DISTRIBUCIÓN

Comienza la ‘reactivación’ del automóvil: los concesionarios se preparan para abrir con todas las medidas de seguridad

  • La asociación de concesionarios apuesta por una apertura "ordenada" de los concesionarios a partir del 11 de mayo.

En mayo los concesionarios volverán a abrir sus puertas. En mayo los concesionarios volverán a abrir sus puertas.

En mayo los concesionarios volverán a abrir sus puertas.

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha recomendado a sus asociados que reabran sus negocios a partir del próximo lunes 11 de mayo, siempre que en su provincia se haya declarado la Fase I de la desescalada del confinamiento que ha anunciado el Gobierno.

Tal como ha indicado Faconauto después de reunirse este miércoles con los presidentes de todas sus asociaciones de concesionarios miembro, la distribución oficial apuesta por una apertura "ordenada", en la que se primará la seguridad de sus empleados y clientes, a pesar de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez permitirá reabrir la actividad de los concesionarios a partir del próximo lunes, día 4 de mayo, siempre que los clientes tuviesen cita previa.

"Los concesionarios oficiales abrirán sus puertas siendo espacios cien por cien seguros y libres de Covid-19, ya que aplicarán los protocolos sanitarios más estrictos, en línea con el Protocolo de Protección y Prevención elaborado por Faconauto, Anfac y Sernauto junto a los dos principales sindicatos, UGT y CC.OO.", ha asegurado Faconauto.

Para cumplir con dicho protocolo, los concesionarios han invertido 11 millones de euros con los que se han aprovisionado de los equipos de protección individual y de los procedimientos adecuados para desinfectar sus instalaciones.

La Federación ha señalado el "compromiso" de la red desde la declaración del estado de alarma, al haber mantenido un servicio de urgencia, que estará operativo hasta el día 11 de mayo, y que ha dado soporte a los clientes y sectores "clave" durante la crisis del coronavirus. Desde el pasado 14 de mayo, los concesionarios han atendido más de 150.000 urgencias, según datos de Faconauto.

Renovación del parque

Por su parte, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) solicitará al Gobierno un plan de achatarramiento del parque automovilístico español con una dotación presupuestaria de al menos 400 millones de euros y que englobe a vehículos de todas las tecnologías.

Según confirmaron a Europa Press fuentes de la junta directiva de la organización, este denominado Plan Moves plus deberá contar con un presupuesto de "al menos" 400 millones de euros y, además de impulsar la matriculación de vehículos eléctricos, tendrá que recoger también otras tecnologías como los modelos diésel o de gasolina.

Este programa de renovación del parque estará orientado a sustituir los vehículos antiguos que circulan por las carreteras españolas, más contaminantes y menos seguros, por otros nuevos más eficientes y con mayor equipamiento de seguridad.

Dicha propuesta se la trasladarán los representantes de Anfac al Ejecutivo en la reunión que mantendrán la semana próxima con las ministras de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, y para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, junto con las asociaciones de concesionarios (Faconauto), vendedores (Ganvam) y de proveedores (Sernauto).

En este encuentro, en la que participarán por parte de Anfac el presidente de la asociación, José Vicente de los Mozos, y el director general, José López-Tafall, también se presentarán otras medidas recogidas en el plan de choque orientado a mantener la competitividad del sector del automóvil en España y a asegurar su viabilidad en el futuro.

Así, desde Anfac también defienden la puesta en marcha de una nueva fiscalidad para el automóvil, enfocada al uso y no a la compra, por lo que esto supondría la supresión del impuesto de matriculación. En términos tributarios, la organización también pedirá al Ejecutivo que los vehículos eléctricos no paguen IVA.

Estas propuestas de Anfac al Gobierno se enmarcan en un contexto de crisis motivada por el coronavirus, que se suma a los retos particulares a los que se enfrenta la automoción derivados de las nuevas normativas de emisiones y de cambios en los hábitos de los consumidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios