Jerez Industrial

Empate con polémica del Industrial en Ayamonte

  • Los jerezanos protestaron unas dudosas manos que permitieron al local Guarte igualar de penalti en el minuto 83

El Jerez Industrial empató en un partido donde la polémica fue la protagonista, cuando en el tramo final del encuentro, y con el 2-3 en el marcador, el árbitro señaló unas dudosas manos de un defensor jerezano.

La salida del Ayamonte al terreno de juego fue explosiva y antes de que los gaditanos se hubieran situado sobre el campo ya habían marcado el primer gol. Fue en el minuto dos, con una jugada personal de Nacho Canterla, que se metió hasta la cocina y con un tiro cruzado batió a Lumley, que no pudo hacer nada para parar el balón.

Pero el Jerez Industrial, lejos de hundirse, se adueñó del balón y empezó a moverlo con velocidad, buscando huecos en la zaga rival e intentando abrir el campo para facilitar la llegada de sus hombres de ataque a las inmediaciones de Manolo. El primer aviso de los jerezanos fue en el minuto seis, con una falta que sacó Moke y que Valtierra estuvo a punto de mandar al fondo de la red.

El paso adelante que habían dado los jerezanos pudo costarles muy caro, cuando en el diez, de nuevo Nacho Canterla, se plantó en el punto de penalti pero en esta ocasión Lumley estuvo providencial y envió el balón a córner, evitando el que hubiera sido el segundo tanto del partido.

Lo seguía intentando el Jerez Industrial y, pasado el cuarto de hora de juego, McCashin corrió toda la banda hasta llegar a la línea de fondo y su centro milimetrado al punto de penalti lo remató Valtierra con un soberbio testarazo que besaba las mallas onubenses y ponía la igualada.

El gol amansó a ambos equipos, que en los siguientes minutos no se atrevieron a arriesgar y el balón se movió en la zona ancha sin crear mucho peligro. No fue hasta la media hora de juego que el colegiado señaló un claro penalti sobre un jugador gaditano, por un derribo de Cruz, que Burge se encargó de transformar en el 1-2 con el que se llegaría al descanso.

A la vuelta de los vestuarios, los locales salieron dispuestos a intentar empatar el partido y ya en el 56, y tras una larga jugada, el balón llegó a Gregorio Molina que cerca del palo derecho remató pero su disparo pegó en un defensor sobre la línea de gol. Un minuto después, llegó el empate. Gregorio Molina cedió el balón a Guarte que en el área, y libre de marca, fusiló al meta del Industrial.

Con el gol los locales se lanzaron al ataque para intentar conseguir la victoria, que se le resiste al equipo, en lo que llevamos de temporada. El Jerez Industrial volvería a soñar con la victoria cuando en el 64, en un rápido contragolpe Willianson marcaría el 2-3 para su equipo ante la desesperación de los jugadores locales. Pero el Industrial no supo sentenciar el choque. Moke y Lampe pudieron marcar con sendos disparos lejanos, que obligaron al meta Manolo a emplearse a fondo.

En el tramo final, el Ayamonte puso el resto y en el 83, el colegiado señaló el punto de penalti por unas teóricas manos de un jugador jerezano, ante la incredulidad de los jugadores locales, que protestaron mucho la jugada. Pero nada pudieron hacer y Guarte transformó la pena máxima, poniendo el 3-3 definitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios