Munesh Sinha. fundador y presidente de la ong 'param pranyog' (india)

"El yoga real es ayudar a los demás"

  • Las Bodegas Estévez acogerán el 16 de febrero un concierto a beneficio de la organización

  • El creador de la ONG explica la labor que desarrollan con los niños más desfavorecidos

Munesh Sinha posa (al fondo) con algunos de los niños que acoge su organización en la India. Munesh Sinha posa (al fondo) con algunos de los niños que acoge su organización en la India.

Munesh Sinha posa (al fondo) con algunos de los niños que acoge su organización en la India.

Las Bodegas Estévez acogerán el próximo 16 de febrero, a las 20 horas, la tercera edición del concierto 'Una noche en la ópera', a beneficio de la ONG 'Param Pranyog' (India). Una velada que estará protagonizada por la soprano jerezana Maribel Ortega, el Coro del Teatro Villamarta y el pianista José Miguel Román, bajo la dirección de Joan Cabero. El fundador y presidente de dicha organización, Munesh Sinha, habla con este Diario sobre la labor que desarrollan.

-¿Cuándo y cómo surgió la ONG?

-Esta organización fue creada en el año 2000 en la India, cerca de Nueva Delhi, en un lugar que se llama Indirapuram. Mi esposa y yo trabajábamos para una gran compañía durante 10 años, pero no encontrábamos la paz interior ni la felicidad para nuestro propósito de vida. Había un conflicto interno en marcha sobre lo que estábamos haciendo y nos preguntábamos: ¿amamos nuestro trabajo? Como pertenezco a una familia espiritual, aprendí a vivir la espiritualidad a través de mi padre que nos decía cómo encontrarnos a nosotros mismos a través de la meditación. El yoga no es completo si no se sirve a la humanidad. Yo me encontraba cada día niños de la calle, personas sin hogar sufriendo en cada esquina de las chabolas. Así que decidimos trabajar para ellos, compartir nuestros conocimiento, felicidad y riqueza con ellos para hacer un mundo mejor.

-¿Cuáles son sus objetivos?

-Nuestro objetivo es traer paz a la Tierra a través del renacimiento de la conciencia global con nuestro trabajo inspirador, con el que tratamos de inspirar al resto del mundo a pensar que no están bendecidos. De esta manera, promovemos amor, vida humanitaria y yoga real a través de la creación de buenos ciudadanos en la Tierra. Todos somos hermanos y hermanas de una misma familia, debemos compartir nuestro buen destino con los menos privilegiados. Cualquier ciudadano puede ser parte de nuestra misión compartiendo, escribiendo, alentando a las personas a que colaboren. Así es posible generar fondos para nuestra organización desde cualquier parte del mundo porque todos somos uno.

-¿Qué aspectos desconoce el mundo occidental, el más favorecido se podría decir, de la India?

-La India es conocida por el resto del mundo como un lugar de espiritualidad y pobreza. Creo que los valores secretos de la sabiduría tradicional de la India son el origen de nuestra paz interior, incluso en cualquier situación. A la gente le encanta compartir la emoción y la riqueza con la humanidad, experimentar la alegría de dar. Este factor es desconocido para el mundo. Pero ahora, la India está creciendo muy rápido en todos los aspectos.

-¿Esta ONG también es una forma de acercar la realidad de la sociedad india al resto del mundo?

-En la cultura y sociedad indias nos han enseñado a lo largo de miles de años que todo el mundo es nuestro hogar. Sí, nuestra organización está haciendo todo lo posible para llevar la realidad de la sociedad india al resto del mundo. India es un país donde la diversidad es enorme, aquí el orden y el caos van de la mano, hay muchas personas que están sufriendo en muchos segmentos que prosperan pero que saben que las personas conscientes hacen un yoga real, trabajando para ellos como nosotros.

-¿Qué demandan como ONG y como ciudadanos en general de la sociedad? ¿Qué factores podrían mejorar su situación?

-Solicitamos amablemente a nuestra sociedad que se una a nuestras manos para experimentar la alegría de dar, no solo dinero, sino también de compartir amor, emoción, compasión y amabilidad para elevar así la conciencia global. Necesitamos nuestro propio edificio como albergue de niños que pueda usarse también como escuela, orfanato, y enseñar meditación real de yoga. El mundo entero debería sentirse libre de venir a la India en cualquier momento como su hogar donde todos puedan experimentar el verdadero yoga, no con la postura, sino con el alma en acción. Necesitamos cubrir todos los gastos de alimentación y educación de los niños.

-¿Qué le parece que se organice en Jerez, a miles de kilómetros de India, este concierto benéfico?

-¡No tengo palabras para dar las gracias a todos! Esto es el yoga de verdad. Nuestro mantra es yoga vida y humanidad y los que colaboran en esta cita siguen ese objetivo de caminar juntos para hacer nuestro mundo mejor. Finalmente, me gustaría agradecer a mi hermana y orgullosa embajadora de Buena Voluntad de nuestra organización Almudena Plaza, a Maribel Ortega, así como a todo el equipo divino, esta noble causa. ¡Muchas gracias de todos los niños de 'Param Pranyog'!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios