Allí arriba

Aunque se ha desarrollado fundamentalmente en el sur de España, el flamenco no ha sido nunca exclusivamente andaluz, ni siquiera en su faceta más conservadora, el cante.