Jerez Industrial

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

  • Bornes y Benítez se reencuentran con el club verdiblanco · Ambos coinciden en darle más importancia al presente

Comentarios 2

El Jerez Industrial-Betis B del próximo sábado será especial para tres miembros de la plantilla jerezana por su pasado verdiblanco. Bornes, Benítez y Manu se han criado en la factoría bética y mucho de lo que ahora son se lo deben a los conocimientos que adquirieron en los escalafones inferiores del club cuyo dueño y señor, para lo poco bueno y lo mucho malo, es Manuel Ruiz de Lopera.

Pedro Antonio Benítez ha pasado media vida en esa casa y desde muy pequeño ha 'mamado' lo que es el beticismo. Hijo del mítico jugador verdiblanco jerezano, Benítez se llevó de los 6 a los 23 años en el Betis. Realizó tres pretemporadas con el primer equipo y debutó en Copa del Rey, pero nunca en Liga a pesar de haber ido un par de veces convocado. "¿Especial? Siempre es especial enfrentarse al Betis porque sientes ese escudo como tuyo". Sin embargo, la situación en la que se encuentra el Jerez Industrial le hace recapacitar: "No estamos para sentimentalismos. El sábado tenemos un partido vital y nos lo tenemos que tomar como el del Marbella. Una victoria significaría sacar más la cabeza. En casa y más ante equipos que están de la mitad de tabla hacia abajo sólo hay finales. Si ganamos metemos al Betis B también en la misma pelea", señala el centrocampista, duda para el partido debido a un 'picotazo' en el gemelo de la pierna izquierda.

Joaquín Bornes no jugó nunca en la cantera bética. El palaciego llegó del Recreativo directo al primer equipo. Coincidió con jugadores de la talla de Denilson, Joaquín, Amato, Alfonso, Cañas... o el mismo Oli, técnico ahora del Betis B. Bornes cuenta con el nivel 1 de entrenador y como otros muchos jugadores quiere seguir vinculado al fútbol cuando le llegue la hora de colgar las botas. Al igual que Benítez, resalta que enfrentarse al Betis, "siempre es bonito aunque sea el filial". El defensa sevillano recuerda sus dos años en el club de la avenida de La Palmera con mucho cariño: "Firmé siete temporadas pero sólo estuve dos". La primera la del descenso contra el Real Madrid "con dos goles de Anelka, lo único que hizo en toda la temporada". "Nos fuimos a Segunda con el Sevilla y el Atlético y la temporada siguiente subimos con Sevilla y Tenerife", recuerda.

Sentimientos aparte, Bornes insiste en la importancia del choque contra el Betis B. "Ya se sabe lo que se suele decir con filiales de por medio pero nosotros debemos aportar nuestra experiencia". El central industrialista señala que "seguimos sin margen de error. En Marbella nos jugábamos un 90 por ciento de nuestras posibilidades y ahora tenemos por fin la oportunidad de ganar dos partidos seguidos por primera vez esta temporada".

Por último, Manu tuvo un paso efímero por el filial y recaló en el Jerez Industrial, donde poco a poco está creciendo como futbolista. Llegó como mediapunta pero aquí siempre se le ha visto como un centrocampista organizador. Tras la marcha de Jorge Herrero y Juan Carlos tomó las riendas del centro del campo, se sacrifica en labores defensivas y poco a poco se va adaptando a su nuevo rol.

También estuvo en el filial del Betis Dani Carrasco. El jerezano se marchó con Pedro Buenaventura, si bien su estancia se prolongó por un sólo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios