MERCADO

Volkswagen pide una transición ordenada hacia el coche eléctrico

  • El grupo alemán matriculó cerca de 200.000 coches en España, lo que supone una disminución del 5,6% respecto a 2018.

Volkswagen pide una transición ordenada hacia el coche eléctrico Volkswagen pide una transición ordenada hacia el coche eléctrico

Volkswagen pide una transición ordenada hacia el coche eléctrico

Volkswagen Group España Distribución (VGED) matriculó cerca de 195.000 vehículos en España durante el pasado ejercicio, lo que representa una disminución del 5,6% en comparación con el volumen contabilizado durante 2018, según anunció este jueves el presidente de la compañía, Francisco Pérez Botello.

En un encuentro con la prensa, el directivo señaló que este volumen comercial registrado el ejercicio pasado en España se traduce en el tercer mayor registro de la historia de la entidad y solo superado por las cifras de 2018 y 2017. En todo el mundo, el consorcio entregó unos 11 millones de vehículos, de los que cerca de 140.000 fueron vehículos eléctricos.

"Nos hemos comportado más o menos como el mercado, pero hemos sido capaces de mantener nuestros niveles de facturación y hemos mejorado nuestros márgenes operativos", apuntó, al tiempo que afirmó que el negocio de posventa de la compañía en el mercado español cerró 2019 con un incremento el 4% en su cifra de negocio.

En esta línea, aseguró que el pasado ejercicio marcó "un cambio de tendencia" en el mercado nacional después de cinco años consecutivos de crecimiento y afirmó que 2019 para Volkswagen Group España representó un año "de transición", con una gran ofensiva de vehículos eléctricos y de nuevos modelos de combustión "altamente eficientes".

Por firmas, Volkswagen matriculó 94.329 unidades en 2019, mientras que Audi entregó más de 51.000 unidades. Además, el volumen comercial de Skoda rozó las 30.000 unidades y Volkswagen Vehículos Comerciales cerró el año con un récord de ventas al superar las 20.000 unidades por primera vez en su historia.

Movilidad eléctrica

Por otro lado, el máximo responsable de Volkswagen Group España Distribución resaltó la necesidad de poner en marcha medidas "a corto, medio y largo plazo" para renovar el parque automovilístico español y llevar a cabo "una transición ordenada" hacia la movilidad eléctrica.

Para lograr este objetivo, Pérez Botello demandó que se declaren "de utilidad pública" los puntos de recarga de alta potencia, lo que permitirá la expansión en España de la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos.

Así, resaltó que estos puntos deben instalarse en autopistas y autovías y puntualizó que esta medida no tiene ningún coste para las arcas del Estado y serviría para agilizar el despliegue de la infraestructura de carga pública, al reducirse desde los ocho o diez actuales a solo uno los trámites administrativos para poner en marcha estas instalaciones.

Entre las iniciativas que defiende el directivo también se encuentra la eliminación del IVA para los vehículos eléctricos, así como el impulso "a corto plazo" de una renovación del parque móvil en España, que es uno de los más antiguos de Europa, para lo que demandó la implementación de un plan de ayudas a la renovación del parque antiguo por otros modelos con motores de combustión eficientes.

"La respuesta más inmediata a la situación de emergencia climática es renovar el parque con vehículos de combustión Euro 6 de bajas emisiones a través de un nuevo plan de renovación", afirmó el presidente de la compañía y señaló que las personas que conducen un coche antiguo "no lo hacen por gusto", sino porque no puede comprarse uno nuevo.

"La antigüedad se ataca con una fiscalidad que penalice esa antigüedad y también con unos incentivos que ayuden a renovar los coches viejos", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios