Mundial de MotoGP

Márquez echa el pie a tierra y Quartararo no rueda en el test de Jerez

  • El español, magullado tras la caída en el FP3 del sábado, apenas da siete vueltas y el francés descansa por los problemas físicos que le hicieron perder la carrera

  • Maverick Viñales logra el mejor tiempo en sus 101 giros al trazado, el equivalente a cuatro grandes premios

Los rugidos de los motores de MotoGP no se apagaron con la conclusión del Gran Premio de España de Motociclismo que se llevó el australiano Jack Miller. Los pilotos de la categoría principal del campeonato volvieron ayer a rodar sobre el asfalto del Circuito de Jerez-Ángel Nieto en una jornada de test oficial en la que los equipos aprovecharon el tiempo para probar nuevos paquetes y mejoras en las monturas de esta temporada.

No obstante, no todos salieron a la pista jerezana. Fabio Quartararo y Yamaha declinaron rodar debido a los problemas físicos del francés, sobrevenidos durante el fin de semana y que se acentuaron en la carrera del domingo, hasta tal punto que 'El Diablo' pasó de liderar la prueba con solvencia a ir perdiendo posiciones una tras otra hasta la 13ª plaza.

Apenas rodó también Marc Márquez -sólo siete vueltas-, aquejado de bastantes dolores en la parte derecha del cuerpo, sin duda magullado por la terrible caída que sufrió en la curva 7 del Circuito durante el FP3 del sábado y que incluso le obligó a desplazarse a la ciudad para realizarse un TAC craneocervical en el Hospital HLA Jerez Puertas del Sur.

El de Cervera explicaba posteriormente que "he intentado hacer unas vueltas para probar lo prioritario, pero no he podido pilotar a un nivel aceptable para entender cosas". Es decir, la moto sigue llevándole a él en lugar de él a la moto. "Me quedo con que las sensaciones del fin semana fueron mejores que en Portimao. Es la situación que tenemos ahora, paciencia, un poquito más, cada vez me estoy sintiendo mejor y a ver si en Le Mans podemos dar un paso más a nivel de confianza y a nivel de sensaciones con la moto", explicó.

El más rápido de la sesión fue Maverick Viñales, con un tiempo de 1:36.879 que le hubiera valido para salir desde la cuarta plaza en el GP de España. El de Yamaha fue además el piloto que más tiempo estuvo en pista, con un total de 101 vueltas al trazado jerezano, el equivalente a cuatro grandes premios.

Pecco Bagnaia se va de Jerez con el liderato de MotoGP bajo el brazo. Pecco Bagnaia se va de Jerez con el liderato de MotoGP bajo el brazo.

Pecco Bagnaia se va de Jerez con el liderato de MotoGP bajo el brazo. / Álvaro Rivero / Circuito de Jerez

Las dos Suzuki marcaron el segundo y tercer mejor crono de la jornada, con Álex Rins unas décimas por encima de su compañero y actual campeón Joan Mir. Ambos pilotos probaron el motor que montará la Suzuki en 2022 y Rins visitará esta semana una clínica médica para pasar revisión de su hombro derecho, el que se lesionó en Jerez en 2020, ya que tras la caída en el FP4 del sábado ha vuelto a sentir molestias.

La primera Honda fue la del japonés Takaaki Nakagami, con el cuarto crono del día -también acabó cuarto en el GP- y en algún momento de la jornada todos los pilotos de la fábrica nipona lucieron carenados negros probando piezas para futuras carreras.

Por su parte, Johann Zarco situó a la Ducati por delante de las oficiales de Pecco Bagnaia y Jack Miller, de resaca tras el histórico doblete en Jerez. El ganador el domingo se tomó la jornada con tranquilidad, dando 44 giros al Circuito.

En KTM, Brad Binder y Miguel Oliveira probaron dos carenados distintos, según informó Simon Cafar, mientras que Aleix Espargaró ponía fin a su jornada tras doce vueltas y una caída.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios