Sucedió en Jerez

El tranvía en Jerez, una quimera que a los 4 años de su anuncio se volatilizó

  • Se tiraron 2’26 millones de euros en el diseño del proyecto, cuyo coste superaba los 120 millones y que al final abandonó la Junta

El consejero García Garrido y la alcaldesa Sánchez, en febrero de 2009, dando a conocer el proyecto. El consejero García Garrido y la alcaldesa Sánchez, en febrero de 2009, dando a conocer el proyecto.

El consejero García Garrido y la alcaldesa Sánchez, en febrero de 2009, dando a conocer el proyecto. / Pascual

Buffete Cosano & Asociados Buffete Cosano & Asociados

Buffete Cosano & Asociados

Cierto es que la implantación del tranvía en la ciudad provocó un intenso debate, que, junto al de la idoneidad o no del proyecto, tuvo su punto más agrio en el trazado que tendría la primera línea para la que los comerciantes del centro pedían que les llegara y no se ciñera sólo a ir de la zona norte de la ciudad hasta la del núcleo comercial de Ikea-Área Sur. Incluso se planteó una opción B del trazado que pasaba por incluir la calle Medina, algo que fue descartado por el colectivo.

En pocas palabras, la cronología del proyecto fue un desbarajuste de fechas y plazos con muy pocos avances, tanto por la falta de financiación autonómica como por las polémicas generadas. En febrero de 2009, el consejero de Obras Públicas, Luis García Garrido, adelantó que la idea de la Junta era que el proyecto estuviese redactado a finales de ese mismo año, para comenzar a lo largo del 2010.

Un año después, en 2011, se constató que la Junta abandonaba el proyecto aplicando la inanición económica. “Jerez ha perdido su tren para subirse al tranvía”, se afirmaba desde el gobierno municipal. No en vano, el presupuesto que se desplegaría en la ciudad para llevar a cabo esta inversión superaba los 120 millones de euros a fin de implantar, según los planteamientos políticos, “un sistema de transporte al que el gobierno municipal no renuncia y que siempre defendió como una revolución en la movilidad de los jerezanos”.

Sí hubo dinero invertido que prácticamente no sirvió para nada. En 2008 se adjudicó la redacción del estudio del trazado y el proyecto constructivo a la UTE Iberinsa y Ardanuy, por 2,26 millones de euros, todo para que al final la gran presentación y ‘venta’ del producto ‘tranvía’ en Jerez y su primera línea, se quedara en un precioso acto multimedia con gran despliegue propagandístico en 2010, algo que como otros proyectos se convirtió en una quimera.

Acceso a Hostelsur en lo que eran los jardines del Bosque, en el González-Hontoria. Acceso a Hostelsur en lo que eran los jardines del Bosque, en el González-Hontoria.

Acceso a Hostelsur en lo que eran los jardines del Bosque, en el González-Hontoria. / Archivo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios