integración

"He venido a este mundo para ponerme metas y crecer"

  • Para el jerezano Pedro Alberto Fernández la discapacidad nunca ha sido una barrera: "No quiero estar en la zona de confort, prefiero pelear"

Comentarios 1

Nació en septiembre de 1981 en el hospital de Jerez y una malformación en los brazos quiso tambalear la vida de Pedro Alberto Fernández. No es fácil asimilar que la medicación -el conocido fármaco de la talidomida- que le recetaron a su madre durante el embarazo provocara una deformación en su cuerpo. Sin embargo, este jerezano levantó la cabeza, sacó pecho y ha roto todas las barreras que le han podido poner en sus 36 años: "He estado luchando siempre con mi persona para desenvolverme en la vida, desde pequeño he luchado".

"Prácticamente en un 95% soy independiente. Siempre he intentado normalizarlo, al igual que mi familia. En mi adolescencia todo lo hacía por mi cuenta, y los estudios y el deporte han tenido un papel fundamental. Nunca me ha frenado la discapacidad, aunque sé que hay cosas que la sociedad todavía no lo ha normalizado, no está preparada. Queramos o no el tema físico es importante. Pero por lo demás no he tenido ningún problema", reconoce el jerezano.

Lo principal para derribar barreras es tener tu mente muy activa, hay que trabajar mucho la psicología"

Graduado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos, estudia ahora Derecho y antes de cumplir los 41 quiere sumar a su currículo dos máster. En el plano del deporte Fernández es muy conocido en Jerez. Pertenece al Club Tenis de Mesa DKV-Jerez -equipo con el que compite-, ha sido presidente del Club Deportivo San Isidro y también ha estado en la directiva del Guadalcacín: "Todo lo que le pase bueno al 'Guada' es satisfacción para mí, yo doy todo por ese club". "Para trabajar con garantías y duro, y para poder seguir estudiando lo más importante es el deporte. Es la base principal para que mis proyectos continúen", subraya.

En el plano laboral, Fernández es un 'bicho raro', puesto que "siempre he estado trabajando, nunca me ha faltado el empleo". "Muchas personas me preguntan por qué no estudio oposiciones ya que hay un cuota para personas con discapacidad. Pero yo siempre digo que no. Yo he venido a este mundo para ponerme metas y crecer y crecer. No quiero estar en la zona de confort, prefiero pelear", relata el jerezano.

Y como hay pocas zonas más alejadas que la de confort que el emprendimiento, Fernández, junto a Daniel llevan dos años con una asesoría: "Tengo mucho que agradecer a los que han sido mis jefes pero he tenido siempre esa inquietud. Emprender no es fácil, hay que tener paciencia. Se trabaja mucho y al principio no se ve dinero, pero llevamos una buena trayectoria. Es un error del emprendedor pensar que en siete meses está todo".

"Lo principal para derribar barreras es tener tu mente muy activa, hay que trabajar mucho la psicología. Y creo que estudiar es fundamental. Desde que emprendí con Dani -reconoce Pedro- estoy creciendo como persona. Los estudios son una base principal, no deben por qué ser universitarios. Hay que formarse siempre, porque da seguridad, la gente te respeta más. Además, cuando uno va sacando los estudios, aprueba exámenes, mejora en el trabajo..., te vas olvidando de muchos problemas personales. Te vienes arriba". El jerezano insiste en un mensaje para los jóvenes con discapacidad: "Que estudien y hagan deporte. Con la discapacidad se puede practicar muchos deportes y viajar, que abre mucho la mente. Encerrarse en casa o estar siempre en la calle con un mal ocio no es bueno. Hay que ponerse metas e ir a por ellas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios