Una jerezana centenaria 102 años muy bien llevados

  • Ana Jiménez Vázquez celebró esta semana su cumpleaños con una salud envidiable y rodeada de su familia y vecinos

Ana Jiménez cumplió el pasado miércoles 102 años y lo celebró en su casa con una reunión en la que fue agasajada por su familia y vecinos.

Ana es una de las personas más longevas de Jerez y así se lo reconoció el pasado octubre el Ayuntamiento, durante el acto inaugural de la Semana de los Mayores, un homenaje que Ana recibió con mucha emoción.

Cuenta su hija Tere, con la que vive en la barriada de El Rocío, que con 102 años, Ana sigue levantándose sola, "anda por la casa y friega los vasos del desayuno. Sólo cuando vamos a la calle, utiliza la silla de ruedas, porque ya se cansa enseguida. Y la cabeza la tiene bien, aunque con algunas lagunas, pero es normal".

¿Dónde está el secreto de esa longevidad? Ella suele decir que es la genética. "Incluso primos suyos han sobrepasado los 90 años", apunta su hija, convencida de que además hay otro motivo más importante: "Vivir para los demás. Ella no podía estar tranquila sentada, siempre estaba pendiente de todo el mundo, que si necesitaba algo, ahí se levantaba corriendo. Ha sido muy activa, aunque ya no puede tanto".

Y eso que hasta los 96 años todavía salía sola a la calle y hacía sus compras en la frutería o en la carnicería. Después se rompió la cadera y se volvió más dependiente, pero su salud sigue siendo envidiable. "Ha tenido algún problema de corazón, lleva una válvula, pero con esa edad, está muy bien. Y come de todo, sólo hay algunas comidas que se las paso para que no le cueste tanto, pero lo mismo come una berza, que un menudo".

Ana nació en Arcos, en lo que hoy es el Parador Nacional, y a los 17 años se vino para Jerez y también muchos de sus hermanos. "A Arcos ya sólo ha vuelto de visita. Toda su vida la ha hecho aquí". Se casó, tuvo dos hijos, aunque sólo vive su hija Tere y perdió a su marido hace cerca de 30 años.

Cuenta su hija que le gusta mucho la Semana Santa y aunque casi siempre la había visto por la tele, hace dos años la convenció para disfrutarla en la calle. "Este pasado domingo la lleve a los besamanos, pero es verdad que no pudimos entrar en algunas parroquias porque no están adaptadas para las sillas de ruedas".

Donde no ha conseguido llevarla todavía es a la Feria. "Ahí, es verdad que no quiere ir".

Ana se entretiene mucho durante todo el día con la tele. "Por la mañana ve la primera, al mediodía Canal Sur y luego, Telecinco, y no le vayas a cambiar el canal de la televisión, que se enfada".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios