Jerez

La venta de combustibles sube un 10% el primer fin de semana del mes

  • La 'Operación Salida' dispara la demanda de carburantes en Jerez al caer en viernes

Las ventas de combustibles se vieron sensiblemente incrementadas en la ciudad el pasado fin de semana al coincidir el inicio de las vacaciones con un viernes. Según aseguró a este medio el presidente de la asociación provincial que agrupa a los empresarios de las estaciones de servicio, Ángel Zamorano, dicho incremento se cifra en el entorno del 10% de las ventas habituales. La subida, aunque insuficiente para paliar meses y meses de malas ventas como consecuencia de la crisis económica, sí que vino a paliar el efecto negativo que tiene para estas empresas el fin del curso escolar que, según Zamorano, supone "un chorreíto constante de repostajes tanto en las horas de traslado del alumnos de los centros educativos como en la recogida de los mismos".

Las últimas bajadas de los precios de los carburantes -tanto los gasóleos como las gasolinas han visto rebajados sus precios en las últimas semanas- han sido insuficientes para provocar un cambio de hábitos. No en vano la crisis económica ha provocado que determinadas prácticas se hayan extendido por toda la geografía nacional, como es el caso del coche compartido o una mayor utilización del transporte público en detrimento de vehículo privado.

Pese a todo lo señalado, el fin de semana pasado fue tan sólo un espejismo pues "al llegar el lunes volvimos a la cruda realidad de una sociedad marcada por la tristeza de la crisis económica", apuntó a este periódico Ángel Zamorano, quien descartó por completo que el turismo que recala en la ciudad sea capaz de protagonizar cualquier tipo de incremento en la venta de combustibles. "El turismo que recala en nuestra ciudad no suele beneficiar al sector de gasolineras. Donde sí lo hace es en las localidades costeras, donde muchas personas trasladan su residencia con todo lo que ello conlleva".

A día de ayer, los precios medios de los combustibles en la ciudad eran los siguientes: el diesel se pagaba a 1,259 euros, si bien el diesel especial, de mayor calidad, debía ser abonado a 1,319 euros. En lo que se refiere a las gasolinas, la de 95 octanos tenía el litro a 1,321 euros mientras que el de 98 octanos estaba fijado a 1,436 euros.

Una características especialmente curiosa del sector de las estaciones de servicio es que a pesar de la dureza de la crisis el empleo permanece estable. A este respecto cabe destacar que la explicación radica en que "ocho de cada diez gasolineras están mecanizadas, es decir, es el propio cliente el que se sirve de gasolina y acto seguido paga el importe del repostaje". Pese a ello, es muy reseñable que hay muchísimas gasolineras que a cada día que pasan apuestan por el servicio personal antes que por el mecanizado. De un lado porque "de esta forma se atiende a un sector de población que tiene problemas para subir y bajar del coche, como es el caso de ancianos y personas con dolencias que les afectan a la movilidad"

Esto ha provocado que no sean pocos los clientes que, visto que el precio no varía entre una estación de servicio mecanizada y una personal, prefieran ser atendidos antes que tener que hacerlos ellos mismos. Incluso lo entienden como una forma de fomentar el empleo en el sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios