A LA VENTA EN AGOSTO

Peugeot Rifter: una alternativa a los monovolúmenes con el sello ‘made in Spain’

  • La firma francesa sustituye el Partner por el nuevo Rifter, un modelo con el que pretende competir con los monovolúmenes y que se fabrica en la planta de Vigo.

Peugeot Rifter: una alternativa a los monovolúmenes con el sello ‘made in Spain’ Peugeot Rifter: una alternativa a los monovolúmenes con el sello ‘made in Spain’

Peugeot Rifter: una alternativa a los monovolúmenes con el sello ‘made in Spain’

Peugeot acaba de iniciar la comercialización del nuevo Peugeot Rifter. Se trata de un nuevo comercial ligero que tiene un enfoque más destinado al transporte de pasajeros, que al de un vehículo de carga.

Este nuevo modelo clave para Peugeot, puesto que es de los más vendidos y para España, puesto que se fabrica en la planta de Vigo. Aunque ya está a la venta, con unos precios que se sitúan entre los 17.800 euros y los 21.220 euros, en realidad no llegará a los concesionarios hasta el mes de agosto.

Un superventas

Dentro del mercado del automóvil, los comerciales ligeros representan una cuota importante del pastel. Cada año, en España, se comercializan cerca de 200.000 vehículos de este tipo. Por tanto, si tenemos en cuenta que se vendieron 1,2 millones de coches en 2017; podemos señalar que se trata de una cifra muy importante.

Además, este mercado está en auge puesto que también mantiene un fuerte crecimiento en los últimos años. Por ejemplo, para 2018, para el presente ejercicio se estima un crecimiento de un 10%, lo que supone unas ventas cercanas a las 220.000 unidades.

Con este modelo Peugeot quiere atacar el segmento de los monovolúmenes. Con este modelo Peugeot quiere atacar el segmento de los monovolúmenes.

Con este modelo Peugeot quiere atacar el segmento de los monovolúmenes.

Dentro de este mercado de comerciales, además, hay dos marcas que tienen un papel predominante. Se trata de Citroën y Peugeot, que entre ambas presentan unas cuotas del 30%.  Ambas cuentan con dos auténticos superventas de la categoría.

Hablamos del Citroën Berlingo y del Peugeot Partner. Ambos se renuevan ahora por completo. Eso sí, mientras que el Berlingo mantiene el nombre, Peugeot ha querido dar un giro radical al Partner.

Entre otras cosas, la marca del león piensa que este tipo de vehículos puede tener una orientación más hacia el ocio y la familia que profesional, es decir de carga. Y por ello, desde Peugeot piensan que el nombre de Partner no era más idóneo.

De ahí que hayan aprovechado la llegada de esta nueva generación para cambiarle de nombre y de orientación. Y así es cómo Peugeot ha llegado al lanzamiento del Rifter, un nuevo comercial ligero que sustituye al Partner y con el que la marca quiere ‘atacar’ en parte al segmento de los monovolúmenes de tamaño medio.

Dos tamaños y cinco y siete asientos

Uno de los aspectos más característicos del nuevo Peugeot Rifter es que está a la venta con dos tamaños: uno largo y otro corto. Asimismo, ambas versiones –la larga y la corta- pueden equipar 5 o 7 plazas.

En el caso de escoger la variante de cinco plazas, se trata de cinco plazas donde tienen cabida cinco adultos, ya que las butacas pueden ser independientes y tener anclajes de isofix. A ello se suma una buena modularidad, ya que los respaldos de los asientos se pueden plegar de forma fácil quedando un sitio plano de carga.

Este nuevo Peugeot estrena el i-cockpit. Este nuevo Peugeot estrena el i-cockpit.

Este nuevo Peugeot estrena el i-cockpit.

En este sentido, la capacidad de carga es otro de los puntos fuertes, pues el Rifter puede ofrecer, según señala Peugeot, hasta775 litros de capacidad de maletero. Esta buena cifra se debe a que el maletero es amplio, pero también a que cuenta con formas regulares y una rueda de repuesto bajo el suelo del mismo.

Además, el acceso al maletero es muy práctico puesto que se realiza por medio de un portón de grandes dimensiones y también por una luneta trasera que se puede abrir y cerrar de forma sencilla.

Al volante

Una vez en dentro con el nuevo Rifter lo primero que llama la atención es su amplitud interior. Se nota el mayor enfoque para el transporte de pasajeros que le ha querido dar Peugeot.

Por tanto, el acceso a las plazas delanteras es muy fácil. Y más sencillo es aún la incorporación a las plazas traseras, gracias a las puertas correderas.

En marcha, se aprecia la eficacia del chasis EMP2, la misma plataforma que equipan otros modelos como el Peugeot 308 o el Peugeot 3008. Aunque también hay que dejar claro que estamos ante un modelo donde lo principal es el confort de marcha y que, en algún momento, lo podamos llevar con carga. De ahí que las suspensiones son algo blandas y busquen principalmente la comodidad de los ocupantes.

Cuenta con tres asientos individuales en la segunda fila. Cuenta con tres asientos individuales en la segunda fila.

Cuenta con tres asientos individuales en la segunda fila.

Llama la atención que un vehículo de estas características equipe el cuadro de instrumentos digital ‘Peugeot i-cockpit’, una de las últimas apuestas de la marca francesa. Se trata de un cuadro de instrumentos que se caracteriza por estar en una posición más elevada que el volante, que está más bajo y tiene un tamaño más pequeño.

Motores de gasolina y diésel

En relación a los motores, nos ha gustado especialmente el funcionamiento del diésel 1.5 BlueHDI de 130 CV con la caja automática de ocho marchas. La combinación de ambos elementos, el motor y el cambio, forman un tándem que se caracteriza por el buen funcionamiento y la eficiencia.

Junto a esta versión diésel, también existen otras variantes menos potentes de gasóleo. Se trata del BlueHDI de 75 CV y el BlueHDI de 100 CV, ambos con caja manual de cinco marchas.

A ellos hay que añadir el gasolina 1.2 PureTech de 110 CV con caja manual de cinco marchas y el PureTech de 130 CV con caja automática de ocho velocidades.

Por último cierra la lista de virtudes de este nuevo modelo el gran número de ayudas a la conducción con el que puede contar. Hablamos de elementos como el sistema de reconocimiento de señales, alerta de atención de conductor, Active Safety Brake, control de estabilidad del remolque, encendido automático de las luces y cámara de marcha atrás, entre otro equipamiento. A ello hay que añadir otros elementos como el sistema Mirror Screen, compatible con Mirror Link, Apple Carplay y Android Auto, mientras que la navegación 3D puede accionarse por voz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios