Jerez

Unas 30 víctimas de violencia en Jerez corren un alto riesgo

  • El PP pide un plan personal de seguridad que garantice la protección de las mujeres maltratadas que han denunciado y que se recurra, si es preciso, a medios privados

La situación de un total de 33 mujeres de Jerez que han presentado denuncias por violencia de género está considerada por la Comisaría como de alto riesgo, según la clasificación que realizan los propios policías, con el fin de graduar las medidas de protección. Estos datos fueron ofrecidos ayer por la portavoz del grupo municipal del PP, María José García-Pelayo, para denunciar que la ley sobre violencia de género aprobada el pasado año por la Junta y que contó con el apoyo del PP "ha caído en saco roto y no protege a las víctimas". Pelayo mencionó que en Jerez 487 mujeres están en el banco de datos del que dispone la Comisaría donde aparecen todas las denuncias por violencia de género, un número superior al de Cádiz. A las víctimas en situación de bajo riesgo la Policía les llama cada dos o tres meses para interesarse por su estado, las de medio riesgo reciben una llamada telefónica cada quince días y con las de alto riesgo, la llamada de la Policía se produce cada dos o tres días. Pelayo recalcó que estas medidas, al igual que las órdenes de alejamiento, son insuficientes. "Habría que garantizarles protección las 24 horas del día. Todos los días vemos que hay mujeres que denuncian y que luego no tienen protección suficiente por falta de medios". Por este motivo el PP llevará una propuesta al próximo pleno en la que pedirá que las víctimas que lo soliciten cuenten con un plan personal de seguridad, "tal como recoge la ley" y que si fuese necesario se recurra también a la seguridad privada. La portavoz popular mantuvo que "no sólo hay que animar a denunciar sino también garantizar que tras la denuncia, la mujer está protegida y amparada. Queremos que esa ley que se aprobó en el Parlamento se cumpla, no sólo en el tema de seguridad, sino también en el de la vivienda y en materia laboral".

De acuerdo a los datos aportados por el PP, durante 2007 se presentaron en la provincia de Cádiz 1.748 denuncias, ocupando el tercer lugar en Andalucía por debajo de Málaga y Sevilla. Pelayo denunció que frente a este número de denuncias, los porcentajes de las mujeres que tuvieron acceso a un centro de emergencia, a una casa de acogida o a un piso tutelado son irrisorios.

Pelayo reclamó además la creación de nuevos juzgados de violencia de género y criticó que todas estas iniciativas se hayan llevado al Parlamento andaluz y hayan sido rechazadas por el PSOE. "No entendemos que se niegue la protección a las víctimas".

Por otro lado, tras el último incremento del paro en la ciudad, otra iniciativa que llevará el PP al pleno será una interpelación a la alcaldesa para que "explique cómo se está desarrollando el Pacto por el Empleo. "Nos tememos que todo se haya quedado en una foto, sin ninguna consecuencia". Además presentará dos iniciativas en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento andaluz para solicitar información sobre el futuro de Ebro Puleva. Pelayo dijo compartir la preocupación de los trabajadores y del sector agrario y denunció que Ebro Puleva ha ido dando pasos para desmantelar todas su infraestructura en la ciudad, sin que el PSOE le haya puesto freno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios