Tras las declaraciones de Alaya

Lopera anuncia una queja al CGPJ por las declaraciones de Alaya, que “rozan la calumnia”

  • El ex mandatario bético reta a la magistrada de la Audiencia de Sevilla a someterse a un careo con sus abogados, si quiere un “debate público” sobre su instrucción

  • Tilda de "falsas" las manifestaciones de Alaya respecto a que se demostrara una defraudación de 25 millones, algo que "nunca existió más allá de la imaginación de los peritos y la juez"

Lopera muestra la sentencia absolutoria. Lopera muestra la sentencia absolutoria.

Lopera muestra la sentencia absolutoria. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

Comentarios 2

Manuel Ruiz de Lopera, el ex mandatario del Real Betis, ha anunciado que presentará una queja ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) contra la magistrada de la Audiencia de Sevilla Mercedes Alaya, a raíz de sus últimas declaraciones sobre la sentencia que le absolvió del delito de apropiación indebida. Lopera considera que las manifestaciones efectuadas el pasado miércoles por la juez Alaya a un grupo de periodistas “rozan la calumnia”, por lo que reta a la magistrada a que se someta a un “careo” con sus abogados si realmente quiere sostener un “debate público” sobre su "desautorizada" instrucción, el informe pericial y la sentencia del denominado caso Betis.El ex mandatario del club verdiblanco ha remitido un artículo a este periódico -titular "Respeto a la Justicia, por favor"- en el que comienza afirmando que las declaraciones públicas de Alaya le han obligado a replicar algunas de las “insólitas, cuando no falsas” afirmaciones de la instructora, recordando la “tortuosa e interminable instrucción” de la que fue “víctima” y lamentando que, tras haber salido absuelto, tenga que salir de nuevo al paso de unas acusaciones “carentes, como la propia sentencia acredita, del menor fundamento”.

Lopera muestra su “estupor” por las declaraciones de Alaya y se pregunta qué pretende la magistrada. “¿Influir, actuando de hecho como parte acusadora, en los magistrados que habrán de resolver dicho recurso? ¿Criticar a los compañeros que dictaron la sentencia absolutoria? ¿Justificarse ante una instrucción, unas medidas cautelares y un auto de procesamiento que a la hora de la verdad han quedado radicalmente desacreditados?”, se cuestiona el ex presidente del Betis, que destaca que “sea cual sea la motivación, se trata de un hecho inaudito, que genera descrédito en la Justicia y daño en mi persona, y por el que en fechas próximas formularé una queja ante el Consejo General del Poder Judicial, a fin de que sean adoptadas las medidas correctoras que, en su caso, resulten pertinentes”.

Y añade que, siendo todo esto grave, “lo peor” es que Alaya “falta a la verdad en sus manifestaciones, incluso a costa de contradecir los hechos probados de la sentencia, que sorprendentemente asegura no haber siquiera leído”.

Así, Lopera argumenta que es “falso” que se declarara culpable cuando llegó a una cuerdo con la Fiscalía y algunas de las acusaciones, aceptó "por muy diversas razones" una conformidad, con una multa de 3.600 euros, pero eso es "algo muy distinto y no equivale a un reconocimiento de los hechos mediante confesión, como recuerda la sentencia en su página 52”.

Recuerda el ex presidente bético lo que afirma la sentencia sobre el informe pericial, cuando subraya que "las conclusiones del informe pericial se sitúan en el terreno de la conjetura" y "rechazamos sin ambages" que los multimillonarios gastos cuestionados por los peritos no se hubieran realizado en beneficio del Real Betis (página 101).

Y también considera falso que en la instrucción “se llegara a demostrar una defraudación de 25 millones, importe que nunca existió más allá de la imaginación de los peritos y la juez”. Lo que la sentencia ha demostrado, prosigue, es exactamente lo contrario: "que no existió tal defraudación y que mi actuación siempre fue en favor del interés del Real Betis, como textualmente se concluye en la página 111 de la sentencia. Esta es la verdad judicial y también la verdad con mayúsculas".

Lopera señala además que Mercedes Alaya desliza una afirmación que “roza la calumnia”, al haber afirmado que “nadie descarta que pudieran llevar una contabilidad paralela” porque, según asevera el ex mandatario bético, “jamás existió la menor sospecha de que esa irregularidad pudiera existir. Ni una traza hay, en los 22.000 folios de la instrucción, de dato alguno que pudiera fundamentarla ni tampoco de actuación investigadora al respecto en relación a los 15 años escrutados”.

Al contrario, Lopera precisa que consta en la causa la afirmación de la Inspección de Hacienda de que las contabilidades "recogían la totalidad de las operaciones", por lo que concluye que "resulta inconcebible, pues, que a estas alturas, la juez pretenda, no ya sostener su desautorizada instrucción, sino incluso ampliarla, sugiriendo una hasta ahora desconocida y mayúscula irregularidad que, como he dicho, raya la calumnia", insiste.

Tampoco es verdad, continúa, que no se hubieran pagado las acciones del Real Beis, una acusación que "aparte de no ser cierta, es que, sencillamente, no ha quedado judicialmente acreditada ni demostrada".

"En definitiva, y por no seguir desgranando las extemporáneas e infundadas acusaciones públicas de la juez, sólo se me ocurre decir que, si realmente quiere sostener un debate público sobre su instrucción, el informe de los peritos y la sentencia, acepte el reto de enfrentarse a un careo con mis abogados, a quienes propondré la idea", añade el artículo remitido por Lopera.

Por último, Lopera afirma que durante estos diez años de “calvario judicial -mío, de mis colaboradores y de otras personas allegadas-” siempre proclamó su “fe en la Justicia”, sabiendo que al final del camino encontraría un juez que leería los escritos de sus abogados, valoraría imparcialmente las pruebas y resolvería “en conciencia, ajeno a influencias externas. Porque yo creo y siempre he creído en la Administración de Justicia. Ojalá todos hicieran lo mismo. Especialmente, los que forman parte de ella”, concluye la carta firmada por Manuel Ruiz de Lopera, que está fechada ayer, 21 de junio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios