Primer contacto

Aquí está el Dacia Duster antiDiesel, la versión TCe 100 que usa GLP

  • El Dacia Duster añade a su gama un motor TCe 100 ahora adaptado para utilizarse con gas licuado de petróleo (GLP). Con sus dos depósitos, el de gasolina de 50 litros y el de 42 de GLP, su autonomía es de 1.200 km. Desde 15.565 euros y con tres niveles de acabado.

Aquí está el Dacia Duster antiDiesel, la versión TCe 100 que usa GLP Aquí está el Dacia Duster antiDiesel, la versión TCe 100 que usa GLP

Aquí está el Dacia Duster antiDiesel, la versión TCe 100 que usa GLP

El Dacia Duster incorpora a la gama un motor más. A los TCe 100, TCe 130 y TCe 150 de gasolina; más el Blue dCi 115 -este Diesel, el único de la familia con tracción total- se suma ahora el TCe 100 GLP. La versión de GLP representaba, en la anterior generación del Duster, el 13 por ciento de las ventas.

Se trata de un motor preparado para usar, indistintamente, gasolina o gas licuado del petróleo -inyectados ambos en el conducto de admisión, el kit de GLP de la marca Landi Renzo-, un 999 cm3 sobrealimentado con turbo, con la misma potencia y 10 Nm más de par máximo, aunque a un régimen algo inferior -100 CV y 170 Nm- que el TCe 100 que se emplea como punto de partida.

Ambos son los únicos motores de tres cilindros utilizados en el Dacia Duster y, de los dos, sólo el de GLP estará disponibles en la nueva gama del Dacia Sandero, Sandero Stepway y Logan en tanto que los tres contarán con el TCe 90.

Nada distingue a las versiones que disponen del motor adaptado para el uso de GLP, en este caso con el acabado Serie Limitada 15 Aniversario, de las que utilizan otros motores. Los otros dos niveles disponibles son Essential y Prestige. Nada distingue a las versiones que disponen del motor adaptado para el uso de GLP, en este caso con el acabado Serie Limitada 15 Aniversario, de las que utilizan otros motores. Los otros dos niveles disponibles son Essential y Prestige.

Nada distingue a las versiones que disponen del motor adaptado para el uso de GLP, en este caso con el acabado Serie Limitada 15 Aniversario, de las que utilizan otros motores. Los otros dos niveles disponibles son Essential y Prestige.

Como en el caso del TCe 100, el TCe 100 GLP está disponible con los acabados Essential, Prestige y con la Serie Limitada Aniversario. El único nivel de acabado en el que difieren es en el Access, que Renault no considera para el motor que puede utilizar la mezcla de butano y propano: según la marca, no se vende ninguna unidad del Duster con este escalón básico cuando se combina con el TCe 100. Pese a ello entendemos que se mantiene en la gama para proporcionar un precio bajo “desde”.

Numerosos detalles en azul en el interior delatan a la versión Aniversario: tapicería, tiradores de puertas, aireadores, etc. Numerosos detalles en azul en el interior delatan a la versión Aniversario: tapicería, tiradores de puertas, aireadores, etc.

Numerosos detalles en azul en el interior delatan a la versión Aniversario: tapicería, tiradores de puertas, aireadores, etc.

620.000 km para amortizar el Diesel

Así, el precio más asequible de esta versión es de 15.565 euros con el acabado Essential, es decir, 500 euros más costoso como consecuencia de la preparación para GLP, que el TCE 100 con el mismo nivel. El nivel Prestige -elegido por el 40 por ciento de los compradores en otros Duster- cuesta 18.365 euros y la Serie Limitada, 18.565.

Respecto al Diesel de 115 CV -ya no se vende el de 95 CV para el Duster- las versiones de GLP cuestan 1.750 euros menos a igualdad de equipamiento de serie. Esto supone que si se utiliza siempre gas en lugar de gasolina, sea difícil amortizar el Diesel por mucho que este gaste mucho menos -homologa 4,9 l/100 km, 3 l/100 km menos- dada la diferencia de precio de los combustibles: harían falta unos 620.000 km para conseguir compensar lo más que cuesta la versión Blue dCi con el mismo nivel de equipamiento. Eso sí, las prestaciones de los Duster con el 1.5 Diesel serán mejores.

El cambio de combustible, con un pulsador

La gasolina es el combustible que, por defecto, utiliza el Dacia Duster cuando arranca y durante unos segundos después. 

Si cuando apagamos el contacto hemos utilizado gasolina, el motor seguirá usando gasolina después de ese proceso de arrancada. Sin embargo, si el combustible que seleccionamos en el último recorrido anterior a apagar el motor fue con gas, una vez que haya alcanzado la temperatura óptima de funcionamiento volverá a usar ese carburante.

A la izquierda del volante se sitúa la diferencia más significativa de esta versión: el dispositivo que permite elegir el combustible que usa el motor. La instrumentación tiene una pantalla central, pero no aporta un dato valioso como el consumo. A la izquierda del volante se sitúa la diferencia más significativa de esta versión: el dispositivo que permite elegir el combustible que usa el motor. La instrumentación tiene una pantalla central, pero no aporta un dato valioso como el consumo.

A la izquierda del volante se sitúa la diferencia más significativa de esta versión: el dispositivo que permite elegir el combustible que usa el motor. La instrumentación tiene una pantalla central, pero no aporta un dato valioso como el consumo.

Con el pulsador específico situado a la izquierda del volante podremos elegir, en cualquier momento, uno y otro combustible y, además, sirve para aportar información sobre la cantidad de gas disponible en el depósito.

Si no actuamos sobre este pequeño pulsador podemos movernos con gas hasta vaciar el depósito, un “donut” de acero que se sitúa bajo el piso del maletero. En ese momento, el motor tricilíndrico recurre automáticamente a la gasolina.

El pulsador central -con la inscripción LPG- permite cambiar de uno a otro carburante, lo que se indica en la zona inferior. Los LED superiores dan una idea del nivel del depósito de gas. En la instrumentación tras el volante está el del nivel de gasolina. El pulsador central -con la inscripción LPG- permite cambiar de uno a otro carburante, lo que se indica en la zona inferior. Los LED superiores dan una idea del nivel del depósito de gas. En la instrumentación tras el volante está el del nivel de gasolina.

El pulsador central -con la inscripción LPG- permite cambiar de uno a otro carburante, lo que se indica en la zona inferior. Los LED superiores dan una idea del nivel del depósito de gas. En la instrumentación tras el volante está el del nivel de gasolina.

Con la posición del depósito colgado en el exterior, la capacidad del maletero no se resiente, si bien al situarse donde en otros Duster se encuentra la rueda de repuesto -reemplazada por un kit antipinchazos que puede revelarse poco útil en algunas circunstancias, como una fisura en el flanco- carecemos de ella en estas versiones GLP. No hay, en la práctica, ni sensaciones ni prestación distinta entre usar uno u otro combustible en el Duster. En los dos casos el motor se oye, aunque en mayor medida lo hace el ruido aerodinámico, por ejemplo, al circular por vías rápidas.

El 1.0 TCe 100 GLP está asociado a un cambio manual de cinco velocidades, con unos 40 km/h por cada 1.000 rpm en la marcha más alta, de modo que no le vendría mal incluso contar con una caja de seis relaciones, con una sexta algo más larga y el resto más apretadas entre sí. De este modo no se sentiría el salto que se produce entre las marchas intermedias, si bien en absoluto es un problema si se cambia de modo que el motor se mantenga tras la elección de la marcha en torno a los 2.200 rpm, que es cuando con más fuerza empuja.

No cabe esperar, con 100 CV, prestaciones rápidas: se defiende bien en carretera, pero exige cierta atención al cambio para ello. No cabe esperar, con 100 CV, prestaciones rápidas: se defiende bien en carretera, pero exige cierta atención al cambio para ello.

No cabe esperar, con 100 CV, prestaciones rápidas: se defiende bien en carretera, pero exige cierta atención al cambio para ello.

En todo caso, y aunque la respuesta del motor al acelerador da suficiente para una conducción viva -que no muy dinámica-, este Dacia Duster es un SUV compacto de prestaciones modestas: tarda 36,6 s en acelerar de 0 a 1.000 m.

Tiene suspensiones muy suaves, que pueden penalizar la conducción con curvas de por medio pues la carrocería se mueve mucho, pero que hacen que sea cómodo cuando se circula por firmes degradados o, incluso, por caminos. En éstos, el Duster se siente ligero y tiene una excelente disposición para progresar hasta privado de la tracción total que estas versiones GLP no pueden montar.

No existe la posibilidad de ligar este motor con la tracción total. Sin embargo, por recorrido y ajustes de suspensiones o altura libre es un SUV muy apto para salir del asfalto con las ruedas adecuadas. No existe la posibilidad de ligar este motor con la tracción total. Sin embargo, por recorrido y ajustes de suspensiones o altura libre es un SUV muy apto para salir del asfalto con las ruedas adecuadas.

No existe la posibilidad de ligar este motor con la tracción total. Sin embargo, por recorrido y ajustes de suspensiones o altura libre es un SUV muy apto para salir del asfalto con las ruedas adecuadas.

Coste por kilómetro con GLP: 5,7 euros/100 km.

Cuando se usa gas en lugar de gasolina, el motor de este Dacia Duster consume más litros -frente a los 6,4 l/100 km, 7,9 a tenor del gasto homologado con la norma WLTP-, pero la diferencia de precio entre ambos carburantes es tan grande que el coste por kilómetro de usar GLP es muchísimo menor: 5,7 euros/100 km.

Y es que si un litro de gasolina puede costar 1,28 euros, el de GLP apenas supone la mitad: 0,69 euros. Este precio es debido, por un lado, a que el GLP es un subproducto del procesado del petróleo para producir gasolina o gasóleo, en tanto que, por otro lado, tiene una menor carga impositiva, del 22,7 por ciento frente al 57,5 por ciento de la gasolina o el 53,6 por ciento del gasóleo.

El precio del gas hace que, pese a gastar más cantidad que si se usa gasolina, la diferencia de coste por kilómetro sea enorme: de alrededor de un 37 por ciento a favor del gas. Hasta resulta muy complicado que salga a cuenta comprar un Duster Diesel en tanto que, además, es mucho más caro por mucho que gaste considerablemente menos. El precio del gas hace que, pese a gastar más cantidad que si se usa gasolina, la diferencia de coste por kilómetro sea enorme: de alrededor de un 37 por ciento a favor del gas. Hasta resulta muy complicado que salga a cuenta comprar un Duster Diesel en tanto que, además, es mucho más caro por mucho que gaste considerablemente menos.

El precio del gas hace que, pese a gastar más cantidad que si se usa gasolina, la diferencia de coste por kilómetro sea enorme: de alrededor de un 37 por ciento a favor del gas. Hasta resulta muy complicado que salga a cuenta comprar un Duster Diesel en tanto que, además, es mucho más caro por mucho que gaste considerablemente menos.

Esta mezcla de hidrocarburos que supone el GLP está libre de elementos contaminantes como el azufre u otros metales. Se da la circunstancia de que el motor de 999 cm3 tiene, en su salida de escape, un filtro de partículas que, en realidad, sólo hace su trabajo cuando se usa gasolina: no hay partículas relevantes que se emitan de utilizar gas.

La menor emisión de NOx -un 68 por ciento respecto a usar gasolina, un 98 a recurrir al gasóleo. y CO2 -15 por ciento en el primer caso-, llevan a asignar al Dacia Duster TCe 100 GLP, como a todos los modelos que utilizan este gas como carburante, la etiqueta medioambiental Eco de la DGT.

Esto conlleva ventajas como el acceso a las ciudades cuando hay restricciones de circulación en función de las emisiones o el pago reducido en algunas de ellas de las tarifas de aparcamiento. Hasta el acceso a algunos Bus-VAO si los paneles así lo indican.

Autonomía: 1.190 km de agotar los dos depósitos

Otra gran ventaja del Dacia Duster TCE 100 GLP deriva de que, aún cuando incorpora un depósito específico de gas, no se elimina o recorta la capacidad del de gasolina, que mantiene sus 50 litros.

Para poder repostar el GLP se hace imprescindible usar una boquilla específica que, según los países, puede cambiar. El repostaje, una vez unida al boquerel, es automático. Para poder repostar el GLP se hace imprescindible usar una boquilla específica que, según los países, puede cambiar. El repostaje, una vez unida al boquerel, es automático.

Para poder repostar el GLP se hace imprescindible usar una boquilla específica que, según los países, puede cambiar. El repostaje, una vez unida al boquerel, es automático.

De este modo, con ambos depósitos -el de GLP es de 42 litros, aunque por normativa sólo puede recibir 33,6, un 80 por ciento de su capacidad- la autonomía de esta versión del Duster es de casi 1.200 km a tenor de los consumos homologados: 420 km usando gas, con un coste de 5,4 euros/100 km; y 770 con gasolina, a razón de 8,2 euros/100 km.

Al comprar el Dacia Duster GLP, y si la adquisición se produce antes del 1 de enero de 2021, un acuerdo con Repsol permite disfrutar de una tarjeta de 300 euros de carburante gratuito en las estaciones de Repsol, Campsa y Petronor utilizando la app Waylet. Esta cantidad supone gas licuado suficiente -Repsol lo denomina AutoGas- para recorrer más de 5.500 km con el Duster. En la actualidad, en España hay 687 puntos de suministro de GLP, de los que la mayoría forman parte de la red de Repsol, 413.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios