Ventas

Las ventas de febrero consolidan la caída del mercado

  • La caída del mercado en el mes de febrero consolida el hundimiento de las ventas, con una reducción de dos dígitos en la mayoría de los segmentos. Turismos y SUV caen un 38,4 por ciento. El acumulado del año registra un 44.6 por ciento respecto a 2020.

Las ventas de febrero consolidan la caída del mercado Las ventas de febrero consolidan la caída del mercado

Las ventas de febrero consolidan la caída del mercado

Las matriculaciones de vehículos se hunden en los dos primeros meses del año, en concreto, en turismos y SUV con una fuerte caída de un 38,4 por ciento en febrero, hasta las 58.279 unidades con los mismos días laborables en febrero de 2020 y 2021. El acumulado del año registra una caída del 44,6 por ciento, hasta las 100.242 unidades respecto al 2020 en los meses prepandemia.

Estas caídas tienen especial impacto en el canal de ventas a particulares que, desde 1996, tiene menor volumen de ventas que el de empresas con 23.154 unidades respecto a 26.111.

El de los comerciales cae con un 17,6 por ciento de ventas menos que en 2020, siendo especialmente afectados los comerciales ligeros, con un 19,8 por ciento. Los derivados de turismos, sin embargo, crecen hasta un 75,9 por ciento, pero con un volumen total de ventas poco significativo: 51 unidades. En el acumulado del año este segmento cae un 23,9 por ciento.

Sólo los modelos de mayor tonelaje experimentan subidas en las ventas durante el mes recién terminado. Sólo los modelos de mayor tonelaje experimentan subidas en las ventas durante el mes recién terminado.

Sólo los modelos de mayor tonelaje experimentan subidas en las ventas durante el mes recién terminado.

Por su parte, industriales, autobuses, autocares y microbuses suben un 3,1 por ciento en sus ventas en febrero, con 2.002 unidades entregadas.

Valoraciones desde el sector

Para Noemí Navas, directora de comunicación de ANFAC, “estos datos confirman que se agrava la tormenta perfecta sobre las matriculaciones de vehículos. La conjunción de la tercera ola de la pandemia, la mala coyuntura económica y la caída de la confianza de los consumidores sumados al fin del plan RENOVE y la subida del Impuesto de Matriculación está teniendo un impacto muy negativo en las ventas”.

Por su parte, desde la patronal de los concesionarios, FACONATO, y a través de su director de comunicación, Raúl Morales, se valora que “el tráfico de exposición en los concesionarios está cayendo un 50 por ciento respecto a los datos del año pasado, lo que indica que estamos en lo peor de la crisis para nosotros y, lo que es más preocupante, que el primer semestre del ejercicio se puede perder si no hay un cambio radical de la situación”.

Su homóloga de GANVAM, Tania Puche, indicó que “el arranque de la campaña de vacunación no ha tenido impacto en la confianza de los consumidores y, por tanto, las compras de particulares, que al final son las que indican la salud del mercado, están desplomadas. Además, con el parón de la actividad turística, las empresas alquiladoras no renuevan flota y como sus compras tienen mucho peso en nuestro mix de mercado, lastran las matriculaciones. Esta situación compromete el mantenimiento del empleo que solo en la parte de la distribución da trabajo a alrededor de 350.000 personas”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios