemos que estar ahí para empujar, orientar sobre qué pruebas queremos que se practiquen, pero ese es nuestro trabajo, que no se quede olvidado. De todas formas, por el interés social que está suscitando este asunto, por la trascendencia emocional y social que tiene, doy por hecho que los juzgados le van a dar un trato preferente, al menos hasta lo que puedan. Es un tema muy delicado y que afecta a cuestiones morales, emocionales e incluso históricas, me atrevo a decir, además que estamos ante delitos gravísimos y hay personas que han sido muy perjudicadas por estas tramas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios