Chico Pérez | Crítica

Un poco más allá

  • El pianista jiennense Chico Pérez publica un primer disco deslumbrante de madurez y de contagiosa alegría

Chico Pérez en la presentación de 'Gruserías' Chico Pérez en la presentación de 'Gruserías'

Chico Pérez en la presentación de 'Gruserías' / David Calle

Gruserías son unas bulerías inspiradas en la música de Dave Grusin, con una enorme riqueza melódica, un estribillo pegadizo, y unas variaciones potentes articuladas sobre un tema brillante, con la flauta de Jesús Zájara. En el tema titulado En mi laberinto, acaso lo mejor del disco, encontramos el mismo ritmo por bulerías pero en una clave muy distinta, épica, con evocaciones heroicas en el piano solo. Una delicia en la que el intérprete aparece solo ante el peligro, sin otros instrumentos en los que refugiarse, y sale airoso del envite. Fiesta en la Villa, la tercera de las bulerías que incluye este primer disco del joven prodigio del piano Chico Pérez, está protagonizada por los pies de Antonio el Tabanco. En la misma línea se encuentran los tangos de Manantial o Por Parker, con un tema arrollador y unas variaciones deliciosas y el saxo de Sergio Albacete. El tema se cierra con un guiño caribeño en las percusiones de Jaime Nadal. Alma de luz son unas alegrías íntimas de enorme colorido, intensas y frescas. La farruca inventa nuevas falsetas para un estilo tan estático como este. Niñez son unos tanguillos zumbones y sentimentales. Al Tío Chopin le dedica Chico Pérez unas colombianas de enorme riqueza melódica. Viaje con el violonchelo de Manuel Moro, es el tema más extenso y grave del disco. Guernica es una malagueña de Chacón en la que Pérez demuestra su habilidad para acompañar a la voz flamenca.

 

Portada del disco de Chico Pérez. Portada del disco de Chico Pérez.

Portada del disco de Chico Pérez.

La seña de identidad de este intérprete es la enorme riqueza melódica de sus composiciones. Su piano, asumiendo la destreza rítmica y los préstamos del mundo del jazz características del piano jondo de hoy, es reconocible precisamente por este aspecto. Chico Pérez (Jaén, 1994) es un músico muy joven con una gran cantidad de ideas y una técnica extensa como para desarrollarla en un gran primer disco que lleva al piano flamenco un poco más allá. Estudio piano en el Conservatorio de Jaén y con los maestros Dorantes o Jesús Lavilla, entre otros. En el álbum intervienen también las cantaoras Belén Vega y Ángeles Toledano, Carlos Bueno al bajo, David Romero al contrabajo, Alberto Garrido a las percusiones y Guillermo Hernández a la batería. La producción corre a cargo de Paco Ortega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios