fútbol

El CEDD da un nuevo revés

  • El recurso del Jerez Industrial es desestimado y ahora acudirá a la justicia ordinaria

El Jerez Industrial suma un revés detrás de otro. En el día de ayer conoció que el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) ha desestimado el recurso presentado por los blanquiazules por el partido jugado contra el Pozoblanco. Al no alinear a un mínimo de siete jugadores del primer equipo fue sancionado con la derrota en aquel partido y, además, fue castigado con tres puntos menos por incomparecencia. Esos tres puntos le costaron bajar de categoría y presentó alegaciones para demostrar que no había mala fe y que no disponía de jugadores por un conflicto con la Academia Glenn Hoddle, pero el CEDD ha rechazado su petición.

Así pues, como mucho, ahora el equipo de la Copa y la Venencia sólo puede aspirar a militar en Primera Andaluza, siempre y cuando consiga convencer a la Federación Española para que le conceda una moratoria y pueda pagar sus deudas con los jugadores antes del final del mes de julio. No obstante, Juan Rojas, presidente del Jerez Industrial, dice que está dispuesto a acudir "a la justicia ordinaria porque lo que están haciendo con nosotros no es de recibo. Tenemos que estudiar la resolución del CEDD, pero no es cierto que haya incomparecencia. En todo caso puede haber alineación indebida, pero ya demostramos el motivo por el que no teníamos ese día los jugadores profesionales. Voy a llegar hasta donde haga falta porque esto es una injusticia".

Eso lo decía ayer el máximo dirigente del Industrial desde Madrid, donde pasó el día intentando que le atendieran tanto en la Federación Española como en la AFE, algo que no consiguió finalmente. Rojas dice que "he estado en la Federación y me han dicho que no podían atenderme, pero he podido hablar con una persona de las que trabajan en el asunto de las deudas de los clubes de Tercera y estamos a la espera de que nos responda a la carta que le hemos enviado pidiendo que nos den una moratoria para negociar los pagos hasta final de mes".

Tampoco ha tenido mucha suerte en la AFE y amenaza con volver en los próximos días. "En la AFE me dijeron que estaban reunidos y que no podían recibirme. Pero yo no tengo problema porque estos son temas que quiero tratarlos en persona para que los podamos resolver y, si es necesario, volveré la semana que viene".

Mientras tanto, la planificación del club está parada a la espera de saber si tendrá que jugar en Primera Andaluza o en Preferente, una opción esta última que ni siquiera es valorada por el presidente industrialista. "Estamos trabajando para hacer un buen equipo y no pensamos en que vaya a ser en Preferente porque no es una categoría donde se merezca estar el Industrial. Si tenemos que jugar en Primera Andaluza, lo haremos con la idea de estar de nuevo muy pronto en Tercera. Lo del descenso por impago no puede ser porque, insisto, a nosotros no nos ha llegado ninguna notificación oficial, no sé dónde está el fax que dicen que han mandado y eso hay que aclararlo porque tenemos todas las de ganar. Vamos a pelear hasta el final, eso que lo tengan muy claro nuestros aficionados".

El caso es que ayer el CEDD dio un disgusto más a una afición que no tiene motivos en este momento para el optimismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios