Con dirección musical de Ivor Bolton

‘Aquiles en Esciros’, una ópera ‘queer’ que devuelve a la OBS al Teatro Real

  • Compuesta por Corselli hace 257 años, tendrá ocho funciones entre el 17 y el 27 de marzo. La sevillana Leonor Bonilla participa en el elenco vocal

Producción de la escena y los figurines de la ópera, que firma Julia Hansen. Producción de la escena y los figurines de la ópera, que firma Julia Hansen.

Producción de la escena y los figurines de la ópera, que firma Julia Hansen. / Javier del Real / Teatro Real

Una mujer que canta como un hombre atraída por una mujer que es un hombre y que canta como un contratenor. Ese es, a grandes rasgos, el resumen del enredo de identidades que pone en escena Aquiles en Esciros, un acontecimiento queer que estrena el Real después de 275 años de que Corselli la compusiera. La historia, que hoy han presentado en el Real el director general del teatro, Ignacio García-Belenguer, su intendente, Joan Matabosch, el director de la orquesta, Ivor Bolton, la de escena, Mariame Clément, y el autor de la edición moderna, Álvaro Torrente, se inicia con el oráculo, el que aconseja a la madre de Aquiles que lo esconda de la guerra de Troya porque, de lo contrario, morirá. Decide esconderlo vestido de mujer, bajo el nombre de Pirra, en la isla de Esciros, donde participa de los juegos de las doncellas y acaba enamorado/a de la hija del rey Licomede, Deidamia, prometida con el príncipe Teagene, que, a su vez, se ve irresistiblemente atraído por Pirra.

Todo ese enredo lo escribió hace 275 años el popular libretista Metastasio y la música la puso Francesco Corelli, que residía en España y que la compuso para celebrar el enlace de la infanta María Teresa Rafaela de España, hija de Felipe V, con Luis de Francia, hija de Luis XV, en 1744. Este "equívoco homoerótico", que entra directamente en la teoría queer, la que no distingue el género como identidad sexual sino como resultado de una construcción social, responde a las convenciones de la época, según Clement.

"La ópera ha sido queer durante mucho tiempo porque antes de que se introdujera la normalización de finales del XIX, lo del travestismo estaba en todos los compositores. Se juega mucho con la ambigüedad aunque esta es una situación extrema. Aquiles no es gay porque eso sería un absoluto anacronismo para héroes griegos. Lo importante es la confusión", ha añadido la directora de escena.

En esta pieza "irónica, sensual, lúbrica y casi obscena", según Matabosch, ha sido fundamental el trabajo del musicólogo Álvaro Torrent, que colabora por cuarta vez con Bolton en un proyecto. Torrent ha alabado "la calidad" de la obra, con la que empezó a familiarizarse hace 20 años, cuando descubrió que tanto la partitura como casi todas las particellas estaban disponibles aunque ha sido muy trabajoso hacer las de la sección de instrumentos de viento.

Para Bolton, si esta ópera, que se estrena el 17 de marzo con la Orquesta Barroca de Sevilla en el foso, “tiene éxito es por los cantantes, de los que exige un gran virtuosismo”. Los intérpretes, que se alternan en dos elencos, son Franco Fagioli y Kake Arditi (Aquiles), Francesca Aspromonte y Francesca Lombardi (Deidamia), y Sabina Puértolas y Leonor Bonilla (Teagene).

Que el Real haya decidido "recuperarla", ha dicho el británico, "permite abrir una ventana a una realidad poco conocida", a una "laguna" que hay en la ópera entre 1670 y 1730 y se ha felicitado porque el montaje dista de ser “"un simulacro historicista" o una imitación de lo que se vio en 1744 en el Casón del Buen Retiro.

Clement junto a la escenógrafa y figurinista Julia Hansen ha situado la trama en una "gruta encantada" con aires rococó, que tanto recuerda a los jardines dieciochescos llenos de ruinas como a un "vientre femenino, curvilineo y libidinoso de una madre protectora o de una isla imaginaria".

En torno a esta producción, patrocinada por la Junta de Amigos del Teatro Real, se han organizado actividades como una visita guiada todos los martes al Museo del Prado para "descubrir" al héroe griego; un concurso de relatos para jóvenes y el Congreso Internacional de Musicología Parole del Metastasio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios