Primer contacto

El Hyundai i30 mantiene lo mejor que tenía y añade cualidades que le dan aún más valor

  • Se inicia la comercialización del Hyundai i30 reestilizado y que, además de cambios en su aspecto, incorpora mejoras en el equipamiento y, sobre todo, destaca por la llegada de dos acabados N-Line y la microhibridación para todos sus motores.

El Hyundai i30 mantiene lo mejor que tenía y añade cualidades que le da aún más valor El Hyundai i30 mantiene lo mejor que tenía y añade cualidades que le da aún más valor

El Hyundai i30 mantiene lo mejor que tenía y añade cualidades que le da aún más valor

La actual generación del Hyundai i30 está a la venta desde 2016 y ahora recibe algunos cambios para mantenerse comercialmente en la brecha. Los más evidentes afectan a su aspecto en tanto que utiliza una parrilla nueva, de aspecto muy semejante a la que tendrá el Hyundai Tucson, más ancha y algo más alta, además de paragolpes delanteros y traseros rediseñados. También los son los pilotos y los faros, éstos con una nueva firma lumínica conseguida con LED, en forma de V, que cuando se pone el intermitente se transforman para esta función.

Otro aspecto llamativo para los conocedores de la gama es que todas las llantas de aleación tienen un nuevo diseño, tanto las que se usan en las versiones Essence, Klass y Tecno, que son de 16 y 17”; como las nuevas N-Line y N-Line X, que reemplazan al acabado Style, y las utilizan de 17 y 18”. Adicionalmente, el Hyundai i30 recibe tres nuevos colores para la carrocería, con lo que son nueve los disponibles.

El maletero más grande y las plazas traseras con mejor cota vertical se encuentran en el Wagon, disponible con acabado N-Line y con todos los motores, aunque no siempre con la caja automática en el caso de los menos potentes. El maletero más grande y las plazas traseras con mejor cota vertical se encuentran en el Wagon, disponible con acabado N-Line y con todos los motores, aunque no siempre con la caja automática en el caso de los menos potentes.

El maletero más grande y las plazas traseras con mejor cota vertical se encuentran en el Wagon, disponible con acabado N-Line y con todos los motores, aunque no siempre con la caja automática en el caso de los menos potentes.

Todos estos cambios formales afectan a las tres carrocerías: la hatchback de cinco puertas de 4,34 m de largo, la Fastback de 4,46 m y la familiar, Wagon, con una longitud de 4,56 m. En las tres la distancia entre ejes, que como el tamaño de la carrocería no cambia respecto al modelo de 2016, no varía y es de 2,65 m. La diferencia fundamental entre unas y otras está, además de en la altura de las plazas traseras, en el maletero que es de 395 litros para el cinco puertas, de 450 litros para el formato de aspecto coupé y de 602 litros para el familiar. Este último cuesta, a igualdad de motor y nivel de equipamiento, 790 euros más que el cinco puertas, mientras que el precio del Fastback es 890 euros mayor que el de ese hatchback.

N-Line, dos acabados de estreno

La anterior gama no contaba con versiones N-Line que, ahora, incluso se introducen en el wagon o Fastback y que se inspiran en la variante más deportiva de este modelo, el Hyundai i30 N: la versión de 2017 tiene un motor de 275 CV y está aligerada con elementos como plásticos reforzados con fibra de carbono o aluminio y dispone de bacquets Sabelt, entre otras aportaciones; aunque estas N-Line de la que directamente recogen su aspecto es de la de 2020 que aún no está a la venta en España.

La parrilla y el parachoques son los elementos distintos más evidentes de los nuevos acabados N-Line. La parrilla y el parachoques son los elementos distintos más evidentes de los nuevos acabados N-Line.

La parrilla y el parachoques son los elementos distintos más evidentes de los nuevos acabados N-Line.

A la espera de éste, el Hyundai i30 dispondrá de dos versiones, por tanto, de aspecto más deportivo: la N-Line y N-Line X. Las diferencias entre ellas se centran en equipamiento en tanto que la X suma el control de velocidad de crucero inteligente, freno de estacionamiento eléctrico o techo solar practicable.

También en el navegador con la nueva pantalla de 10,25” -también es de serie en el nivel Tecno- en sustitución de la de 8” -la de serie en los N-Line, además de en el Klass- y una segunda pantalla de 7” -de nuevo, también como equipamiento estándar en el Tecno- en lugar de ordenador de viaje.

La pantalla que da servicio al equipo de sonido, navegador, radio digital y conectividad es de 10,25". Además, cuando se incorpora también hay una segunda pantalla de 7" en la instrumentación. La pantalla que da servicio al equipo de sonido, navegador, radio digital y conectividad es de 10,25". Además, cuando se incorpora también hay una segunda pantalla de 7" en la instrumentación.

La pantalla que da servicio al equipo de sonido, navegador, radio digital y conectividad es de 10,25". Además, cuando se incorpora también hay una segunda pantalla de 7" en la instrumentación.

Además, el acabado N-Line se combina con los motores 1.0 TGDI 48V de 120 CV con cambio manual y 1.5 TGDI 48V de 160 CV, ya tenga cambio manual o automático, además del 1.6 CRDI 48V de 136 CV con cambio manual, mientras que el N-Line X sólo lo hace con este motor y la caja automática 7DCT y el más potente de los de gasolina, el de 160 CV, también siempre con ese cambio automático de doble embrague.

En los dos casos, son comunes el volante N, pedales metálicos, costuras rojas en la tapicería, pomo del cambio específico, bacquets como asientos… También el frontal es distinto en tanto que su parrilla es más ancha y los paragolpes tienen aberturas laterales, más allá de que el posterior cuenta con un difusor y salidas de escape cromadas.

Más conectividad y ADAS

En el apartado de conectividad, el nuevo i30 incorpora los protocolos que le permiten enlazarse con teléfonos con sistemas operativos Apple CarPlay y Android Auto, en breve sin necesidad de cable; y la aplicación BlueLink que permite llevar acciones y controles en relación al coche desde el smarphone: trasladar rutas hasta su navegador, desbloquear puertas, verificar presiones, localizar al i30, etc.

Los aireadores también están entre los elementos modificados del salpicadero de todos los i30. Los aireadores también están entre los elementos modificados del salpicadero de todos los i30.

Los aireadores también están entre los elementos modificados del salpicadero de todos los i30.

Otras mejoras afectan a las ayudas a la conducción del equipo Hyundai SmartSense. Así, el sistema que mantiene al coche en el carril forma parte de la dotación de serie de los N-Line X, mientras que es opcional en el resto de niveles, que sí disponen como estándar del frenado automático para la prevención de colisiones, que ha sido mejorado para identificar a las bicicletas. El control de crucero inteligente (SCC) tiene parada y arranque automático, para actuar en las retenciones, en tanto que siguen formando parte del equipamiento de seguridad otras ayudas a la conducción que ya estaban presentes en el anterior Hyundai i30, como la advertencia de falta de atención a la conducción, el asistente que activa las luces largas, el aviso de límite de velocidad…

48 voltios para todos los bloques

Con todo, la mayor evolución está ligada a la gama de motores, donde todos los bloques reciben una microhibridación con un sistema de 48 voltios de tensión. No obstante, se mantiene una versión del 1.0 TGDI de 120 CV sin ella, al igual que ocurre con el 1.6 Diesel de menor potencia, con el propósito de ofrecer un precio particularmente competitivo, es “desde” que buscan todos los fabricantes y que, en el caso del Hyundai i30. Así ese 1.0 de inyección directa sin los 48 voltios y con el acabado Essence -este nivel no está disponible con ningún otro motor- permite a la marca disponer, con carrocería de cinco puertas, un desde 22.170 euros que, además, puede quedar notablemente disminuido si se restan las campañas promocionales -4.000 para los Diesel y 3.400 para lo motores de gasolina- o las ofertas de financiación y sobrevaloración del coche que se entrega a cambio.

El cambio manual se desactiva del motor y, de ese modo, se circula "a vela", sin consumo alguno. El cambio manual se desactiva del motor y, de ese modo, se circula "a vela", sin consumo alguno.

El cambio manual se desactiva del motor y, de ese modo, se circula "a vela", sin consumo alguno.

Esta tecnología de microhibridación incorporada en los motores de gasolina y Diesel del Hyundai i30 afecta, por tanto, a los 1.0 TGDI de 120 CV, el 1.5 TGDI de 150 CV y el 1.6 CRDi de 136 CV tiene la tarea de ahorrar consumo y emisiones en tanto que, por un lado, puede aportar 12 CV adicionales en determinadas situaciones a través de un generador -la fuerza la aporta a través de una correa con la que se une al motor- y la batería de 48 voltios que se recarga siempre que se esté acelerando.

Hybrid en la trasera y etiqueta cero en el parabrisas: así se diferencian los microhíbridos del i30. Hybrid en la trasera y etiqueta cero en el parabrisas: así se diferencian los microhíbridos del i30.

Hybrid en la trasera y etiqueta cero en el parabrisas: así se diferencian los microhíbridos del i30.

Incluso este sistema permite que, con el nuevo cambio manual de seis velocidades, se contemple la posibilidad de desconectarse del motor cuando no se está acelerando para que el i30 se desplace “a vela”, lo que también redunda en reducción de consumo.

Esta caja manual, que Hyundai llama IMT, transmisión manual inteligente, está disponible para todos los motores en el caso de la berlina y el coupé de cinco puertas, en tanto que no cuenta con ella el 1.6 TGDI de 160 CV cuando se combina con la carrocería Wagon: en este caso, el motor más potente de gasolina sólo se liga al cambio de doble embrague. Cuando éste es alternativa a la caja manual cuesta 1.100 euros.

Así es su conducción

Hemos podido conducir un i30 1.0 TGDI 120 CV con la microhibridación y el acabado N-Line y, la primera conclusión que hemos obtenido es que este coche compacto de Hyundai mantiene inalterado la calidad de rodadura previa al restyling. Se siente sólido, bien asentado sobre el firme pero, a la vez, con razonable capacidad para el bacheo o el paso por guardias tumbados, por ejemplo, sin estridencias. Los bacquets resultan cómodos, sin ser de los que más sujetan lateralmente, y la dirección parece precisa, independientemente de cual sea el modo que seleccionemos de los tres posibles: Eco, Normal o Sport. En ellos también se define el funcionamiento de otros elementos como, por ejemplo, el acelerador e, incluso, hemos detectado que en la unidad probada, para contar con el empuje adicional del generador MHSG era necesario seleccionar el modo Sport: en el resto no se activaba. Nos explican que puede haber varias situaciones (temperatura, carga de batería, etc) por las que eso no ocurra. Cuando el generador empuja en una aceleración lo hace por unos instantes muy breves, como una especie de sobrealimentación adicional que dura unos pocos segundos.

La calidad de rodadura sigue siendo uno de los mejores valores del i30. Ni ajustes de suspensión ni el los del resto de elementos del chasis cambian. La calidad de rodadura sigue siendo uno de los mejores valores del i30. Ni ajustes de suspensión ni el los del resto de elementos del chasis cambian.

La calidad de rodadura sigue siendo uno de los mejores valores del i30. Ni ajustes de suspensión ni el los del resto de elementos del chasis cambian.

En el mismo sentido, no hemos podido constatar el avance en punto muerto que procura el nuevo cambio IMT cuando se desconecta el motor de la transmisión a velocidad constante una vez que se suelta el acelerador y que, en la práctica, apaga el motor: el cuentarrevoluciones se pone a cero. Más adelante pudimos averiguar que sólo se producía cuando el modo seleccionado era Eco.

Hemos podido constatar, también, el excelente funcionamiento del sistema de centrado en el carril, algo que ya venía ocurriendo en el pasado, y que permite que el i30 no se mueva de línea a línea rebotando, como sí ocurre en otros coches.  En todo caso, para quienes no se sientan cómodos usándolo, es fácilmente desactivable desde un botón en el volante, lo que es muy de agradecer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios